Ajuste mejora la situación fiscal pero es "insuficiente", según Fitch

Calificadora dice que suba de impuestos puede "pesar" sobre el crecimiento
La calificadora de riesgo Fitch realizó una evaluación de las medidas anunciadas la semana pasada por el ministro de Economía, Danilo Astori, en el marco de la nueva Rendición de Cuentas. Según señaló ayer en un comunicado, la agencia sostiene que las medidas anunciadas por el gobierno ayudan a mejorar la situación fiscal del país, pero que es "insuficiente" para estabilizar el creciente endeudamiento.

"Si es aprobado, el paquete de medidas fiscales recientemente propuesto puede mejorar las perspectivas de alcanzar los planes de consolidación del presupuesto uruguayo a cinco años", señalan los analistas de Fitch Ratings.

Sin embargo, sostienen que "un débil crecimiento y las presiones que hay sobre el gasto público pueden hacer insuficiente el plan para estabilizar completamente la creciente carga de deuda pública".
Una de las grandes preocupaciones del gobierno que llevaron al ajuste fiscal propuesto por el Poder Ejecutivo es mantener el grado inversor. El nivel con que las agencias internacionales califian a la deuda uruguaya le permite acceder al crédito a un costo conveniente.

Tanto Fitch como Moody's –dos de las tres principales agencias, junto a Standard & Poor's– han advertido recientemente sobre la necesidad de corregir el rumbo de las cuentas públicas y la propuesta del gobierno de subir impuestos y recortar gastos apunta en esa dirección.

En los hechos, busca que el déficit fiscal baje desde el equivalente a 4% del Producto Interno Bruto (PIB) en los 12 meses finalizados en mayo, a 2,5% en 2019. Para Fitch, ese objetivo es "difícil de alcanzar en la ausencia de medidas explícitas de consolidación". En ese sentido, sostiene que "la credibilidad fiscal ha decaído en los últimos años debido a que las metas presupuestales no se han cumplido regularmente y los límites legales al incremento de la deuda neta se han relajado respectivamente".

Fitch reconoce que la propuesta del Poder Ejecutivo busca corregir estos desequilibrios, pero sostiene que "no es claro todavía si estas medidas serán suficientes para alcanzar por completo las metas de consolidación en un contexto económico debilitado".

Según las proyecciones de la agencia de calificación estadounidense, la economía uruguaya no crecerá este año –en 2015 se expandió 1% y la mediana de los expertos encuestados por El Observador en mayo esperan una expansión de apenas 0,2% este año–, manteniendo la tendencia al alza del desempleo y la desaceleración en el aumento de los salarios.

Incluso señala que la suba de impuestos propuesta por el Poder Ejecutivo como parte del ajuste, puede "pesar sobre el crecimiento", a través de un mayor deterioro del consumo. Fitch también llama la atención sobre los riesgos políticos que enfrenta la Rendición de Cuentas tal como la presentó el ministro Astori. "Grupos sociales y políticos alineados con el partido en el gobierno se resisten contra algunos elementos de la propuesta", reconoce.

La agencia sostiene que "la calificación (de la deuda uruguaya) podría afectarse negativamente de no detenerse el deterioro de las finanzas públicas y el crecimietno", pero sostiene que el ajuste externo de la economía, el bajo riesgo de refinanciamiento y la fortaleza institucional, fortalecen el perfil de Uruguay.

Populares de la sección