Acusaciones mutuas entre Rusia y EEUU por bombardeo en Siria

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunió ayer de urgencia en medio de la Asamblea General
Estados Unidos y Rusia volvieron a mostrarse los dientes ayer en el Consejo de Seguridad de la ONU durante una reunión de emergencia sobre la violencia en Siria, donde Alepo volvía a ser golpeada por intensos bombardeos.

El Consejo de Seguridad organizó una reunión de emergencia al margen de la Asamblea General de la ONU, luego del colapso de una endeble tregua negociada por Washington y Moscú hace una semana.

Al abrir la reunión, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, expuso de forma brutal la gravedad de la situación: "la tragedia siria nos avergüenza a todos", dijo, a causa del "fracaso colectivo de la comunidad internacional" en contribuir a una salida a la catástrofe. Según Ban, el mundo vive "un momento bisagra", y por ello llamó a los países involucrados a que "usen su influencia para restablecer el cese de hostilidades" en Siria.

Las operaciones militares se reanudaron el lunes, rompiendo una tregua que duró escasamente una semana. Poco después se verificó un violento ataque a un convoy de ayuda humanitaria de la Media Luna Roja y la ONU al norte de Alepo, que dejó unas 20 personas muertas.

Acusaciones mutuas

Rusia dijo ayer que un dron de la coalición liderada por Estados Unidos sobrevolaba el área donde fue bombardeado un convoy humanitario de la ONU en Siria, negando su implicación en el ataque. "Es más, el aparato entró al área de la localidad Orum al Kubra, donde estaba el convoy, varios minutos antes de que éste ardiera, y se fue 30 minutos después", indicó.

Rusia no acusó directamente a la coalición de perpetrar el ataque pero especificó que el dron era capaz de llevar a cabo un ataque de este tipo.

El Pentágono negó enérgicamente la acusación rusa. "Ninguna de nuestras aeronaves –identificadas o no identificadas, de Estados Unidos o de la coalición– estaban en las cercanías de Alepo cuando ocurrió el ataque contra el convoy humanitario", dijo el portavoz del Pentágono, Jeff Davis.

Un funcionario estadounidense había dicho anteriormente que dos aviones de combate rusos estaban operando en el área donde fue atacado el convoy, y uno de ellos estaba directamente encima del convoy cuando ocurrió el ataque.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), una organización no gubernamental, aseguró que el ataque fue un bombardeo aéreo, lo que de ser confirmado apuntaría claramente al régimen sirio o a Rusia, ya que ni los opositores ni los yihadistas disponen de fuerza aérea.

Francia pide sanciones

El ministro francés de Relaciones Exteriores, Jean Marc Ayrault, pidió ayer al Consejo de Seguridad de la ONU la adopción de sanciones contra autores de ataques con armas químicas en Siria, y propuso un mecanismo de vigilancia del cese del fuego.

"No se debe permitir que ningún crimen pase en silencio, aún a costo de una tregua. No hay paz si hay impunidad, y el Consejo de Seguridad debe actuar, bajo su capítulo 7, para condenar estos ataques y sancionar a sus autores", dijo el jefe de la diplomacia francesa.

En su discurso, Ayrault recordó que un informe de la ONU había establecido la responsabilidad del gobierno de Damasco en ataques con armas químicas en el norte de Siria en 2014 y 2015.

Y sin embargo, dijo Ayrault, ninguna propuesta de resolución sobre el tema llegó al Consejo de Seguridad para sancionar a Siria, debido al bloqueo ejercido por Rusia.

En la reunión, Ayrault propuso "la implementación de un dispositivo de control y seguimiento del cese de hostilidades", e incluso distribuyó a los cancilleres un documento no oficial donde se delinea un sistema conjunto de vigilancia de la tregua.

Ese mecanismo, de acuerdo con el documento consultado por AFP, reuniría expertos de todos los integrantes del Grupo Internacional de Apoyo a Siria. Estos expertos tendrían la responsabilidad de reunir informaciones sobre violaciones a la tregua, y actuarían bajo la autoridad de un representante de la ONU.

Ayrault también sugirió al Consejo de Seguridad que se exija a las autoridades de Damasco que ordenen el acuartelamiento de todas sus tropas.

Asimismo, indicó que el frágil acuerdo negociado hace una semana por Washington y Moscú para un cese de hostilidades es la "única propuesta sobre la mesa", y llamó a que ese entendimiento sea restablecido.

"Es necesario que cesen los combates, que la ayuda humanitaria llegue y que una dinámica de paz se desarrolle en vista de una solución política", expresó el diplomático.

La ONU anunció ayer que está "lista" para reanudar la distribución de ayuda humanitaria en los lugares sitiados o de difícil acceso en Siria, que suspendió tras el ataque contra uno de sus convoyes cerca de Alepo (norte) el lunes.

La ONU había anunciado el martes que suspendía todas sus entregas tras el ataque del lunes y que pedía una investigación.

Falta de entendimiento entre Kerry y Lavrov

En un discurso a todas luces tenso, el secretario estadounidense de Estado, John Kerry, dijo ayer que al escuchar el análisis de su homólogo ruso, Sergei Lavrov, tenía la impresión de que este estaba en un "universo paralelo".

Kerry manifestó que para restaurar credibilidad a los esfuerzos diplomáticos por una tregua se debe "ordenar inmediatamente que aterricen todos los aviones que vuelan en esas áreas, para desescalar la situación y dar una oportunidad a que la ayuda humanitaria pueda llegar".

Por su parte, Lavrov señaló en su intervención que todas las partes deben esforzarse para garantizar que los grupos rebeldes sirios cumplan con la tregua, y añadió que la lista de grupos que no están cubiertos por el cese del fuego deberá ser revisada.

En la tregua acordada, solamente el grupo Frente Al Nusra no era protegido por el cese del fuego, pero Moscú sostiene que otros grupos operan junto a esas tropas rebeldes.

Según Lavrov, no habrá más "pausas unilaterales" por parte de las tropas sirias, ya que esas treguas han sido utilizadas por grupos rebeldes para reagruparse.

Lluvia de misiles en Alepo

En la madrugada de ayer se produjeron decenas de bombardeos contra Alepo y los alrededores de esta ciudad, dividida entre leales al régimen sirio y rebeldes. Hubo al menos 100 explosiones desde la medianoche hasta las 5 de la mañana hora local. Un inmueble de seis pisos fue completamente derribado en el barrio rebelde de Sukari.

"Sólo había dos hermanos dentro del edificio", indicó a la AFP Abu Ahmad, residente en un edificio vecino, mientras apartaba los escombros de la vereda. "Los había visitado una hora antes del bombardeo, tomamos juntos el té y ahora están muertos", lamentó. Rusia anunció ayer el envío de un portaaviones a las costas de Siria para apoyar sus operaciones.

Fuente: AFP

Populares de la sección