Airbnb, Uber y BlaBlaCar se unen a las empresas tradicionales

Los gigantes de la economía colaborativa buscan acuerdos en los sectores de aerolíneas, bancos, hoteles, seguros y tarjetas

El boom de la denominada "economía colaborativa" ha provocado un terremoto en empresas y organismos de todo tipo: desde taxistas y hoteleros que critican la competencia desleal, hasta gobiernos que intentan trazar los límites de un marco legal maleable.

Las empresas que se reconocen en la ambigüedad del término han logrado sacar el máximo partido a las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, y aún no han llegado a la cresta de la ola. Según un informe de la consultora PwC, para 2025 la economía colaborativa llegará a mover unos US$ 335.000 millones en todo el mundo.

En este sentido, y aunque parezca que economía colaborativa y economía tradicional son conceptos irreconciliables, numerosas empresas han decidido que en esta ocasión es mejor aliarse con el enemigo que enfrentarse a él, y en cuestiones de alianzas, son varias las que han sucumbido a la tentación.

Airbnb es la compañía de consumo colaborativo que más acuerdos estratégicos suma, y también la más grande, valorada en US$ 27.000 millones. El gigante estadounidense ha firmado alianzas con más de 20 empresas hasta 2016, incluyendo acuerdos para acciones comerciales puntuales.

En el último acuerdo alcanzado en España, EVO Banco concede préstamos de hasta 3.000 euros sin intereses a usuarios que alquilen su alojamiento a través de Airbnb para reformar su casa. Los costos de los préstamos serían asumidos por Airbnb, que devolvería los intereses generados a los clientes. EVO Banco también está negociando una alianza similar con Uber, dirigida a los conductores de la compañía de transporte urbano de pasajeros.

Lea también. Hoteleros uruguayos con estrategias nuevas para competir con Airbnb

Las compañías aseguradoras no han querido perder su oportunidad. AXA anunció hace un año una alianza con la plataforma de car sharing BlaBlaCar, por la que ofrecía una cobertura de asistencia en viaje y garantía de llegada a destino para los usuarios de BlaBlaCar.

Aerolíneas

Algunas empresas de consumo colaborativo han aprovechado el vínculo que existe entre alquiler vacacional y transporte aéreo para el turismo. En diciembre de 2014, Airbnb inició una acción con la aerolínea KLM que hacía posible reservar en la plataforma online de alojamientos de particulares una noche en un apartamento habilitado en el interior de un avión de la compañía holandesa. Actualmente es posible reservar anuncios de Airbnb en la propia página web de KLM.

La aerolínea estadounidense Virgin America mantiene una alianza con Airbnb a través de un programa de fidelidad. Además, este año lanzaron una promoción para nuevos usuarios hasta noviembre de 2017, por la que los nuevos clientes recibirían 1.500 puntos para la aerolínea y 20 dólares para gastar en Airbnb.

Lufthansa también puso en marcha una acción en la plataforma de Airbnb, aunque en este caso no se trata de una alianza propiamente dicha. Bajo el lema El lujo te espera sobre las nubes, la compañía aérea alemana publicó en Airbnb anuncios de vuelos nocturnos en premium economy para viajar de Fráncfort a Nueva York entre el 23 de agosto y el 15 de diciembre de 2016.

En el caso de Uber, United Airlines ha sido la primera aerolínea en ofrecer a sus pasajeros los servicios de la plataforma de transporte a través de la propia app de la compañía aérea. Uber también anunció una alianza con American Airlines en febrero de este año, enfocada a clientes con tarjetas de fidelización. Aun así, ambas compañías ofrecen en ciudades de Estados Unidos un servicio de traslado que permite a los pasajeros llegar a los aeropuertos más fácilmente.

Viajes de negocios

El mercado de los viajes de negocios actualmente mueve US$ 1,2 mil millones, y alcanzará 1,6 mil millones para 2020, según un estudio publicado por Global Business Travel Association (GBTA). La economía colaborativa ha puesto el foco en este tipo de viajes, y apuesta por su expansión en el sector.

En ese sentido, Airbnb cuenta con Airbnb for Business, un portal en el que están presentes empresas como Facebook o Eventbrite. El grupo con sede en San Francisco cuenta con alianzas con American Express Business Travel o Concur, una empresa online especializada en la gestión y optimización de gastos de empresas en viajes de negocios que también tiene una alianza estratégica con Uber para fines similares.

La plataforma de transporte Uber mantiene acuerdos con tres de las principales cadenas hoteleras: Hilton Hotels, Starwood Hotels e Intercontinental Hotels Group (IHG).

En el primer caso, ambas plataformas integraron sus aplicaciones para dispositivos móviles, de manera que es posible reservar un trayecto con Uber a través de la app de Hilton y viceversa.

Por otro lado, las alianzas de Uber con Starwood Hotels e IHG se corresponden con programas de fidelidad que ofrecen puntos para acumular en una compañía al solicitar los servicios de la otra.

Movilidad

Uber ha desarrollado alianzas y acciones con fabricantes de vehículos. Esta misma semana anunció un proyecto conjunto con Volvo Cars en el que invertirán US$ 300 millones (273 millones de euros) para impulsar la nueva generación de vehículos autónomos. El pasado mes de mayo Uber anunció una asociación estratégica con Toyota contemplando, además de una inyección de liquidez por parte del fabricante japonés, un plan para incluir modelos de Toyota en la flota de Uber. La compañía, que también realizó acciones comerciales puntuales con BMW o Mercedez-Benz, está negociando una posible alianza con Fiat Chrysler.

En Francia, BlaBlaCar mantiene un acuerdo con el grupo de construcción de autopistas Vinci que contemplaba la creación de un servicio de telepeaje para los usuarios de la plataforma y la creación de 1.500 plazas de párking.

Airbnb también está presente en este mercado a través de una alianza con el fabricante de coches eléctricos Tesla, por la que ha comenzado a equipar en California algunos domicilios de su plataforma con estaciones de carga.


Fuente: Expansión / RIPE