1º de Mayo libre de golpes

En un año clave para el presupuesto se esperaba que el PIT-CNT hiciera reclamos al gobierno pero priorizó lanzar sugerencias y hacer un llamado a la paz internacional
Tiempo de concretar fue la consigna que el PIT-CNT eligió este año para enmarcar su discurso reivindicativo durante el acto del 1º de mayo, en el que la central de trabajadores buscaría enfatizar los temas que, a su entender, aún siguen pendientes de concreción. Sin embargo, pese al espíritu de la consigna y el estilo crítico que suele tener este evento, los discursos pronunciados ayer por los dirigentes sindicales poco ahondaron en cuestionamientos o reproches al gobierno. Por el contrario, abundaron en sugerencias y un llamado a la paz internacional.

Cercano al mediodía, los integrantes del Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT esperaban dar inicio al acto sobre un escenario en la plaza Mártires de Chicago, frente a un público notoriamente menor -en comparación a años anteriores- entre los que se encontraban el vicepresidente Raúl Sendic, el prosecretario de Presidencia, Juan Andrés Roballo, y el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, como representantes del gobierno. Para esta ocasión, ni el presidente ni el secretario general del PIT-CNT fueron oradores. Por el contrario, la central sindical escogió a tres dirigentes con menos notoriedad pública, priorizando la presencia femenina.

Una de las oradoras fue la secretaria general de la Federación Uruguaya de Magisterio (FUM), Elbia Pereira, de quien se esperaba una firme reivindicación del 6% del Producto Interno Bruto (PIB) para la educación en el marco de la Rendición de Cuentas. Si bien este pedido estuvo, lo cierto es que Pereira no lo abordó sino hacia la segunda mitad de su discurso, luego de hablar de la defensa de la igualdad de género y felicitar al Senado por la aprobación del proyecto de ley que tipifica el femicidio como agravante del homicidio. "Es un gran avance. No es menor que todo el sistema político acompañe esa iniciativa", sostuvo Pereira.

"El gobierno nacional tendrá que elegir si construye más escuelas o plazas carcelarias", dijo Elbia Pereira

Cuando finalmente llegó el momento de referirse a la educación, Pereira optó por poner énfasis en la enseñanza "de calidad" como el camino para prevenir el futuro de la seguridad pública y no en mejoras salariales para los docentes. "El gobierno nacional tendrá que elegir si construye más escuelas, más centros educativos y los dota de lo necesario, o plazas carcelarias. Esa es la disyuntiva", expresó.

Al pasar agregó que es necesario "aumentar los salarios en forma general", pero aclaró que esto "no es solamente por salarios" sino por "los niños, adolescentes, jóvenes y adultos" de sectores más vulnerados. "No vamos a enfrascarnos en un debate de cuánto sería necesario que cobráramos los maestros funcionarios o profesores. El centro de la discusión en términos económicos debería ser más educación pública de calidad y menos cárceles", indicó.

Pereira fue seguida por Fernanda Aguirre, dirigente del Sindicato Único Gastronómico Hotelero (SUGHU) y secretaria de derechos humanos y políticas sociales del PIT-CNT, quien comenzó hablando sobre la situación internacional. "Estados Unidos trata de promover la guerra en el planeta. Hoy como siempre los trabajadores organizados, los oprimidos, tenemos que defender la autodeterminación de los pueblos, la no injerencia y la paz. Cosa que la OEA y su secretario general (Luis) Almagro vienen torpedeando", expresó.

Ni el presidente ni el secretario general del PIT-CNT fueron oradores. Por el contrario, la central sindical escogió a tres dirigentes con menos notoriedad pública, priorizando la presencia femenina.

En su discurso, Aguirre se dirigió al gobierno recién en el marco de su pedido por verdad y justicia de los crímenes de lesa humanidad. Fue ahí que pidió que se reforme la ley 18.033 para que las víctimas del terrorismo de Estado no tengan que "optar entre jubilarse o ser reparados por los tormentos que pasaron". "Esperamos que esto esté en proceso, que Andrés (Roballo) te haya llegado la recomendación del grupo de trabajo y que concretemos esta necesidad lo antes posible", expresó hablándole al prosecretario de la Presidencia.

Asimismo, hizo referencia a la caja militar y opinó que "hay que emparejar" la jubilación de los militares con la de los demás trabajadores. "Hace 32 años de la apertura democrática y no se ha rozado el privilegio militar (...) estamos subvencionando 400 millones de dólares. Seguro que en la educación y en la salud estarían mucho mejor invertidos", agregó.

El último en tomar la palabra fue el dirigente del Sindicato Único de Telecomunicaciones (Sutel) y secretario de propaganda del PIT-CNT, Gabriel Molina, quien sostuvo que "en base a los grandes cambios que en este país existieron a partir del 2005 a la fecha" es momento de "construir avances". Pero luego de decir esto, Molina volvió a hablar de la situación internacional, criticando la destitución de Dilma Rousseff, la actitud de la OEA hacia Venezuela y la intervención de Estados Unidos en América Latina.

"Vamos a defender en la calle la negociación colectiva y el derecho a huelga ante la OIT", señaló Gabriel Molina

Respecto al contexto nacional, Molina se refirió al plan de obras que el gobierno anunció con fondos privados y dijo que en dos años "los avances de esta inversión han sido muy escasos", por lo que "propuso" que se "aceleren los procesos de inversión pública comprometidos" y se oriente para el "fortalecimiento" de las empresas públicas.

Por otro lado, rechazó la queja que las cámaras empresariales quieren presentar ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y dijo que el PIT-CNT "defenderá en la calle" la negociación colectiva como herramienta para mejorar el salario de los trabajadores y el "legítimo" derecho a huelga ante la OIT. En ese sentido, Molina también planteó necesario "avanzar en algunas medidas que permitan superar la precarización de un amplio sector de trabajadores" que gana menos de $ 15 mil, por lo que sostuvo que si el gobierno aumenta el salario también bajará la inflación.

Populares de la sección

Acerca del autor