"Acéptenlo: Uruguay es un país emprendedor"

Expertos ingleses aportan su experiencia en el marco de un esfuerzo por aumentar el papel del emprendedurismo en la Facultad de Ingeniería de la Udelar
Generar un lugar para el emprendedurismo en la currícula y en la agenda de temas relevantes en la Facultad de Ingeniería de la Udelar. Así definen al proyecto Creando espacios para emprender en FING, en el que trabajan docentes, estudiantes y egresados, que cuenta con el apoyo de la embajada británica y la Fundación Ricaldoni.

Según el coordinador del proyecto, Pablo Darscht, este esfuerzo se enmarca en la idea de una educación mucho más orientada a resolver problemas y al "learning by doing" (aprender haciendo) y tiene el gran desafío de sensibilizar en la temática a los docentes. "El primer aterrizaje práctico es la propuesta de introducir al comienzo de la carrera una actividad centrada en estos temas, que sea masiva. En facultad hay actividades pero son talleres para 60 personas. Están buenos, se seguirán haciendo pero queremos llegar a los 2.000 que entran por año", explicó.

Esta introducción sería básica y no estaría centrada en el aspecto empresarial, sino en ver al emprendedurismo como una actitud de vida que puede servir hasta para aprender a "venderse a uno mismo" en una entrevista laboral.

En este marco y como parte del ciclo Emprendedurismo y Universidad, visitaron Montevideo por una semana los expertos ingleses Dale Heywood y Ronald Dayer. Heywood es directora del programa de emprendedurismo de la Escuela de Negocios de la Universidad de Liverpool. En tanto, Dayer es experto en Gestión de proyectos que involucran tecnología de la información.

lEn cada sesión de trabajo con actores del ecosistema, los expertos ingleses insistieron en que no ven a Uruguay como el país conservador que sus habitantes aseguran que es. "Por favor, dejen de decir que este no es un país emprendedor, porque como outsider lo veo en todos lados. Son emprendedores: acostúmbrense", subrayó Heywood. Agregó que esto no quiere decir que de la noche a la mañana se consigan negocios millonarios, pero que los uruguayos están preparados para cambiar el mundo en el que viven o mejorarlo, y esa es la base del emprendedurismo. Valoró positivamente la red de apoyo que se ha desarrollado en el país.

Dayer también encontró interesante esta "contradicción" en una sociedad que "consistentemente declara ser conservadora y consistentemente piensa out of the box (fuera de la caja)". "Dicen una cosa pero la evidencia es muy clara: son algo completamente diferente. Son líderes en gaming, tienen una escuela de ingeniería de la que salen cosas fantásticas, desarrollan energía renovable. ¿Cómo pueden decir que son conservadores?", concluyó.

Movimiento emprendedor
"El emprendedurismo es un movimiento, una manera de actuar. No es algo individual. La universidad tiene que ayudar con eso, creando proyectos de grupo", comentó Heywood en diálogo con Café y Negocios, al hacer referencia a que los emprendedores no son "lobos solitarios" sino que necesitan ser capaces de persuadir a socios y a un equipo para lograr llevar sus ideas a la realidad.

Heywood explicó que en su universidad han logrado desarrollar dinámicas de apoyo por ejemplo en materia de comercialización, y que existe una persona –que no depende de ninguna facultad– que es el punto de referencia en materia de emprendedurismo. "Los estudiantes que tienen una idea empiezan a construir una red que los ayude. Estas personas con capacidades que se complementan naturalmente se atraen. Pero también es necesario que la universidad genere oportunidades para que ello suceda", explicó en referencia a la práctica de conectar a estudiantes de diferentes facultades que deriva en la constitución de equipos de emprendedores.

La experta puso como otro ejemplo a un programa de 12 semanas en el que los estudiantes deben crear un negocio propio y salir a la calle a vender. "Es duro, desafiante, pero aprenden mucho sobre cómo ser emprendedor. La universidad debe rever su forma de enseñar, ya que los empreasarios se quejan que los egresados no están prontos para el negocio y que no tienen capacidad para encarar conflictos", opinó.

Balance entre teoría y práctica
Por su parte, el profesor Ronald Dayer instó a desterrar la idea de "simplemente hacer un proyecto, recibirse y estoy afuera (de la universidad)", y a impulsar la necesidad de explorar –entre estudiantes y académicos– las buenas ideas: "Hay que estar un paso más allá y preguntarse qué puedo hacer además de recibirme".

Para Dayer resulta fundamental ayudar a los estudiantes a involucrarse con lo que sucede en la industria. "La teoría no tiene sentido si no puedes llevarla a la práctica. Tiene que haber menos foco en sólo enseñar cómo calcular la fórmula y más énfasis en aplicar esa fórmula en el mundo real", subrayó.
Dayer es consciente que aplicar esto a una institución "tradicional" con más de 150 años de historia es difícil, pero señala que no se trata de reinventar la rueda sino de mejorar.
"Hay que balancear teoría y práctica, y es allí donde entra el componente del emprendedurismo", insistió.

Populares de la sección

Acerca del autor