Acuerdo entre UE y Turquía sobre refugiados cumple un año entre críticas

Organizaciones humanitarias denuncian faltas de medios y la llegadas de migrantes continúan por encima de las deportaciones
Un año después de la firma del acuerdo entre la Unión Europea (UE) y Turquía para el control de la crisis de refugiados, las llegadas de migrantes se han reducido drásticamente pero siguen por encima de las deportaciones.

Aproximadamente 30.000 personas llegaron a Grecia desde el 20 de marzo de 2016, una cifra muy inferior a los 989.000 registrados en esa misma fecha de 2015, según datos de la Comisión Europea. Al mismo tiempo, apenas 916 personas fueron deportadas a Turquía.

Lea también: Desearía no haber estado aquí : la vida de los refugiados atrapados en Grecia.

La carga para Grecia tampoco se aligeró a través de las reubicaciones; solamente 10.000 migrantes fueron transferidos a otros países de la UE, según la Organización Internacional para las Migraciones, lo que sigue dejando por encima de los 62.000 el número de refugiados atrapados en territorio heleno.

España ha acogido hasta la fecha a 733 de la cuota de 17.387 refugiados que se comprometió a recibir.

Las amenazas de Turquía de volver a dejar paso franco a los refugiados hacia las islas griegas, sumado a la llegada del buen tiempo con la primavera, hace tambalearse el precario equilibrio que generó el acuerdo entre Bruselas y Ankara.

"Esto les pareció a muchos un plan imposible de implementar. Y, un año después, los informes siguen dando pruebas de su efectividad en el día a día", analizó en su balance del primer año del acuerdo la propia Comisión Europea, un optimismo que no comparten en absoluto las ONG y organizaciones humanitarias, que trabajan sobre el terreno de los campos de refugiados en Grecia

En una conferencia de prensa celebrada en Atenas, siete de estas organizaciones hicieron un llamamiento para terminar cuanto antes con el acuerdo.

Los representantes de las organizaciones humanitarias denuncian la falta de medios, especialmente en los campos de las islas, donde se multiplican los casos de personas sanas que sufren trastornos psicológicos por la incertidumbre sobre su situación futura.

En ese sentido las organizaciones humanitarias piden que se traslade a los refugiados de las islas a territorio continental, donde las condiciones son, en su opinión, mejores.

Diversos colectivos solidarios con los refugiados, organizaciones de izquierdas y asociaciones de migrantes en Grecia se manifestaron ayer en una decena de ciudades griegas para pedir su revocación.

En la capital decenas de griegos unidos a colectivos de refugiados y de migrantes, sostuvieron pancartas para pedir la apertura de fronteras.

Fuente: EFE

Populares de la sección