Advierten desabastecimiento de supergás y se evalúa esencialidad

En el Ministerio de Trabajo aseguran que la medida "está 100% sobre la mesa"
La tensión en el sector del supergás, que persiste desde diciembre de 2015 y que esta semana podría concluir en el desabastecimiento de todo el territorio, lleva al gobierno a evaluar decretar la esencialidad en el servicio. Consultado por El Observador, el director de Trabajo, Juan Castillo, dijo que la situación del sector ya fue analizada por el Poder Ejecutivo y que el decreto de la esencialidad "está 100% arriba de la mesa" en caso de no haber un acuerdo.

"La resolución del decreto de esencialidad es la ultimísima medida que tiene para tomar el gobierno. Aspiramos a no tener que hacerlo pero cada vez nos está quedando menos tiempo (...) No digo que sea esta la situación pero tampoco se descarta que se tome la decisión política en otro ámbito y que tengamos que acatarlo", dijo.

Actualmente tres de las cuatro empresas de supergás no cuentan con stock suficiente para cubrir la demanda, informó a El Observador el presidente de la Asociación de Distribuidores de Supergás (Adisup), Daniel Marichal.

En la empresa Riogas, el paro de actividades implementado por los trabajadores agremiados hizo que el lunes Treinta y Tres fuera el único departamento con posibilidades de repartir garrafas. Por su parte, Megal presentó problemas con los envases de supergás, mientras que Ducsa quedó sin producto.

Solo Acodike cuenta con una cuota de supergás disponible, la cual no es suficiente para cubrir toda la demanda; por lo que Marichal advirtió que es probable que el jueves haya desabastecimiento del servicio en todo el territorio.

Consultado sobre esto, el dirigente del Sindicato Único de Trabajadores de Supergás (SUTS) Raúl Ferrando dijo que al momento las medidas de paro solo se aplican en las plantas de Riogas. Sin embargo, admitió que las empresas restantes "no dan abasto" para cubrir las solicitudes, aunque estén trabajando "a full".

El cansancio del gobierno

"Desde que entramos el 2 de marzo de 2015 hasta ahora hay una constante situación conflictiva. Cuando no es una empresa es otra, y si no es en todas es en algunas. Es brutal", expresó Castillo.

El conflicto que hoy rige en Riogas se remite a diciembre del año pasado. Los trabajadores agremiados reclaman por la suspensión que la empresa aplicó a diez trabajadores que, según Castillo, no son recientes sino que "se arrastran desde hace mucho tiempo". A esto se sumó el pedido del sindicato, por el pago de partidas que vencieron en diciembre para trabajadoras de call center, logística, radio y granel, que desde ese momento se están negociando.

El lunes el Ministerio de Trabajo (MTSS) convocó a una reunión tripartita para culminar las negociaciones pero la empresa Riogas no se presentó, incluso luego de solicitar una prórroga horaria de la reunión.

"Cuando uno habla del conflicto habla de una diferencia entre las dos partes. Tienen la responsabilidad compartida tanto para generar el conflicto como para solucionarlo", manifestó Castillo.

El director de Trabajo dijo que la situación "preocupa" al gobierno, sobre todo porque los sectores más afectados son las localidades del interior del país perjudicadas por los acontecimientos climáticos recientes que, ante las inundaciones y la ola de frío pronosticada para esta semana, necesitan de más gas. Asimismo, el gas se utiliza para el secado de granos y ayer había mil camiones esperando para descargar 30 mil toneladas de soja.

Ante este panorama, el sindicato se comprometió en la reunión con el ministerio a cubrir la demanda de servicios esenciales como el suministro a hospitales, comedores, escuelas, centros CAIF, hogares de ancianos y cárceles. También proveerá del servicio a las zonas afectadas por las inundaciones: Durazno, Rocha, San José, Colonia y Soriano, y se atenderá el secado de granos, según suscribe el acta de la reunión.

Populares de la sección