Accionar de los policías en Coyote pudo causar daño "mucho mayor"

El juez Nelson Dos Santos dice que procesados debieron prever "el resultado" de sus actos

En la resolución de procesamiento con prisión de los tres policías de la Guardia Republicana implicados en los incidentes ocurridos en la madrugada del lunes 10 afuera de la discoteca Coyote, donde falleció Nicolás Cuña, un joven de 19 años, el juez Nelson Dos Santos sostiene que en función de su especialización los funcionarios imputados debieron "prever" el daño que podían causar. Incluso, afirma que pudo ser "mucho mayor" al resultado final de un joven muerto y otro lesionado en virtud de la cantidad de personas que se encontraban en el lugar.

Los policías prestaban funciones de custodia externa para el local bailable ubicado en San Martín y Colorado, cosa que de por sí es irregular porque los efectivos no pueden brindar servicios de seguridad en forma particular. Los incidentes comenzaron cuando los responsables del local cerraron la puerta en momentos en que todavía un importante grupo de jóvenes esperaba para ingresar, bajo el argumento de que la capacidad del local estaba colmada o próxima a completarse. El fallo del magistrado señala "aún no se sabe" quién dio la orden de bloquear el ingreso y critica que "no hubo una respuesta adecuada" de los organizadores del evento.

El juez Dos Santos, que indagó los hechos junto con el fiscal Gustavo Zubía, probó que dos de los tres policías efecutaron disparos con sus armas reglamentarias: uno cinco y el otro cuatro. Los funcionarios dijeron que apuntaron "hacia el piso y hacia arriba", y como forma de repeler las agresiones con piedras de parte de los jóvenes molestos por el cierre de la puerta del local.

El tercer policía, que no efectuó disparos, declaró que vio cómo uno de sus compañeros tiró en dirección a la avenida San Martín y decir en ese momento "cayó uno", relata el auto de procesamiento dictado por el juez al que accedió El Observador.

"Es muy posible que, como fluye de la instrucción, la intención haya sido la de preocuparse por su propia seguridad y la de sus compañeros de función, pero atento a su grado de experticia (funcionarios policiales de experiencia) el resultado finalmente acaecido cabe suponer verosímilmente que debió ser previsto como posible o como probable. No obstante ello, los encausados no desistieron de su acción, asintiendo en ella, consintiendo indirectamente en su producción", señala el juez sobre el accionar de los policías.

Pericias

Los peritos que asesoraron al juez Dos Santos presentaron informes contradictorios sobre la distancia en que se efectuó el disparo que impactó en el pecho de Cuña y terminó con su vida: la médica forense concluyó que fue "entre 60 y 105 centímetros" mientras que los expertos de Balística Forense concluyeron que fue una distancia mayor y que el proyectil primero tuvo un efecto rebote en otro lugar antes de impactar en el joven. El juez, finalmente, dio por probada la segunda hipótesis y descartó la posibilidad de un disparo a quemarropa.

IMM clausura local por 30 días

Ante la conmoción pública que generaron los hechos de violencia registrados en torno a la discoteca Coyote, la Intendencia de Montevideo clausuró el local por plazo de 30 días, informó ayer a Subrayado el prosecretario de la comuna, Christian Di Candia. Por otra parte, el INAU citó a los responsables del establecimiento para confirmar las versiones en cuanto a la venta de alcohol a menores. El evento de la noche del domingo estaba habilitado para que concurrieran jóvenes a partir de los 14 años.


Populares de la sección