A días del congreso comunista, los líderes, discursos y relación con el gobierno

El futuro posicionamiento político del PCU estará marcado por el órgano máximo de resolución
Aunque en el Partido Comunista de Uruguay (PCU) existen distintas corrientes, los camaradas orientales profesan lo que denominan "democracia avanzada", y militan con el convencimiento de que, en medio del agotamiento del modelo capitalista, están en el camino al socialismo.

El discurso levanta como postulados principales fomentar la solidaridad en la sociedad y ampliar los derechos de las personas. Pero, como en todo grupo político, hay matices.

El futuro posicionamiento político del PCU estará marcado por su Congreso, el órgano máximo de resolución del sector, que se reunirá el 2, 3 y 4 de junio en el club Platense. Allí los dirigentes y delegados elegirán el Comité Central, un órgano representativo que luego definirá la secretaría general. Dentro de la agrupación hay quienes creen que es posible, a largo plazo, construir una sociedad en comunidad bajo postulados del comunismo tradicional. Sin embargo, otros hablan más de un comunismo a la uruguaya. Estos últimos advierten como algo imposible, por ejemplo, que en Uruguay se instaure un sistema de partido único, y aseguran que de lo que se trata es de pelear desde su lugar político por mayor inclusión.

Las corrientes

Para un comunista una de las cosas más importantes es ser disciplinado en relación con las resoluciones partidarias. El documento base del Congreso reconoce debilidades internas en la organización pero, justamente, se propone que el nuevo secretario general busque recomponer la orgánica.

El Partido Comunista tiene tradicionalmente dos alas: una más vinculada a lo partidario, más precisamente al Frente Amplio, y otra sindical. Varios dirigentes consultados asumen como un hecho que como el histórico líder Rodney Arismendi no habrá otro igual y, en ese contexto, surgen en la actualidad distintos liderazgos (ver perfiles).

En el ala política, uno de los dirigentes de más peso por estos días es el representante comunista en el Secretariado Ejecutivo del Frente Amplio, Daniel Marsiglia. El actual secretario general del PCU, Eduardo Lorier, es otro de los dirigentes que, conocido por su trayectoria en el Senado, también integra la línea ortodoxa.

Dentro del movimiento obrero hay dos líderes: el secretario general del PIT-CNT, Marcelo Abdala, de los metalúrgicos, y Oscar Andrade, que lidera el sindicato de la construcción.


¿Qué peso tienen los comunistas hoy?

Además, en el medio de las dos corrientes, aparece Juan Castillo, el actual director nacional de Trabajo y un histórico en el PIT-CNT.

En términos generales, Castillo y Abdala son vistos en el Frente Amplio con perfiles más componedores, mientras Marsiglia y Andrade pueden ser, de cierto modo, más duros.

A todo esto, también se debe tener en cuenta el debate presentado por los comunistas sobre si el secretario general es un cargo de dedicación exclusiva.

Las cartas están sobre la mesa pero bastante entreveradas.

Más allá de los liderazgos, los comunistas consultados tampoco descartaron que se dé paso a la conformación de una secretaría general compartida o que Lorier continúe en el cargo en caso de que no haya consenso.

El gobierno y el Frente

Más allá de lo que resuelva el Congreso del PCU y de que insisten en el Parlamento con cambios tributarios, dirigentes del Frente Amplio consultados por El Observador descartaron que las resoluciones de esa instancia puedan ser un dolor de cabeza para el presidente Tabaré Vázquez.

Si bien, como es tradicional, aumentará la conflictividad en la previa de la Rendición de Cuentas, las fuentes entienden que Vázquez está en armonía con los comunistas.

Un ejemplo señalado para demostrar esa situación fue lo sucedido con los problemas de relacionamiento con el gobierno de Venezuela, cuando el PCU criticó al canciller, Rodolfo Nin Novoa, pero siempre hizo la salvedad de que apoyaban al presidente Vázquez.
Lea también: Sectores del FA impidieron emitir una declaración de apoyo a Venezuela promovida por comunistas

La cosa no parece tan clara en el relacionamiento de los comunistas dentro de la orgánica del Frente Amplio, donde hay un distanciamiento con Miranda. El Partido Comunista es el segundo sector con más peso en el Plenario Nacional con 17 de los 85 delegados de la coalición y además tiene gran ascendencia en las bases.

El Observador consultó a dirigentes comunistas sobre si eso podría inclinar la balanza de eventuales votaciones. Ellos afirman que desde sus inicios optan por la unidad en lugar de la aplanadora, y repiten una y otra vez la palabra síntesis.

Pese a que todavía faltan definiciones hay algo sobre lo que todos están de acuerdo: si los comunistas logran salir unidos de su congreso, eso será una buena cosa para el Frente Amplio.

Presupuesto y alquileres en agenda

En el corto plazo, los principales dirigentes comunistas, tanto en la orgánica del partido como en el movimiento sindical, presionarán al gobierno en el marco de la Rendición de Cuentas para aumentar el presupuesto en áreas como la educación, la salud, las obras públicas y el sistema de cuidados. Además, impulsan cambios tributarios para aumentar el Impuesto a las Rentas de las Actividades Económicas.

La agenda de futuro tiene como puntos principales la regulación del precio de los alquileres, la creación de un fondo de garantía a los créditos patronales en caso de insolvencia patronal y leyes para incrementar la inserción laboral de los discapacitados.

Además de los avances salariales, los comunistas destacan las reformas sobre derechos del gobierno de José Mujica (2010-2015), como la despenalización del aborto y el matrimonio entre personas del mismo sexo. En ese período también fue votada la ley que habilita a encarcelar empresarios en casos de accidentes laborales.

Perfiles

Daniel Marsiglia

Daniel Marsiglia
  • Integra el Secretariado Ejecutivo del FA
  • Referente en la orgánica
Lidera la línea tradicional y mantiene diferencias con el presidente del Frente Amplio, Javier Miranda, que en 2016 le bajó el pulgar para ser uno de sus vicepresidentes. Dirigentes destacan su ascendencia sobre la orgánica pero advierten que tiene escasa visibilidad en la opinión pública.

Eduardo Lorier

Eduardo Lorier
  • Secretario General del Partido Comunista
  • Exsenador
El actual secretario general del Partido Comunista es ingeniero agrónomo y fue senador entre 2005 y 2015. Es uno de los referentes de la línea ortodoxa y, según dirigentes consultados, tiene capacidad para tender puentes con el ala sindical de la agrupación.

Marcelo Abdala

Marcelo Abdala
  • Secretario General del Pit-Cnt
  • Líder de la Untmra
El secretario general del PIT-CNT heredó ese cargo luego de la salida de la dirección sindical del también comunista Juan Castillo. El empleado metalúrgico se mueve entre el diálogo con el gobierno del Frente Amplio y los reclamos sindicales.

Oscar Andrade

Oscar Andrade
  • Secretario general del Sunca
  • Exdiputado
El líder del Sunca comenzó el período como diputado pero luego dejó su banca para volver al sindicato de la construcción y apuntalarlo. Dirigentes comunistas consultados destacan la capacidad de liderazgo y la oratoria de Andrade, pero le reprochan por lo bajo su personalismo.

Juan Castillo

Juan castillo
  • Director Nacional de Trabajo
  • Histórico del Pit-Cnt
En el medio de las dos corrientes, el histórico referente sindical no se ve en el cargo de secretario general aunque hubo integrantes del PCU que se lo ofrecieron. Sin embargo, tampoco lo descarta en caso de que no surja ninguna opción clara en los debates internos.


Populares de la sección