Aflojó la presión alcista en la soja

Productores locales lograron cerrar acuerdos a US$ 380 por tonelada
Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

Aflojó la presión alcista en la soja, así como cedió parcialmente el impacto negativo del clima sobre Argentina.

De esa manera, el mercado tomó ganancias luego que los futuros en Chicago llegaran a máximos en seis meses, permitiendo a los productores locales cerrar volumen de negocios sobre los US$ 380 por tonelada.

Junto al clima en América del Sur también incide la incertidumbre por posibles cambios del gobierno estadounidense.

Hay temor porque la administración de Donald Trump golpee sobre el mandato federal sobre biocombustibles, lo que podría perjudicar al aceite de soja y también el maíz por una eventual menor demanda de biodiesel y etanol.

La demanda desde China por la soja estadounidense se ha moderado –lo que era esperable–, pero por ahora los números de exportaciones de ese origen son sólidos. En China ahora se entra en más de una semana con escasa actividad por el Año Nuevo y es esperable que luego se vea una demanda mayor por la soja brasileña.

Las lluvias en Argentina


En Argentina las lluvias cesaron sobre las zonas más afectadas por los excesos hídricos, aunque hay pronósticos sobre el regreso del agua sobre mediados de la semana que viene.

Las proyecciones de las principales bolsas de cereales en ese país apuntan a una producción de soja en torno a los 53 millones de toneladas, mientras el Departamento de Agricultura de EEUU –USDA, por sus siglas en inglés– mantuvo en su reporte de enero su estimación de 57 millones de toneladas.
Esta semana decayó la comercialización en el mercado interno y también a nivel regional.

Los productores locales aprovecharon la semana pasada los picos de precio para avanzar en las ventas, aunque siendo cautos a la espera que se mantengan las precipitaciones en febrero.

Hubo negocios nuevos, a la vez que se puso precio a operaciones que habían sido cerrados en primas.