AEBU realizará paros en bancos oficiales

La medida responde a la falta de avances con el gobierno para renovar el convenio colectivo
El Consejo del Sector Financiero Oficial de AEBU resolvió ayer iniciar medidas de paro en todos los bancos públicos del país, luego que la reunión mantenida por espacio de dos horas con representantes del gobierno no permitiera avanzar en las negociaciones para la renovación del convenio colectivo en el sector.

En diálogo con El Observador, el presidente interino de Banca Oficial, Álvaro Pévere, dijo que el resultado de la negociación fue "malo" porque las autoridades colocaron encima de la mesa la propuesta original presentada en enero pasado y para la cual había un preacuerdo, pero que luego fue rechazado por la asamblea de trabajadores en mayo.

El sindicato comenzará a realizar paros en los bancos públicos durante las últimas dos horas de la jornada laboral, entre los días 19 y 26 de julio. "Los bancos van a parar por departamento y no se va a atender al público", indicó Pévere. También está aprobado un paro general en los bancos oficiales y la Agencia Nacional de Vivienda que aun no tiene fecha.

Además se mantiene el corte de horas extras hasta el 22 de julio cuando las partes volverán a reunirse con el Poder Ejecutivo. Ese día habrá paro en las sucursales de Montevideo.
El gobierno plantea una extensión horaria para llegar a ocho horas desde las seis horas y media actuales, pero AEBU entiende que la extensión horaria debe realizarse mediante la creación de dos turnos en lugar de uno ampliado.

"La salida nuestra no es más extensión de horario, no trabajar ocho horas, sino fundamentalmente que ingrese más personal y que se distribuya la gente que ya está concentrada o mal concentrada en algunos sectores de los bancos", había dicho el dirigente.
El sindicato exige que se cubra el 100% de las vacantes que se generen en las diferentes instituciones.

El Poder Ejecutivo aspira a cerrar las negociaciones lo antes posible. Eso juega en contra del sindicato porque las propuestas salariales caerán si se pasa el 31 de julio sin que haya un acuerdo. En esa fecha los bancos oficiales deben tener listos sus presupuestos.

"Está bastante firme el gobierno y el gremio va a tener que hacer un esfuerzo grande si quiere lograr lo que se propuso. Ahora empezó el conflicto con paros", apuntó el dirigente.
La banca pública emplea a unos 6.800 trabajadores y el convenio colectivo del sector cayó el pasado 20 de diciembre. De todas formas, mientras no se apruebe un nuevo convenio, se mantiene el que está vigente, que solo prevé ajustes de salarios en función de la inflación.

Populares de la sección