Abengoa no será socia de ALUR en planta de etanol en Paysandú

La empresa uruguaya se aboca ahora a la búsqueda de financiamiento

Luego de más de cinco meses de negociaciones, finalmente ALUR definió que el proyecto energético y de raciones que comenzará a instalar en Paysandú será 100% de su propiedad y no compartirá el 30% con la española Abengoa Bioenergía, como se había definido en marzo.
El director ejecutivo de ALUR, Leonardo de León, explicó ayer a El Observador que luego de un análisis profundo se llegó a la conclusión de que esta alternativa era la “más eficiente” para la rentabilidad del proyecto.

Las dificultades para que Abengoa se incorporara como socia de ALUR en la fase industrial del proyecto surgieron como consecuencia del mecanismo de facturación que debía realizar esa sociedad con ANCAP para la venta de etanol. Esto porque la producción debía facturarse con IVA y, por tanto, generaba un sobrecosto para las empresas de entre 15% y 20%. Las autoridades de ANCAP y ALUR buscaron acordar una fórmula con el Ministerio de Economía para diseñar algún instrumento que evitara la facturación del IVA, pero no tuvo éxito.  Por ese motivo, finalmente las autoridades del gobierno desistieron del plan original de cederle el 30% de la planta a Abengoa, que de todos modos seguirá adelante con  el contrato de obra que tiene adjudicado para construir la planta.

Financiamiento
La segunda fase del proyecto de etanol en Paysandú demandará una inversión de unos US$ 120 millones. En la planificación original, estaba previsto financiar 80% de ese monto con préstamos de organismo internacionales y entidades bancarias locales y del exterior. En tanto, el restante 20% (US$ 24 millones) debía ser aportado por ALUR y Abengoa en función de su cuotaparte en la sociedad. 

Precisamente, como ahora ALUR tendrá el 100% del proyecto ya está trabajando en diferentes alternativas para financiar esa etapa de su emprendimiento industrial. De León comentó que hay “varios” instrumentos a los cuales puede recurrir la empresa para obtener ese dinero. La posibilidad de crear un fideicomiso o emitir acciones en la Bolsa son dos herramientas en la que están trabajando los técnicos de ALUR.

Proyecto
Con la planta de Paysandú, la firma de biocombustibles de ANCAP cuadruplicará su capacidad de producción de etanol al incorporar unos 70 millones de litros del energético por año. El proyecto demandará el equivalente de 50 mil hectáreas de granos para su funcionamiento, en particular sorgo, pero también se utilizarán otros granos como maíz, trigo y cebada. 
Además, la planta procesará 50 mil toneladas anuales de alimento animal –denominado DDGS– que contiene 33% de proteínas. También se montará una planta de cogeneración de energía eléctrica con biomasa como combustible, que generará 12 megavatios hora (MWh) de electricidad. Unos 5 MWh serán demandados por la planta, y los restantes 7 MWh se venderán a la red pública de UTE.

Heladas afectaron a la caña de azúcar
Las heladas de este invierno no solamente afectaron la producción de los productores cítricos del norte del país. El director ejecutivo de ALUR, Leonardo de León, confirmó que también las plantaciones de caña de azúcar sufrieron por este comportamiento del clima. Si bien aún no está proyectado cuánto caerá el rendimiento por hectárea, habrá un impacto, adelantó el jerarca. La zafra culmina sobre mediados  de noviembre.


Fuente: Andrés Oyhenard @andresoy31

Populares de la sección

Comentarios