Al menos 12 muertos en aparente ataque terrorista en Berlín

Un camión atropelló a una multitud en un mercado navideño; hubo más de 50 heridos
Ataque camion Berlin mercado navideño

El embajador ruso en Turquía asesinado a balazos por un policía. Al menos 12 muertos y unos 50 heridos luego de que un camión atropellara a una multitud en un mercado de Berlín. Tres muertos en un ataque en un centro de oración musulmana en Zúrich.

Tres episodios ocurridos este lunes, con escasa diferencia horaria, en distintos países, y que en principio no guardaban conexión aparente entre sí, pero que coincidieron con el recrudecimiento de las tensiones internacionales por la guerra civil en Siria, volvieron a instalar la preocupación mundial por un nuevo brote de acciones terroristas en Europa.

Los ataques ocurrieron en un momento en que finalmente ayer lunes comenzó la postergada evacuación de unos 5.000 civiles de Alepo, la segunda ciudad siria, devastada por el conflicto bélico, y cuando la Organización de Naciones Unidas (ONU) aprobó ayer el envío de observadores al país.

Dichos episodios merecieron el inmediato repudio de la comunidad internacional.

Pánico en el mercado

El ataque en la capital alemana, semejante al que había sucedido el 14 de julio en Niza, Francia, fue protagonizado por un camión que embistió por la noche a una multitud en un mercado navideño ubicado en la plaza Breitscheidplatz de Berlín, lo que provocó "al menos nueve muertos" y numerosos heridos, dijo un portavoz de la policía berlinesa, que tenía indicios de que se tratara de un atentado.

"Hay al menos nueve muertos" y unos 50 heridos, confirmó más temprano la Policía de Berlín en las primeras informaciones posteriores al episodio.

En principio, la agencia de noticias alemana DPA sostuvo que la Policía consideraba al episodio "como un ataque".

berlin ataque

El incidente se produjo cerca de la embajada uruguaya en Berlín, informó radio Sarandí, a una distancia que puede cubrirse en una caminata de unos cinco minutos. El camión, marca Scania, irrumpió en una zona peatonal del mercado, ubicado en una zona comercial al oeste de la capital alemana.

Medios locales que citaron fuentes policiales informaron que la principal hipótesis sobre la que trabajan las fuerzas de seguridad es que se trate de un ataque terrorista, aunque hasta anoche no se había confirmado oficialmente dicha posibilidad.

Si bien la autoría del presunto ataque no había sido reclamada por ningún grupo terrorista, el viernes 11 de noviembre en el último número de la revista Rumiyah, del Estado Islámico (EI), se había exhortado a distintos "lobos solitarios" a perpetrar ataques contra multitudes utilizando camiones.

"Podemos confirmar nueve muertos y muchos heridos. Muchos colegas están en Breitscheidplatz para investigar lo ocurrido", señaló inicialmente la Policía a través de su cuenta oficial en Twitter.

El suceso se produjo sobre las 20.15 hora local (19.15 GMT), cuando el vehículo abandonó la calzada e ingresó en la feria.

Distintas versiones indicaron que el camión irrumpió en la zona peatonal, circuló por un camino entre los puestos de venta y acabó estrellándose contra un gran pino de Navidad en el centro del lugar.

El vehículo recorrió una distancia de unos 80 metros, según un portavoz de la Policía de Berlín, que cita el Berliner Zeitung.

Según apuntan varios medios locales, el conductor escapó del lugar de los hechos pero las autoridades confirmaron que fue detenido minutos después.

El camión pertenece a una empresa de transporte polaca, cuyo propietario declaró a la cadena de televisión TVN 24 que perdió contacto con el conductor, primo suyo, sobre la hora 16 local, lo que lo llevó a presumir que el vehículo pudo ser secuestrado.

Ariel Zurawski confirmó que el conductor transportaba 25 toneladas de productos metalúrgicos provenientes de Italia. A su vez, el gerente de la empresa, Lukasz Wasik, dijo no saber qué pasó con el conductor. "No sabemos nada; estamos muy preocupados por él", acotó.

El diario Berliner Morgenpost realizó una retransmisión en directo de imágenes del lugar poco después del suceso, donde se veía a mucha gente en el suelo, al parecer herida o inconsciente, mientras llegaban vehículos policiales, equipos de bomberos y ambulancias.

El tránsito tanto en Breitscheidplatz como en las calles adyacentes fue inmediatamente interrumpido.

Conductor detenido

En tanto, el presunto conductor del camión fue detenido mientras que un pasajero que iba en el vehículo quedó muerto en la cabina, anunció la Policía a AFP.

"Un hombre, manifiestamente el conductor, fue detenido", dijo una portavoz de la Policía y agregó que un pasajero del camión había muerto, sin realizar más precisiones.

A última hora de la noche, se informó que el conductor era paquistaní o afgano, estaba refugiado en Alemania desde febrero, y el camión fue robado en Polonia.

Tras el presunto atentado en la capital alemana, el fiscal federal, Peter Frank, asumió las investigaciones del caso, señaló el ministro de Justicia Heiko Maas vía Twitter, según difundió la cadena Deutsche Welle.

Mientras tanto, la canciller alemana, Angela Merkel, dijo lamentar el hecho de que hubiese víctimas mortales en el episodio de apariencia terrorista.

"Estamos en duelo y esperamos que los numerosos heridos reciban la ayuda necesaria", dijo el portavoz de Merkel, Steffen Seibert, en su cuenta de Twitter, al hacer referencia a las "terribles noticias" provenientes de Berlín.

Atentado en Niza

El último ataque de esas características había ocurrido el 14 de julio pasado en Niza, Francia, cuando una multitud celebraba en plena calle la fiesta del Día Nacional.

En esa oportunidad, un ciudadano argelino naturalizado francés, del que luego se sabría que estaba identificado con el Estado Islámico, conducía el vehículo.

El camión circulaba a toda velocidad y se llevó por delante a numerosos paseantes que festejaban las actividades relacionadas con esa fecha patria.

Esa vez, el chofer fue muerto a tiros por la Policía francesa luego de que recorriera una distancia superior al kilómetro sobre una costanera repleta de personas.

Como consecuencia de ese atentado, murieron 86 personas y hubo más de un centenar de heridos.



Fuente: El Observador y agencias

Populares de la sección