Adele se negó, pero ¿qué significa para un músico aparecer en el Super Bowl?

El "show de medio tiempo" de la NFL cumplirá 50 años de existencia

El afamado evento denominado Super Bowl -la final del campeonato de la National Football League (NFL) de fútbol americano- es probablemente el acontecimiento deportivo más importante del año en Estados Unidos y de los espectáculos más atractivos para el público de todo el mundo.

Las marcas se pelean por ocupar el mejor espacio en el multitudinario evento que en 2016 facturó un total de $4.4 millones de dólares por 30 minutos de publicidad, convirtiéndose en el momento de aire más caro de Estados Unidos, de acuerdo con datos de Kantar Media.

Más allá de lo deportivo, el llamado "show de medio tiempo" es el momento más esperado de la noche por su atractivo musical. Los artistas elegidos para esta ocasión son, por lo general, los más ovacionados por el público durante el año y, desde 1996, van auspiciados por una de las grandes marcas que publicita en el Super Bowl.

La edición número 51 del Super Bowl, que se realizará en el Estadio NRG en la ciudad de Houston, Texas el 5 de febrero de 2017 aún no tiene elegido al artista pero se ha especulado con varios nombres.

Los candidatos

En una encuesta hecha a los lectores de la revista Billboard la banda británica One Direction, que anunció su separación este año, fue la más votada para tocar en el Super Bowl.

Además de One Direction, una de las opciones que barajaba Billboard era la cantante Adele. Sin embargo, recientemente la británica se negó a participar de esta nueva edición del Super Bowl. Adele fue contundente con su negativa y lo aclaró a sus fans durante un concierto realizado en Los Ángeles. La cantante explicó que fue invitada a participar. "Fueron muy amables al preguntarme pero finalmente dije que no". "Es decir, vamos, ese show no es sobre música", sentenció. La explicación de por qué piensa así es que para la joven estrella de la música el hecho de estar en el Super Bowl implica realizar un espectáculo completo de danza y entretenimiento. "Realmente no puedo bailar ni nada de eso", se la escuchó decir en un momento.

Por otra parte, también se ha manejado el nombre de Beyoncé, quien ya participó en ediciones anteriores -como la última en 2016- y sería locataria en la próxima sede.

Embed


Músicos en el Super Bowl

Pero ¿qué implica para un artista estar en el escenario del Super Bowl? El año que viene se cumplirán 50 años desde el primer show de medio tiempo, pero no fue hasta 1972 que un artista reconocida realizó su performance en el principal escenario del fútbol americano. Ese año el ícono del jazz Ella Fitzgerald, junto a la actriz y cantante Carol Channing y el trompetista Al Hirt, realizaron un recordado tributo al jazzista Louis Armstrong, que había fallecido el julio de 1971.

Desde ese momento a la fecha el tipo de música y la forma del espectáculo han cambiado radicalmente. El fin último de la performance musical hoy en día es más el de entretener de manera exuberante a un público que se extiende a todas las pantallas y llegó a 112 millones de espectadores en vivo en Estados Unidos, solamente a través de la televisión.

La irrupción del pop

El género preferido de los últimos años ha sido la música pop. En la edición de 1991 del Super Bowl se comenzó a difundir este popular género musical a través de la actuación de músicos como Gloria Estefan y New Kids on the Block. Pero el momento más alto de la cultura pop en la final del NFL fue en 1993 cuando el mítico Michael Jackson llegó al escenario del estadio más grande de Estados Unidos: el Rose Bowl en Pasadena, California.

Michael Jackson Super bowl

Otro momento alto para el pop en el Super Bowl fue el logrado por Diana Ross en la edición número 30 en 1996, en la ciudad de Tempre, Arizona, cuando luego de cantar la canción Take Me Higher, un helicóptero llegó al lugar y se la llevó del estadio Sun Devil en donde se enfrentaron los Dallas Cowboys contra los Pittsburgh Steelers.

Diana Ross S B

Luego de eso hubo un tiempo intermedio para el pop y el rock comenzó a conquistar la escena musical de Super Bowl. En 1997 se dio la irrupción del funk, con uno de sus padres: James Brown, y del blues con The Blues Brothers. Estos fueron acompañados por la banda de rock de Houston ZZ Top.

James Brown S B

El comienzo del siglo XXI significó una vuelta del pop y tuvieron a Christina Aguilera y Britney Spears como sus principales referentes. En el año 2000 Aguilera estuvo en la final del Super Bowl junto a Enrique Iglesias, Phil Collins y Toni Braxton. "Bizarro y bastante gay", así catalogó el medio LGBT The Advocate a esta actuación dentro de Super Bowl, que tuvo a Tina Turner relegada al comienzo del evento, en donde interpretó el himno estadounidense.

Christina Aguilera S B

El imperio musical de MTV brillaba en 2001 cuando estuvo a cargo de la música del Super Bowl y eligió realizar una performance llena de estrellas que incluía la actuación humorística de Ben Stiller y Adam Sandler. Ellos introdujeron una mezcla entre el pop de 'N Sync y el rock de la mano de Aerosmith. Esto fue previo al concierto liderado por Britney Spears y acompañado por Mary J. Blige y el rapero Nelly.

Britney S B

Además del de Fitzgerald a Louis Armstrong otro de los homenajes más recientes dentro del Super Bowl fue en 2002 cuando U2 rindió tributo a las víctimas del atentando del 11 de setiembre.

Un banner gigante detrás de la banda mostró los nombres de los fallecidos mientras sonaban las canciones "Beautiful Day," "MLK" y "Where the Streets Have No Name", en el estadio de Nueva Orleans. Bono -líder de la banda- terminó su show quitandose su campera y mostrando una remera con la bandera de Estados Unidos.

u2 super bowl

Desde ese momento la lista de actuaciones fue alternando entre rock y pop: Sting (2003), Janet Jackson y Justin Timberlake (2004) Paul McCartney (2005), Los Rolling Stones (2006), Prince (2007), Tom Petty and the Heartbreakers (2008), Bruce Springsteen (2009), The Who (2010).

Janet Jackson y Justin Timberlake S B

2011 fue el año del retorno hacia el pop en el Super Bowl, con The Black Eyed Peas a la cabeza. A partir de allí y, a pesar de que el rock tiene su parte -con músicos como los Red Hot Chilli Peppers o Lenny Kravitz-, el género reinante en los espectáculos que suceden a mitad de la final del fútbol americano ha sido el pop.

sUper bowl 2011
2011 S B

Coldplay, Beyoncé, Bruno Mars, Mark Ronson y Gustavo Dudamel fueron los últimos artistas elegidos en 2016 para brindar el show multitudinario de mitad de juego en la competencia que se realizó en el Estadio de Levi en Santa Clara, California.

SUper bowl 2016


Populares de la sección