Acusan al INAU de incumplir convenio al trasladar pacientes

Autoridades del organismo no declararán hasta comparecer en el Parlamento

Tres de los pacientes que fueron trasladados el jueves 1º de diciembre desde la ONG Aldea de la Bondad en Salto hacia Montevideo murieron. Dos de las pacientes como consecuencia de un paro cardiorespiratorio, según información difundida por el Instituto del Niño y del Adolescente (INAU) en un comunicado. Tenían 33 y 37 años de edad. El otro era un hombre de 26 años.

Si bien el INAU informó que "el procedimiento de traslado fue planificado entre los diferentes actores involucrados: INAU, Aldeas de la Bondad, ASSE y el MSP, tomando los recaudos médicos necesarios", el abogado de la ONG, Daniel Reyes, dijo a El Observador que INAU realizó el traslado de los pacientes por fuera de lo acordado.

Según Reyes, la institución y la ONG habían acordado realizar los traslados de manera "paulatina" y "progresiva", de manera que se hicieran entre dos y tres traslados por semana, en ambulancias debidamente especializadas. Pese a eso, solo uno de los traslados se realizó de acuerdo a lo pautado, dijo el abogado. Los demás se hicieron en el avión Hércules de la Fuerza Aérea, sin previo consentimiento de la institución.

La ONG Aldea de la Bondad funcionaba en el marco de un convenio con el INAU. Se trataba de un hogar de tiempo completo donde los pacientes discapacitados residían internados de forma permanente.

Entre las sedes de esa organización, ubicadas en Salto y Paysandú, convivían más de 140 personas, de las cuales solo cuatro eran menores de edad.

El contrato entre la ONG y el INAU fue rescindido un año y medio atrás y, luego de tres llamados para nuevas postulaciones se realizó un nuevo convenio, por lo que algunos pacientes debieron ser trasladados hasta la capital, al centro En Camino que atiende a personas con dependencia total.

Reyes aseguró que el médico de la ONG "nunca aprobó los traslados" y "particularmente el de estas 15 personas", por tratarse de pacientes con "patologías gravísimas".

Asimismo, dijo que el médico había informado esto a las autoridades del INAU en reiteradas ocasiones desde octubre. "La razón por la que no los autorizó es porque cualquier traslado para ellos iba a ser mortal. Eso lo supo INAU desde antes de hacer los traslados", dijo.

El INAU solicitó al Ministerio de Salud Pública, como autoridad sanitaria, que realice un informe al respecto de las actuaciones realizadas por el centro. Sin embargo desde la cartera informaron a El Observador que los resultados del informe son reservados para el INAU y el Ministerio de Desarrollo Social, organismos de los cuales dependía la ONG.

En tanto, la diputada de Salto por el Partido Colorado, Cecilia Eguiluz, convocó a las autoridades del INAU a la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento en carácter de "grave y urgente" para que aclaren quién tomó la decisión de realizar los traslados. Hasta ese momento, las autoridades del INAU no realizarán declaraciones.

"Estamos hablando de la vida de tres personas, que vivieron muchos años acá y fallecen en menos de diez días. No son coincidencia tres muertes en diez días", dijo Eguiluz a El Observador, quien consideró que "el traslado se hizo de forma violenta".


Populares de la sección