Advierten que todos los procesos de atraso cambiario terminaron mal

Gabriel Capurro Álvarez señaló que el impuesto a la tierra representa 55% del total que paga el agro
Analizando la actual situación del sector productivo, y de la carne en particular, el integrante de la Asociación Rural del Uruguay (ARU), Gabriel Capurro Álvarez, advirtió que todos los procesos de atraso cambiario que hubo en la historia de Uruguay terminaron mal y que "quien se quema con leche ve la vaca y llora". Capurro, exrepresentante de la ARU en la junta directiva del Instituto Nacional de Carnes (INAC), fue uno de los tres conferencistas de la propuesta denominada Carnes uruguayas, alta calidad más allá de las cuotas, en el marco de la Expo Melilla.

De esta actividad, organizada por ARU, radio Carve y diario El País, también participaron el consultor y expresidente del INAC, Roberto Vázquez Platero, y el presidente de la Asociación Uruguaya de Productores de Carne Intensiva Natural (Aupcin), Álvaro Ferrés.

Capurro recordó que en 2007 se dijo que la base impositiva sería la renta y que los impuestos a la tierra perderían relevancia, pero actualmente el impuesto a la tierra representa 55% del total que paga el sector agropecuario, y terminó cuadruplicándose en millones de dólares.

"En la Federación Rural y la Asociación Rural del Uruguay se lucha contra los impuestos ciegos, porque la lógica es pagar sobre la renta, pero volvimos a lo de siempre", lamentó Capurro.

El productor de Durazno indicó que el gasoil en Uruguay cuesta 56% más que el promedio de la región, la nafta 30% más y sostuvo que la energía es la base de todo proceso de intensificación. La tarifa eléctrica residencial es 66% más cara que en la región, y la industrial es 17% más alta, agregó.

Dijo que UTE y ANCAP son empresas públicas monopólicas y se espera que produzcan la mejor calidad al menor precio posible, para darle competitividad al país. Sin embargo, son recaudadoras de Rentas Generales, dijo.

"Nos parece una política acertada atraer inversiones extranjeras, pero nos gustarían tener las mismas condiciones, no pagar IRAE, por ejemplo. Los que estamos acá tenemos que trabajar con eso", dijo Capurro en referencia a los altos costos, impuestos e ineficiencias del Estado.

Por otra parte, confirmó el apoyo de ARU al sistema de trazabilidad bovina obligatoria, aunque reconoció que es discutida. "Entendemos que es una buena cosa para el país, y así también nos lo transmitió la industria frigorífica", expresó el productor.

Populares de la sección