Acuerdan que Uruguay quede excluido de lista negra de la OIT

Queja empresarial se mantiene y será analizada por expertos de Ginebra
Hace siete años la Organización Internacional del Trabajo (OIT) solicitó al gobierno que incluyera una serie de recomendaciones a la ley de negociación colectiva luego de una queja presentada por las cámaras empresariales. Esa queja, ante la falta de avances, habilitaba que este año Uruguay quedará incluido en una "lista negra" del organismo integrada por países que no respetan leyes laborales y libertades sindicales. Mediante un acuerdo quedó establecido ayer que los empleadores solicitarán al organismo internacional que el país no sea incluido en ese listado.
A cambio, el gobierno convocará a expertos de la OIT para que analicen y emita un diagnóstico sobre el reclamo de los empresarios que se mantiene en la órbita de la organización internacional.
El lunes 5 de junio comienza la 106ª Conferencia Internacional del Trabajo en Ginebra. Allí, el gobierno uruguayo debería explicar las razones por las cuales no tomó en cuenta las recomendaciones de la OIT.

La posibilidad de evitarlo era que el país no quedara incluido en la "lista negra" que se conforma antes de la conferencia. Para conseguirlo había dos caminos: que la queja empresarial fuera levantada o que los empleadores pidieran expresamente la exclusión de Uruguay del listado.

Ayer el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, volvió a reunirse con los presidentes de la Cámara de Industrias y de Comercio y asesores y con dirigentes del Pit-Cnt.
Luego del encuentro, el titular de la Cámara de Comercio, Carlos Perera, informó que se llegó a un "acuerdo provisorio" y Uruguay no estará en la lista de la OIT.

El titular de la CIU, Washington Corallo, añadió que luego de la queja las cámaras empresariales están facultadas para solicitar que el país sea incluido o no en ese listado. Y optaron por la decisión de pedir la exclusión frente al compromiso que el Ministerio de Trabajo solicitará la asistencia y asesoramiento de técnicos de la OIT en Ginebra para analizar el reclamo de los empresarios.

"Se mantiene la queja, pero no se tratará en la conferencia", dijo Corallo. El pedido de asistencia a la OIT ya fue cursado y se reiterará cuando el ministro de Trabajo participe de la reunión anual del organismo en Ginebra, conjuntamente con delegaciones empresariales y sindicales. Para esta edición de junio, además, está confirmada la presencia del presidente Tabaré Vázquez como orador en la jornada inaugural.

"Si la OIT vuelve a emitir un veredicto en el cual pide correcciones ahí si habrá que hacerlas. No va a ser un capricho de las cámaras empresariales, será algo técnico dispuesto por el máximo organismo rector del trabajo", expresó Corallo.

La intención de las cámaras empresariales es que ese nuevo dictamen de la OIT sea plasmado en una ley complementaria que modifique la de negociación colectiva vigente. "Una ley tiene mucha más validez que un decreto", sostuvo Corallo.
Para el presidente de los industriales el acuerdo de ayer, permite a los involucrados "salir de la angustia de estar todos los días peleándonos sobre temas que ya tendrían que estar resueltos".

Diferencias

Una de las recomendaciones que realizó la OIT —a pedido de los empresarios— pide que se respete el derecho de los trabajadores no huelguistas y los empresarios durante las ocupación de los lugares de trabajo. Y sobre este punto no hay acuerdo.
"Ninguna de las dos partes modificaron su posición original. Defendemos que la ocupación es una modalidad del derecho de huelga. Defendemos las herramientas de lucha, que hay que utilizarlas de la mejor manera, pero nunca renunciar a utilizarlas", dijo el presidente del Pit-Cnt, Fernando Pereira, luego del encuentro.

"Una recomendación fue que los ocupantes puedan ocupar, los trabajadores (no huelguistas) puedan ingresar y también los gerentes y los empresarios. Será una recomendación, pero es inaplicable", afirmó Pereira. Por su parte, el ministro Murro dijo que "se fueron acumulando una serie de diálogos y análisis, esas propuestas marcaron caminos. Cada parte mantiene su posición, pero es una muy buena cosas que se siga dialogando y negociando".

Populares de la sección