Aduanas desarrolla una unidad dedicada al comercio electrónico

Gerente adelantó que se busca enfrentar algunos inconvenientes
El comercio electrónico –esto es, la posibilidad de comprar un bien o servicio a través de internet, sin la necesidad de pisar una tienda física– es una modalidad cada vez más extendida. A impulso del régimen (instalado en 2012), que hoy permite que cualquier mayor de 18 años realice hasta cuatro compras web del exterior siempre y cuando, entre otros requisitos, no superen los
US$ 200, esta modalidad ganó terreno en Uruguay.

Ahora, la Dirección Nacional de Aduanas (DNA) trabaja en la creación de una nueva unidad dentro de su organigrama, especializada en comercio electrónico. Así lo adelantó en la mañana de ayer su gerente de control y gestión de riesgo, Fernando Wins, en una actividad organizada por la Cámara Nacional de Comercio y Servicios (CNCS).

Entre otros, se busca enfrentar algunos inconvenientes que se han detectado, vinculados a temas de inseguridad, comentó Wins. Se quiere, agregó, "reforzar aun más" el accionar de la DNA en este terreno. El trabajo de esta nueva unidad abarcará tanto a los paquetes que lleguen al país a través del sistema de franquicias como a la comercialización posterior (no autorizada) que, se observa, algunos dan a productos adquiridos mediante esta modalidad.

A su turno, la asesora económica de la CNCS, Ana Laura Fernández, dijo que lo expuesto por Wins era una buena noticia. También comentó que en los últimos años la respuesta de la DNA, a juicio de la gremial de comercio, ha sido muy positiva.

El gerente de la DNA hizo estos comentarios durante la primera mesa de una conferencia sobre informalismo e inclusión financiera, que tuvo lugar ayer en la sede de la CNCS. Del evento también participó Ana María Lamaison, del Centro de Casas de Ópticas. Se trata, según la dirigente gremial, de uno de los rubros más atacados por el informalismo.

Lamaison indicó que se observa tanto un crecimiento importante de la mercadería de contrabando como una "falta de apoyo" de quienes deben combatirlo. "Es un desgaste permanente", apuntó.
La empresaria añadió que están cansados de pedir reuniones con diferentes jerarcas y plantear la situación que los aqueja. "No hemos tenido respuesta", cuestionó. En este sentido, mostró varias fotos que hicieron llegar a diferentes autoridades, donde se muestra la venta callejera de lentes de forma irregular. En una, incluso, se veía cómo un policía bajaba de un patrullero para comprar un par, comentó.

Asimismo, señaló que la gremial no entiende cómo "no se logra encontrar al gran importador", dado que son "miles y miles" los pares de lentes que se comercializan por la vía ilegal. "Queremos atacar al que les da la mesita todos los días", dijo con relación a los puestos ambulantes que se dedican a la venta de estos productos.

Wins indicó a su turno que entendía la preocupación planteada por Lamaison, pero aseguró que los mecanismos de control del contrabando han sido reforzados. En este sentido, afirmó que por el lado de las incautaciones de este tipo de bienes, la tendencia muestra un incremento año a año. "Tenemos mucho para hacer, pero creemos que vamos por el camino adecuado", sostuvo.

Crece informalismo en el mundo online

Durante el último año se ha visto una evolución favorable, aunque mínima sobre el informalismo, lo que repercutió en un menor número de incautaciones, sostuvo Anabel Frachia, socia del estudio Cervieri Monsuárez & Asociados e integrante de la Cámara de Lucha Contra la Piratería y el Contrabando. La abogada agregó que esto no responde a que haya caído el número de acciones sino a que no se nota la presencia de productos de esta naturaleza. En cambio, dijo, sí se ha visto un crecimiento del informalismo “en el mundo online”. Es uno “de los desafíos a futuro”, expresó. Por este motivo, se celebró la decisión de la DNA de crear una unidad especializada.


Populares de la sección