Advierten que vecinos se están armando contra la delincuencia

Vecinos de Montevideo expresaron su preocupación en la comisión de seguridad del Senado
La comisión de Seguridad y Convivencia del Senado escuchó de primera mano el malestar de vecinos que preocupados por el accionar de los delincuentes, advirtieron que en la zona oeste de Montevideo la población se está armando para defenderse.

También plantearon medidas como endurecer las penas, que haya patrullajes a caballo en barrios más alejados, que los presos trabajen y paguen por el servicio carcelario, que se establezca la cadena perpetua para los asesinos y que los alumnos problemáticos hagan el servicio militar obligatorio.

Una delegación de vecinos de Punta Espinillo, La Colorada, Pajas Blancas, Santiago Vázquez y Paso de la Arena informaron a los senadores del aumento de robos en las propiedades así como de animales de producción en una zona que produce el 60% de la verdura de hoja verde que entra al Mercado Modelo.

"Últimamente la zona ha sido olvidada y prácticamente no hay patrullaje policial", afirmó José Luis Lómez, vecino de la zona oeste de Montevideo.

Señaló que el propietario de una avícola se quejó ante legisladores que fueron al barrio, del robo de motos de sus empleados en un promedio de 20 por mes. También contaron que al emprendimiento turístico La Colorada le robaron caballos que ni siquiera los habían terminado de pagar.

Lómez le dijo a los senadores que está preocupado porque algunos vecinos "se están armando". "Esto puede terminar en cualquier cosa, hay gente que me ha dicho que no sabe manejar un arma, pero lo hacen porque es la única defensa que tienen", según consta en la versión taquigráfica de la comisión a la que accedió El Observador.

Ante esa situación, el jefe de Policía los recibió y le plantearon que haya una vigilancia a caballo, lo que fue rechazado por falta de personal idóneo y de caballos. Uno de los planteos fue también formularon fue que la Guardia Republicana tuviera más presencia en la zona.

La comisión del Senado también recibió el martes a una delegación del "Grupo de vecinos de Montevideo", que explicó que la muerte de Cristian, el motociclista que mataron para robarle la moto, fue lo que "los detonó".

En la comisión de seguridad del Senado hicieron una serie de planteos porque la situación "se le fue de la manos y hay que ponerle un parate ya".
Leyeron una carta donde reclamaron más respaldo a la policía y los jueces. Pidieron que la policía pueda pedir documentos a sospechosos, que la cárcel cobre a los reclusos por el hospedaje y los servicios que brinda para lo cual deberán trabajar.

Propusieron el uso de tobilleras inteligentes para cuando un recluso trabajando en la cosecha o limpiando calles, salga del perímetro, reciba "un pequeño choque eléctrico que lo paralice unos minutos".

También reclamaron que para el que quita una vida, la condena "sea de por vida".

Los vecinos, igual que los de la zona oeste, alertaron que de no encontrarse soluciones a corto plazo, el pueblo "no es cobarde" y tomará "las precauciones del caso" para protegerse de los delincuentes, dijo Walter Baz, tras leer la proclama.

Otro vecino, Jesol Grimau, dijo que bajar las penas, "sería el camino contrario a lo que es el sentir" de quienes fueron víctimas de la delincuencia.

Consideró que "el entramado social está quebrado" y se mostró de acuerdo con la formación militar para los mayores de 18 años. También propuso la formación militar para los "alumnos que son problemáticos en los locales de estudio". "Debería ser obligatorio porque allí se enseña disciplina, respeto, convivencia y valores, que es lo que está faltando" concluyó Grimau.

Populares de la sección