A la vera del río

Paz, tranquilidad, paisajes sacados de una postal y una cordialidad abrumadora son algunas de las cosas que pueden encontrarse en los pueblos y ciudades que componen el Corredor de los Pájaros Pintados. Una franja territorial que abarca casi todo el litoral del país y que sorprende por su belleza

Por Andrea Sallé Onetto

El Corredor de los Pájaros Pintados es un proyecto impulsado por el Ministerio de Turismo (Mintur) junto al BID que nuclea a los departamentos de Artigas, Salto, Paysandú, Río Negro y Soriano con la finalidad de promover el desarrollo turístico tanto en las capitales departamentales como en las pequeñas localidades. "La idea es trabajar sobre los productos o servicios turísticos y enredarlos, ponerlos en vínculo unos con otros para generar trabajo a través del turismo", explica Karina Fortete, integrante del Programa de Apoyo al Sector Turístico Mintur/BID. En ese marco, intendencias, centros MEC, alcaldías, ministerios, prefectura, hidrografía y otras instituciones públicas trabajan en conjunto con grupos locales de turismo, compuestos por emprendedores y gente afín al proyecto que quieren que las localidades se desarrollen. "Ese grupo lo que hace es intentar coordinar la oferta y hacer una promoción conjunta. Después nosotros trabajamos con cada emprendedor para intentar que el producto se cualifique cada vez más. También buscamos que llegue la demanda, pero la demanda exige calidad", señala Karina.

El circuito que abarca el Corredor propone actividades para todos los gustos: desde visitas guiadas por los centros históricos hasta senderismo por las áreas naturales protegidas. El turismo náutico y el termal son dos de los puntos fuertes y una actividad pintoresca para quienes viven sumergidos en la rutina de la capital.

Para este año, el Mintur apunta a que los turistas que visitan las atracciones ya conocidas del litoral, también se acerquen a conocer los pueblos cercanos, que poseen su propio encanto. "Trabajamos con agencias de viaje para que incluyan las localidades a las ofertas que tienen. Apostamos mucho a la idea de corredor turístico. Que el que venga a Mercedes pase por Villa Soriano y que sepa que Río Negro está ahí nomás y que desde ahí puede seguir subiendo", aclara Karina. El gran diferencial del Corredor es que propone un turismo de experiencias, donde el visitante se involucra en las actividades, que pueden ser desde participar de un taller de artesanía local hasta animarse a remar, hacer quesos o adentrarse en un bosque nativo. Aquellos turistas curiosos y aventureros pueden estar seguros de que planificar un viaje que abarque el Corredor de los Pájaros Pintados de punta a punta vale la pena, porque cada pueblo, cada isla, cada rincón es distinto del anterior.

Villa Santo Domingo Soriano

Esta pequeña villa fundada en 1624, constituye el asentamiento europeo más antiguo en territorio uruguayo. Su postal más representativa es la del muelle con sus farolitos a ambos lados y sus aguas tranquilas de fondo. Declarada Monumento Histórico Nacional, ofrece varias actividades a los viajeros: paseos en bote, elaboración de artesanías con arcilla extraída de la zona, visita al museo Maeso, la Capilla y un recorrido por los murales que decoran fachadas del pueblo. Como típico pueblo de pescadores, ofrece degustar los pescados de río y las deliciosas empanadas caseras en la cafetería de la Estación Fluvial con vista al muelle.

Mercedes

La capital del departamento de Soriano ofrece una amplia oferta de actividades náuticas y culturales. Algunos de los sitios que se pueden visitar son: el exedificio de la Sociedad Italiana, la pinacoteca Eusebio Giménez, el museo Paleontológico, la Casa Municipal de Cultura y Casapuerta, el principal centro de artesanías de la región. A tan solo 20 km del puerto de la ciudad se encuentran los senderos del Hum, una excelente propuesta para apreciar la exuberante naturaleza que ofrece el Río Negro, donde puede combinarse navegación con senderismo. A bordo del catamarán Soriano I, mientras se navega por un escenario natural único, puede disfrutarse de los platos ganadores del evento gastronómico Soriano Cocina, así como los productos caseros de la Unidad Cooperaria Cololó.

