Advierten por vertido directo de residuos en río Uruguay

OSE está al tanto de la situación pero aclara que ocurre "en cuencas chicas"

Mientras recorre las calles de Mercedes (Soriano), un vecino de la zona filma con su celular la actividad de un camión de barométrica que tira los desechos acumulados por un caño maestro ubicado en Parque Carrasquito y que sin previo tratamiento se dirigen al río Negro y allí quedan, a la espera de ser diluidos por la corriente. Esta situación no es atípica en ciudades ubicadas al litoral del río Uruguay ya que muchas de ellas todavía no cuentan con una planta de tratamiento de residuos de OSE que pueda limpiar el agua. En total son ocho las ciudades que viven esta situación, en los departamentos de Salto, Paysandú, Soriano, Colonia y Rio Negro

A principio de 2015, la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU) elevó una solicitud al gobierno argentino y uruguayo para conocer la situación en la que se encuentran los efluentes domésticos y santiarios de cada una de las poblaciones asentadas a orillas del río.

Según explicó a El Observador el presidente de la CARU, Gastón Silbermann, "lo más preocupante son los vertidos de efluentes de las ciudades" ubicadas a ambas orillas del río. "Los desechos tienen que ir al río con el tratamiento previo correspondiente de forma tal que lo que haya de contaminante sea lo mínimo", sostuvo.

Reclamos

Vertidos directos en el Río Negro, en ciudad de Mercedes
Vertidos directos en el Río Negro, en ciudad de Mercedes

De acuerdo al mapa disponible en el sitio web de OSE, en las ciudades de Salto, Paysandú, Mercedes, Dolores, Colonia y Carmelo, el sistema de saneamiento es el de "vertimiento directo". Esto significa que "no se aplica tratamiento" a los afluentes recogidos por la red de alcantarillado sanitario, sino que estos se vierte directamente en el río.

Asimismo, se explica que el vertido debe realizarse "en puntos alejados de los cursos de agua, con corrientes apropiadas que aseguran su autodepuración y el alejamiento de zonas costeras inmediatas, con fines urbanísticos y sociales diversos como paisajes, playas, zonas de esparcimiento y recreo".

Sin embargo, en el caso de Mercedes, la situación parecería no cumplirse con rigurosidad. Consultado sobre esta situación, el diputado frenteamplista, Enzo Malán, dijo a El Observador que la solicitud de una planta para la ciudad se realiza desde hace 10 años y que la situación es alarmante ya que los desechos se tiran en una zona de parque concurrida por los vecinos, donde pescan e incluso se bañan.

Consultado sobre las consecuencias que podría generar este sistema, el gerente general de OSE, Daniel García, dijo a El Observador que este sistema "sobre todo se utilizan en cuencas chicas" y donde esto ocurre, no afecta los lugares donde se extrae el agua para potabilizar. "No se utilizan las mismas fuentes y los lugares de extracción de agua para potabilización no están afectados por eso. En eso hay tranquilidad", sostuvo.

Nuevas plantas

Además de las nombradas en el sitio web, García agregó a la lista la ciudad de Conchillas (Colonia) y Fray Bentos (Río Negro). Al día de hoy OSE tiene más de 50 las plantas de de tratamiento de aguas residuales en todo el país, la gran mayoría en las capitales, donde la población es numerosa. Si bien en los últimos años se incorporaron plantas nuevas, la mayoría fue en la zona metropolitana y este del país, como San José, Canelones, Ciudad de la Costa, Punta del Este, Piriápolis y Minas. Aun así, aseguró que algunas plantas ya iniciaron obras como el caso de Salto desde hace 8 meses.

En otros casos, el proyecto de la planta recién se está iniciando, como el caso de Paysandú. En marzo de 2015, el presidente del ente, Milton Machado, dijo al portal web de presidencia que se destinarían US$ 56 millones para la construcción de cuatro plantas a pedido de la Dirección Nacional de Medio Ambiente (DINAMA), para protección sanitaria y de la calidad del agua (ver apunte).

"Sin duda que es un trabajo continuo en un equilibrio que tiene que manejar la administración dentro de sus recursos de inversión de mantener y ampliar estos sistemas de abastecimiento de agua potable y a su vez tener cuidado el aumento de cobertura de saneamiento", dijo.

Plan de monitoreo pendiente

Desde la CARU prevén la instalación de un plan de monitoreo total del río Uruguay a cargo de los dos países. El planteo fue hecho luego del conflicto internacional por la planta de celulosa UPM (ex Botnia).

Si bien el proyecto ya fue elaborado no hubo acuerdo entre las delegaciones, por lo que el mismo no entó en vigencia. Silbermann dijo que este año las autoridades retomaron la propuesta y en "el corto plazo" podría darse inicio

La promesa de cuatro plantas nuevas

En marzo de 2015, el presidente de OSE, Milton Machado, anunció que se invertirían más de US$ 56 millones para la instalación de dispositivos de agua residual en Salto, Paysandú, Colonia y Fray Bentos, ante recomendaciones de la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama), para "salvaguardar el cuidado medioambiental y evitar riesgos santiarios", según informó Presidencia. De las cuatro, al momento solo se iniciaron obras en Salto.


Populares de la sección

Acerca del autor