Acuerdan un convenio salarial moderado en educación privada

Sindicato y colegios firmarán hoy el ajuste sugerido por el Poder Ejecutivo

Los sindicatos de la enseñanza privada y los colegios llegaron a un acuerdo en el marco de los Consejos de Salarios que será firmado hoy. El ajuste salarial estará por debajo de las pretensiones gremiales y a la altura de lo que pretendía el gobierno para evitar nuevas presiones inflacionarias.
El secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza Privada (Sintep), Leonel Aristimuño, señaló a El Observador que el acuerdo se basó en un aumento de 5,2% retroactivo a agosto de 2012 y con una recuperación del salario real de 3% en el primer año, con una meta de inflación del 5%. El convenio, a tres años, deja los otros dos a ajustarse al crecimiento del PIB nacional.

El dirigente dijo que habrá otro ajuste salarial en febrero de 2013, más otros dos correctivos en el mismo mes de 2014 y 2015. Dentro del acuerdo, también se establecó aumentar los salarios mínimos en ese sector: 5% en febrero de 2013 y 2% en febrero de 2014.

Luego de la compleja negociación con la bebida –que en principio había dejado de lado los lineamientos del Poder Ejecutivo y fijó una inflación proyectada en 7% y no en 5%, como lo marcaba la pauta– el convenio de la educación privada primaria y secundaria era seguido con atención por el gobierno, sobre todo porque si los aumentos de salarios se trasladaban en su totalidad sobre la cuota ello repercutiría en la inflación, que hoy se encuentra en el 9,03%, muy lejos del techo del rango meta de 6%.

Los trabajadores de la enseñanza privada, sector que emplea a unas 12 mil personas, llegaron al acuerdo después de ceder posiciones. Iniciaron la ronda de negociaciones reclamando un aumento del salario real de 17% en tres años con la intención de recuperar el sueldo perdido desde el año 2000.

El sindicato argumentaba que desde 2005 las cuotas de los colegios privados aumentaron 84% y los salarios 54%. Ese primer planteo chocó de plano con la política del gobierno, sabedor de que ese ajuste podía agregar más presión sobre la inflación. Los colegios, inevitablemente, iban a incrementar las cuotas de los alumnos.

Los institutos privados ofrecieron entonces un ajuste real del 6,6% en tres años, mientras que el Poder Ejecutivo sugirió una recuperación salarial del 9,9% como máximo hasta 2015, a razón de 3,3% por año en función de que se cumplan las proyecciones de crecimiento oficial del PIB para ese período.

A los colegios privados, organizaciones sin fines de lucro, igual se les pidió que no trasladen a la cuota la totalidad del aumento de los salarios. Pero esto es una situación difícil de sortear, pues los salarios de profesores y funcionarios representan el 80% de su presupuesto, que se sostiene por el ingreso de las cuotas que pagan las familias. A esto hay que sumarle los gastos fijos de mantenimiento. Según la Asociación Uruguaya de Educación Católica, que reúne a 165 colegios católicos y 120 ONG, al menos un 90% de la suba de los gastos debe incorporarse a la cuota mensual.


Populares de la sección

Comentarios