Fray Bentos

Capital del departamento de Río Negro, Fray Bentos es reconocida por albergar uno de los sitios Patrimonio Mundial de la UNESCO: Sistema Patrimonial Industrial Liebig's. Comúnmente llamado El Anglo, el complejo cuenta con diversas instalaciones que invitan a disfrutar de un recorrido en el tiempo y la historia de la ciudad. El Museo de la Revolución Industrial, la Casa Grande, la Sala de Máquinas y el Barrio del Anglo, son algunas de las visitas obligadas por estos pagos, además de la degustación del famoso Corned Beef.

Nuevo Berlín

CITY 02

Enmarcado por el Parque Nacional Esteros de Farrapos e Islas del Río Uruguay, Nuevo Berlín es un pueblo con encanto que invita a disfrutar de una diversidad de actividades, como participar del proceso de producción de la miel isleña, realizar senderismo en sus islas y paseos por el río, practicar la pesca deportiva, visitar los íconos culturales y disfrutar de la historia oral relatada por sus pobladores. Un paseo imperdible es el sendero turístico La Yeguada, que ofrece una bella travesía donde se aprecian las especies de flora y fauna nativas de la zona y los hallazgos arqueológicos de los pueblos originarios que allí se asentaron.

San Javier

Este pintoresco pueblo fundado por inmigrantes rusos aun conserva algunas de sus tradiciones originales. Es la puerta de entrada al Parque Nacional Esteros de Farrapos e Islas del Río Uruguay, área natural que puede ser recorrida a través de un sendero ecoturístico que nace en el balneario Puerto Viejo. En honor a sus orígenes rusos, San Javier ofrece la posibilidad de degustar bebidas y platos típicos de la colectividad como shaslik (cordero macerado y asado), pirashkys (empanaditas de repollo y boñato), piroj (simil pastafrola de dulce de zapallo), kwas (licor de miel) y otras expresiones de la cocina tradicional.

Paysandú

Museos, edificios patrimoniales y una importante vida cultural, además de una bella rambla con vista a las islas y atardeceres inigualables en la costa del río Uruguay hacen de la ciudad de Paysandú un destino deseable. La principal actividad turística está centrada en las termas, aunque en los últimos años también ha surgido una gran oferta de ecoturismo y turismo aventura. Ningún turista puede irse de la ciudad sin probar el popular postre chajá, creado en 1927 por Orlando Castellano en la confitería Las Familias.

Salto

Para quienes buscan variedad de opciones recreativas, Salto es un destino ideal que ofrece desde propuestas para el descanso y el relax, hasta experiencias turísticas de aventura. Es otro de los destinos termales por excelencia, donde destaca Acuamanía, el primer parque acuático con aguas termales de Sudamérica. Salto también es conocida por ser la cuna del vino Tannat, dado que allí se instaló la primera bodega comercial del país; así como por tener las naranjas más jugosas de Latinoamérica. Una de las visitas obligadas es a la represa hidroeléctrica Salto Grande, la más grande del país.

Belén

Ubicado a tan sólo 30 minutos de las termas del Arapey, se encuentra Belén, antiguo pueblo rural. El parque Gabinito es uno de los sitios de paso obligado, ideal para el descanso y para el desarrollo de actividades náuticas, cabalgatas y paseos en bicicleta. Belén invita a conocer la tradición gauchesca local, disfrutar de las auténticas cuadreras de caballos, recorrer las calles del pueblo con sus antiguas casas, chacras, murales y la pintoresca iglesia, y elaborar artesanías de la mano de artesanos locales.

Bella Unión

Ubicada en la triple frontera con Argentina y Brasil, el lugar conjuga la posibilidad de conocer el Área de Protección Ambiental Rincón de Franquía (con una serie de circuitos por tierra y desde el río) y la posibilidad de realizar compras en los variados free shops de la localidad.

Una actividad imperdible es el Carnaval de Bella Unión en el mes de febrero, cuando durante 5 noches desfilan comparsas al ritmo de sambas, con gran influencia brasilera pero con la particularidad de que las letras son cantadas en español.

Áreas protegidas

El Parque Nacional Esteros de Farrapos e Islas del Río Uruguay constituye un sistema de humedales fluviales, islas e islotes que se inundan en forma permanente y/o temporaria a consecuencia de las crecidas del río Uruguay. En sus márgenes se desarrollan elevaciones que alcanzan entre dos y tres metros de altura, sobre las cuales se desarrolla una vegetación arbórea con gran variedad de especies. Se destaca por su alto grado de naturalidad, la diversidad de sus ambientes, su función en la prevención y control de inundaciones, la protección de las costas del río Uruguay y como sitio de cría de especies.