Adeom obtuvo en la capital lo que PIT-CNT no logra con dos paros

La comuna y los trabajadores firmaron convenio por cinco años; los ajustes serán semestrales mientras que privados los tienen cada 18 meses
La Intendencia de Montevideo (IMM) firmó este martes el convenio colectivo con la Asociación de Empleados y Obreros Municipales (Adeom) en el cual acordó mantener los ajustes salariales por IPC cada seis meses. La decisión de la comuna se aleja del mensaje que dio el Poder Ejecutivo para los ajustes salariales en los organismos del Estado, ya que en sus lineamientos el gobierno nacional dispuso que se realizaran de manera
anual.

De todos modos, las intendencias tienen autonomía para decidir sobre sus trabajadores y en este caso la comuna capitalina decidió mantener el ajuste salarial de los trabajadores cada seis meses, tal como se venía dando en los últimos años.

El acuerdo se firmó luego de siete meses de negociaciones que implicaron medidas sindicales como paros y manifestaciones.

Entre los acuerdos, la Intendencia se comprometió a estudiar la presupuestación de unos 1.000 trabajadores contratados que tienen actualmente la intendencia. En 2016 se presupuestarán unos 600 trabajadores que mantienen vínculo laboral con la comuna desde 2013. En 2017 se presupuestarán los que tengan una antigüedad de dos años trabajando para la comuna. "Es una garantía para nosotros, fraccionamos (las presupuestaciones) en función de los ingresos. Ellos querían todos de una y que no estuviera en discusión", comentó a El Observador el director de Gestión Humana de la IMM, Eduardo Brenta.

El intendente Daniel Martínez agregó que en "la mayoría de los casos" esos trabajadores ya tienen las asignaciones salariales que les corresponden, por lo que presupuestarlos implicaría "regularizar una situación". Como ejemplo señaló que en años anteriores había ministerios con más trabajadores contratados que presupuestados, lo que consideró que es "falsear la realidad".

En la última asamblea de Adeom, los trabajadores estaban divididos entre quienes aceptaban la propuesta de la IMM y quienes la rechazaban, aunque finalmente se decidió por escasa mayoría aprobarlo y poner punto final a siete meses de negociaciones. Uno de quienes no estaba de acuerdo con aceptarlo fue el secretario general de Adeom, Facundo Cladera. "Hay trabajadores (contratados) que no están incluidos en este convenio y que nosotros seguimos revindicando, como son los compañeros del Teatro Solís, de TV Ciudad, de la Filarmónica", señaló en diálogo con la prensa.

Uno de los cambios que hubo en la propuesta que inclinó a los trabajadores a aceptarla fue que la comuna se comprometió a participar en una comisión para revisar la posibilidad de incluir algunas partidas salariales en el sueldo base de los trabajadores.

Este era un reclamo que el sindicato había establecido desde el inicio de la negociación y cuyo objetivo era que se reduciera el régimen de partidas y que, como contrapartida, aumentara el salario fijo de los empleados municipales.

La IMM logró también incluir en el convenio que los incrementos salariales estén sujetos a compromisos de gestión, algo con lo que los trabajadores no estaban de acuerdo.

Hasta ahora había unos 5.000 empleados de la intendencia que cobraban partidas basadas en resultados, por lo que con la firma del convenio el sistema se ampliará.

Los cálculos realizados por la comuna estiman que la inversión en compromisos de gestión será de $ 35 millones anuales, aunque el gasto dependerá de si se cumplen o no no los objetivos propuestos en cada área.

Populares de la sección