Accidente aéreo en Laguna del Sauce fue por falla humana

El informe de la comisión investigadora afirma que el pilotó intentó virar en condiciones de sobrecarga y poca altitud y velocidad

La Comisión Investigadora de Accidentes e Incidentes de Aviación (Ciaia) del Ministerio de Defensa concluyó que el accidente ocurrido en Laguna del Sauce el 19 de marzo de 2015, en el que murieron 10 personas, se debió a una falla humana. El piloto intentó virar el avión Beechcraft en condiciones de sobrecarga y poca altitud y velocidad.

El documento al que accedió el diario El País fue enviado a la Junta de Accidentes de Aviación Civil Argentina para su revisión, dado que el avión estaba matriculado en ese país y nueve de los 10 muertos eran de esa nacionalidad. Estos pasajeros estaban vinculados al grupo empresarial La Rural, que participa del proyecto de construcción del Centro de Convenciones y predio ferial de Punta del Este.

El avión estaba autorizado para volar con dos tripulantes y seis pasajeros. En Argentina le sacaron dos butacas y le pusieron otro tipo de asientos para que pudieran viajar ocho pasajeros. En Laguna del Sauce, un marinero de la base naval relató a los investigadores que el avión demoró más tiempo de lo normal carreteando por la pista. Ese testimonio da a entender que estaba sobrecargado de combustible y pasajeros.

Según el marinero, el avión alcanzó los 150 metros y que giró hacia la izquierda y luego cayó a pocos metros de la orilla de la Laguna del Sauce. El piloto trató de virar hacia ese lado para dirigirse hacia Buenos Aires, lo que hizo que perdiera sustentabilidad porque volaba a poca velocidad y a baja altura.

El informe de la Comisión Investigadora de Accidentes e Incidentes de Aviación asegura que el avión no estaba en condiciones de realizar vuelos comerciales y que los pilotos del Beechcraft no contaban con suficiente entrenamiento en ese tipo de avión.

El avión no contaba con caja negra y había tenido un accidente en 2003 en San Fernando (Argentina). Se trataba de un Beechcraft B90 King Air con matrícula LV-CEO de Argentina. La aeronave, fabricada en 1969, tuvo varios propietarios, principalmente de Estados Unidos, hasta que arribó a Argentina el 5 de mayo de 2010 luego de ser adquirida por la firma Aviajet SA.

Esta fue la segunda peor tragedia aérea registrada en Uruguay, luego de la ocurrida en 1997, cuando cayó un avión de Austral en Nuevo Berlín y murieron 74 personas. El último antecedente se registró también con un avión en el que viajaban empresarios argentinos, que cayó sobre el río Uruguay, cerca de Carmelo.


Populares de la sección