Agentes de viajes, optimistas para 2017 por la baja en pasajes aéreos

Operadores confían en mantener o elevar ventas pese a menos salidas de uruguayos en 2016
Los agentes de viajes son optimistas en general en mantener o incrementar sus ventas de pasajes y paquetes turísticos al exterior este año, pese al fuerte descenso que se dio en la salida de los uruguayos en 2016.

El moderado optimismo de los agentes se basa en que gran parte de la retracción de la actividad en 2016 se dio por una menor cantidad de uruguayos que salieron vía carretera y fluvial a Argentina y Brasil, pero la colocación de pasajes aéreos a destinos como Europa, Brasil, el Caribe y EEUU se mantuvo firme y nada hace pensar que pueda retraerse en 2017.

Así como ocurrió el año pasado –cuando la oferta de pasajes aéreos creció y desembocó en rebajas de hasta 20% en los tiques–, prevén que ese atractivo siga vigente este año. Las reservas para destinos que en 2017 son atractivos por una cuestión de costos como Europa –producto de la debilidad del euro– se encamina a ser una de las vedette. También es bueno el nivel de reservas por pasajes aéreos para Carnaval y Semana Santa para las clásicas playas brasileñas o del Caribe.

En diálogo con El Observador el presidente de la Asociación Uruguaya de Agencias de Viajes (Audavi), Jorge Valenti, dijo que a priori todo indica que el sector logrará mantener el ritmo de actividad este año respecto al desempeño que mostró en 2016. El agente indicó que los clientes están aprovechando la baja de 25% del euro respecto a la cotización del año pasado para programar y agendar días de esparcimiento en el viejo continente.

"La gente está aprovechando esa coyuntura sumado a las tarifas de pasajes atractivas", destacó.

Hoy el mercado ofrece la posibilidad de adquirir con el mayor período de antelación posible, por ejemplo, un pasaje a Madrid o París con un costo de entre US$ 700 y US$ 900 por persona ida y vuelta. "Hace 50 años que me dedico a esta actividad y nunca vi pasajes aéreos tan baratos como ahora", aseguró Valenti.

En la misma línea, el gerente de Geant Travel, Fernando Riva, comentó que si bien su empresa bajó su facturación el año pasado –producto del menor costo de los boletos aéreos–, logró mantener la cantidad de pasajes vendidos frente al desempeño que mostró 2015. El ejecutivo explicó que en las cifras que divulgó el Ministerio de Turismo (ver recuadro) incidió la fuerte retracción en los viajes terrestres y marítimos a Argentina y Brasil. Dijo que con un tipo de cambio relativamente estable –como el que se espera para 2017 y rebajas de entre 15% y 20% de los boletos aéreos–, "las tarifas son accesibles en dólares" para los turistas uruguayos.

El experto destacó el incremento en la participación que vienen mostrando los viajes a Europa en el total de salida anual que hacen los uruguayos cada año pese al peso indiscutible de Argentina y Brasil. En 2016, los dos países fronterizos recibieron prácticamente a ocho de cada 10 viajes (78,5%) que a lo largo del año pasado realizaron residentes uruguayos. Mientras que el centro y norte de Norteamérica recibieron 85 mil viajes (5%) y otros 65 mil (3,8%) atravesaron el Atlántico para llegar a Europa.

También en barco

Por otro lado, el presidente de Audavi dijo que además de los paquetes aéreos, la opción de tomar cruceros es otra alternativa que los turistas uruguayos están incorporando con mayor asiduidad a su menú de opciones.

La oferta en este nicho ha jugado un papel clave, ya que cada año crece el número de servicios que ofrecen distintos tours por distintas ciudades con todo incluido que zarpan de Montevideo.
En el pasado, lo usual era que el viajero debía trasladarse a ciudades como Buenos Aires para incorporarse a las tripulaciones de los cruceros.

Salidas de uruguayos bajaron 23% en 2016

De acuerdo a los datos del Ministerio de Turismo, la cantidad de salidas al exterior por residentes en Uruguay cayó 22,6% frente a 2015. Mientras que el año pasado hubo 1,7 millones de viajes, un año antes habían sido 2,2 millones. Es el segundo año consecutivo de caída. Ya los números de 2015 habían mostrado un peor desempeño que el año previo: un descenso de 7,5% Este fenómeno ocurre luego de años de récord de viajes al exterior. Con 2,4 millones de viajes realizados por residentes que cruzaron las fronteras del país, 2014 fue el año que tuvo el mejor registro en este terreno. La cantidad de dinero que gastaron en el extranjero también cayó 21,2%, a US$ 915 millones. La capacidad de compra de los uruguayos en el exterior se deterioró 9,8% en el promedio anual de 2016 contra igual período de 2015, según el Índice de Capacidad de Compra en el Exterior de El Observador (ICCE-EO).