"Acá no solo hay violencia, hay discriminación"

Con su barrio de nuevo en el foco, Don Cony, el cantante de hip hop del Marconi graba nuevas canciones
Martes por la mañana. Aníbal González canta para El Observador el comienzo –el primer "chanteo", según la jerga rapera– de una nueva canción que grabará en la Usina Cultural de Casavalle: "Había cumplido ya tres meses del fallecimiento de la abuela / el día que partió sufriste mucho y le prometiste que te enderezarías y caminarías derecho / pero tu promesa cumplir no pudiste porque te mataron / la vida te arrancaron y a toda tu familia el corazón le destrozaron".

La canción, aún sin nombre, suerge luego de la muerte del joven del barrio que la semana pasada desató la violencia de algunos vecinos del Marconi, y que acabó con acción policial y varios vehículos prendidos fuego.

Desde 2012, cuando el video de su canción Yo soy Marconi fue pasada por un programa de TV y registró cientos de miles de vistas en Youtube, Don Cony –el conocido nombre artístico de González– se convirtió en un cronista musical del barrio que ofrecía una perspectiva atípica y sin mediatizar sobre su barrio.

Yo soy Marconi - Don Cony - Usina Cultural Casavalle

Esto le trajo una cierta cantidad de repercusión mediática, motivo por el cual al momento de la llegada de El Observador a la entrevista, el rapero terminaba una nota para la TV con un pedido a su entrevistador: "Dejame explicarte un poco de mi música". La nota, claro, había sido toda sobre la situación del barrio.

"Los medios me citan por lo que pasó en el Marconi pero yo quiero contar sobre lo que hago", explicará luego a El Observador. Es que el autor de 35 años quiere hablar de sus rimas, de sus canciones nuevas y de que volvió a cantar después de varios años alejado de la música. Por supuesto, la situación del Marconi influye directamente en su obra, pero es solo una parte de ella.

Yo soy Marconi, que mostraba imágenes del barrio con una letra de denuncia, fue su primer canción grabada en un estudio profesional, el de la Usina Cultural de Casavalle, ubicada en la esquina de las calles Enrique Amorín y Julio Suárez. El video contaba con la participación de varios músicos del barrio y fue realizado con la guía de Agustín Flores, encargado de la parte audiovisual de la Usina, y quien prepara un documental sobre el músico.

"Lo que gané en 2012 fue reconocimiento por hacer una canción de mi estilo. No fue un tema comercial sino un tema de protesta y desahogo", sostiene Aníbal, quien nunca vivió de la música y trabaja haciendo obras para un complejo de viviendas en el Buceo. Ayer se tomó el día para atender a los medios que lo llamaron.

"Lo que la gente no conoce, lo que la gente no sabe de los barrios, eso es lo que yo canto. Porque acá no solo hay violencia, hay discriminación, hay de todo", afirma González, quien también cóntó haber sido agredido por la policía alguna vez en su barrio.

Luego de Yo soy Marconi, Don Cony –quien descubrió al hip hop en los años 90 escuchando el merengue del dúo Sandy & Papo– estuvo cuatro años sin grabar. "En parte fue porque me aburrí de golpear puertas", explica. La necesidad de los vecinos de tener una voz, sostiene, lo llevó a volver en mayo con la canción Volvió Don Cony, que se puede encontrar en Youtube y está producida por Alkimista, un uruguayo radicado en Europa.

VOLVIÓ DON CONY - by Alkimista The Producer

"Lamentablemente soy artista de un barrio en donde están pasando estas cosas. Me duele, pero represento a mi barrio con mi música, represento a los más marginados", explica.

Ahora Don Cony está seguro de que va a seguir. Esa primera canción formará parte de su primer álbum, que incluirá una remasterización de Yo soy Marconi y una canción a dúo con un reguetonero dominicano. Sobre las posibilidades de que el disco salga, el hiphopero se muestra esperanzado: "Con humildad y respeto se puede llegar a lo que uno quiere."

Populares de la sección