10 hipótesis de lo que sucederá en Game of Thrones 4

Apenas finalizada la tercera temporada ya se abren las nuevas incógnitas y sólo existe una seguridad: nadie está a salvo

Todo puede pasar en Game of Thrones. Nadie está a salvo aunque hay un par de personajes que probablemente le costarían a George R. R. Martin –autor de las novelas en que se basa la serie– un poco más que los mails enfurecidos que asegura haber recibido de fanáticos en shock. Partiendo de esa base y desconociendo lo que dicen los libros siguientes a Tormenta de espadas, la última novela en adaptarse a la pantalla, aquí se presentan 10 hipótesis de lo que podría pasar en el futuro con la serie de televisión más brutal, despiadada, divertida y entretenida de los últimos tiempos.

1) Daenerys Targaryen regresa triunfal: la joven platinada es el único personaje principal situado fuera del continente de Poniente –donde transcurren los hechos importantes– y la que ha transitado el camino más parecido al del viaje del héroe, el concepto del autor Joseph Campbell que puede encontrarse de una u otra manera en casi todas las historias. Desde el fondo más bajo en que estaba cuando comenzó la primera temporada hasta su presente, en el que se dedica a conquistar una ciudad tras otra acompañada por sus tres dragones, Daenerys es la principal candidata a ganar el juego de tronos que da título a la serie.

2) Jon Snow se convierte en rey: el honorable, serio y querible Jon difícilmente pueda alcanzar un puesto de poder dada su condición de bastardo, pero de seguro tiene las capacidades para gobernar el reino mejor que el actual rey Joffrey.

3) Tyrion Lannister es ascendido a rey: el usualmente borracho enano, y aun así muy inteligente, es de los personajes más entretenidos y queridos de la serie, pero ha recibido un golpe tras otro en las últimas temporadas, por más que es el principal responsable de que la capital del reino siga en pie. Alcanzar el trono sería una buena recompensa para él.

4) Arya Stark tiene su venganza: la niña siempre fue heroica, pero desde la muerte de su padre en la primera temporada se ha endurecido progresivamente. Su venganza sería más bienvenida que la de su medio hermano Jon Snow, ya que ha sufrido incluso más que él. Arya tiene una lista de personajes a los que les desea la muerte: quizá sus deseos se hagan realidad.

5) Bran Stark vuelve convertido en hechicero para reclamar su poder: el hermano pequeño de Arya, lisiado en el primer año, descubrió en esta temporada que posee ciertas habilidades paranormales que no vendrían mal a la hora de gobernar.

6) Stannis Baratheon recupera el trono para su familia: el verdadero sucesor del fallecido rey Robert, su hermano mayor Stannis, es demasiado serio y está controlado por su amante Melisandre, una hechicera de enorme poder. Su llegada al trono es tan justa como preocupante.

7) Theon Greyjoy escapa y regresa convertido en héroe: es uno de los personajes más complicados del show, un traidor sanguinario que, sin embargo, nunca fue verdaderamente malo y que ha sufrido lo suficiente como para pagar sus deudas 10 veces. Un retorno heroico suena difícil y, con la mala suerte del personaje, quizá le saliera al revés.

8) Joffrey se queda en el poder: el personaje más desagradable de una serie que supo incluir asesinos de bebés. Su lugar es cualquier otro menos el trono.

9) Ramsay y Roose Bolton se convierten en los grandes villanos: Roose es el frío y calculador traidor a Robb Stark –hermano mayor de Arya y Bran– y Ramsay es su hijo torturador, cruel y sádico. Lo suficientemente cruel y sádico para destacar en una tierra llena de sádicos crueles.

10) Los caminantes blancos –lisa y llanamente zombis– destruyen el reino:  potencialmente genial y a la vez estúpidamente decepcionante cruza entre Game of Thrones y The Walking Dead.


Fuente: Gastón González

Comentarios