Aguerre subrayó el valor de los sectores cárnico y forestal

El ministro los señaló como responsables de que la economía no deje de crecer
El aporte de los subsectores cárnico y forestal a la economía nacional fue destacado por Tabaré Aguerre, ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, en el lanzamiento del 21er. Congreso Mundial de la Carne.

Los detalles de esa cumbre –se hará del 7 al 9 de noviembre en Punta del Este– fueron presentados en la Torre Ejecutiva por el jerarca junto a Federico Stanham –presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC)– y Fernando Gil –gerente general del INAC, miembro de la Oficina Permanente Internacional de la Carne (OPIC) y presidente del comite organizador–.

Aguerre destacó que durante el último año y medio se produjo un derrumbe en los precios de los comodities, aludiendo a lo sucedido con el cobre, hierro, petróleo y materias primas como soja, maíz y trigo, "pero no pasó eso con la carne ni con los productos provenientes de la forestación", afirmó.

Dijo que se trata de dos rubros fundamentales en la economía agroindustrial uruguaya, "ni más ni menos que los que encabezan las estadísticas de exportación".

Eso "tiene muchísimo que ver" con que en el recorte de crecimiento económico que se está publicando, que establece que Uruguay crece algo más del 1% en una región en la que se ha decrecido entre el 2% y el 3% "y ese 1% está explicado por el crecimiento de 1,6% del sector agropecuario".

Eso, detalló, tiene que ver con que buena parte de lo que se produce en el país no tiene una crisis de oferta en el mundo, lo que permite que se sostengan los precios.

Mencionó, además, que de una producción mundial anual de 70 millones de toneladas de carne se comercializan entre países 10 millones de toneladas y Uruguay es responsable de la exportación de 300 mil a 400 mil toneladas.

Uruguay vende del 3% al 4% del total de las carnes que se comercializan anualmente en el mundo, que son unos 10 millones de toneladas de los 70 millones de toneladas que se producen. Uruguay vende del 3% al 4% del total de las carnes que se comercializan anualmente en el mundo, que son unos 10 millones de toneladas de los 70 millones de toneladas que se producen.

"En ningún otro rubro Uruguay tiene una participación sobre el comercio total como el que tiene en la carne", enfatizó, a lo que añadió que "en ningún otro rubro, con nuestros competidores, estamos tan alto en la comparación, producto de las ventajas competitivas que generamos".

En ese marco, en lo que denominó como "un mundo de oportunidades", estableció la existencia de un desafío: "encontrar los equilibrios entre el conocimiento disponible, las necesidades de financiamiento y la transferencia de tecnología que es un tema que nos obsesiona", considerando, dijo, que en Uruguaya hay suficiente información de cómo producir, como para producir 20% o 30% más".

Volviendo al valor del rubro carne, instó a que "más que nunca la sociedad uruguaya tiene que valorar lo que se ha desarrollado a lo largo de décadas como un activo nacional, no es un activo sectorial, que nos permite tener uno de los rubros estrella en la estrategia de la presentación del país".

Precisó que la marca país no es la carne, el vino, el turismo o la informática consideradas esas actividades en forma aislada, "es la combinación de todo eso".

Uruguay tiene en la carne su tarjeta de presentación por razones obvias, "porque hay cuatro vacas por habitante, porque exportamos el 73% de lo que producimos, pero porque además este es el Congreso de la Carne, no de las carnes rojas, y en el mundo de la carne tenemos algunas carnes mucho más dinámicas en su capacidad de oferta; producir un pollo demora 60 días, producir un cerdo demora 150 días, pero para faenar un novillo se precisa dos años y medio".

El ministro de ganadería instó a seguir edificando "consistentes ventajas competitivas".

Aguerre había reflexionado antes sobre el valor de una cadena agroindustrial cárnica que hoy es reconocida en el mundo por la calidad de su producción, que se gestó cuando Hernandarias hace 405 años introdujo "76 o 78 vacas y cuatro o seis toros" y que hoy involucra la existencia de un rodeo de 12 millones, con atributos destacados como la genética, la producción básica sobre pastizales naturales, a lo que se le agregan otros como sanidad, inocuidad, trazabilidad, bienestar animal y certificación "que nos permiten presentarnos como un país con algunos elementos de competitividad mucho más profundos que las ventajas comparativas naturales que encontró Hernandarias, que eran simplemente pasturas de buena calidad y agua".

"Edificar consistentes ventajas competitivas tiene que ver con la historia del desarrollo de la ganadería en Uruguay", destacó, a la vez que enfatizó que la actividad de este sector "no es primaria, ni extractiva, ni de bajo valor agregado, y nos permite vender el cuero para hacer el tapizado del Audi y vender una buena parte de lo que está abajo del cuero a un precio el kilo que es más caro que el kilo de Audi", concluyó.

Finalmente, tras mencionar que "estamos seguros que para seguir creciendo necesitamos seguir diferenciándonos cada vez más en los mercados", afirmó que "este congreso es una tarjeta de presentación para Uruguay", en relación a la actividad organizada por OPIC e INAC cuyos detalles –ejes temáticos, modalidad del congreso y actividades de campo– están en www.wmc2016.uy.

La cifra


4 vacas...
por habitante existen en Uruguay y eso destaca Aguerre en el exterior al explicar cuánto vale el sector para el país.


Populares de la sección

Acerca del autor