Aftosa: presidente de la OIE dijo que Uruguay está protegido

Argentina decidió ayer adelantar el período de vacunación

Uruguay “está muy bien protegido contra el virus de la fiebre aftosa, tiene su ganado bien inmunizado y obviamente hay que estar alerta, con barreras sanitarias y vigilancia epidemiológica que asegure esa situación”, dijo a El Observador el presidente de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), el uruguayo Carlos Correa.

Mientras tanto, Argentina aumentó su blindaje sanitario frente al foco que apareció en Paraguay. Ayer dispuso el alerta sanitario en todo el territorio y adelantó el segundo período de vacunación en las provincias de Salta, Formosa, Chaco, Corrientes, Misiones y Entre Ríos, las del norte del país.

Por otra parte, el presidente de la Federación Rural, Miguel Sanguinetti, remarcó a El Observador el buen manejo realizado por Uruguay frente al foco de fiebre aftosa en Paraguay y agregó que apoya la intensificación de controles sanitarios adoptada hace más de 10 días por los Servicios Ganaderos del Ministerio de Ganadería.

Desde París, sede de la OIE, Correa explicó –vía telefónica– que la región “está muy bien, así lo ha evaluado la OIE, incluso en la zona de alta vigilancia creada en la frontera de Paraguay, Argentina y Brasil, donde se comprobó la buena inmunidad de los rodeos”.

Consideró que el foco de Paraguay es algo muy puntual y se espera que se solucione en el corto plazo. “Esta situación no implica para Uruguay ninguna emergencia sanitaria, aunque hay que estar en estado de alerta”, acotó.

Correa se refirió también al manejo en la prensa sobre el refuerzo de barreras sanitarias y de simulacro que había denunciado el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) de Argentina, señalando que Uruguay no lo ha hecho, como lo hizo en su momento, porque es obligatorio comunicarlo previamente. Opinó que el refuerzo de medidas sanitarias ocurrió en un momento muy oportuno.

Paraguay, que pospuso para hoy aplicar el rifle sanitario al rodeo enfermo, tiene tres opciones para recuperar su estatus sanitario. Una es el sistema clásico por el cual luego de seis meses del sacrificio sanitario de los animales en la población de riesgo y una vigilancia serológica con ausencia de circulación de virus puede presentarse a recuperar el estatus.

La segunda opción es no aplicar el rifle sanitario y efectuar una vacunación de emergencia con ausencia de circulación viral y requiere un plazo de 18  meses.

Una tercera opción, nueva y más complicada se denomina zona de contención. Refiere al encapsulado de la situación problema, que debe garantizar que todo lo que esté afuera de esa zona esté libre de todo riesgo y que todo lo que esté adentro sea de una misma población de donde se ubicó el foco, con los animales perfectamente identificados.

En este caso luego del sacrificio de los animales y de dos períodos de incubación del virus de fiebre aftosa (en total 28 días) Paraguay se puede presentar a solicitar el libre de fiebre aftosa con vacunación. Esto es viable y ya fue aplicado en Reino Unido cuando ocurrió un escape de virus en un laboratorio.

Un antecedente en los días previos.

El viernes 16, el presidente de la Asociación Rural de Paraguay, Juan Néstor Núñez, mostró en Montevideo a sus colegas del Mercosur un trabajo sobre un problema detectado en animales con serología parecida a la aftosa denominado “mal de centeno”.  Luego se confirmó el  foco de aftosa en la zona de San Pedro, dijo a El Observador Martín Rapetti, coordinador ganadero de Confederaciones Rurales Argentinas.


Fuente: Hugo Ocampo

Populares de la sección

Comentarios