Alas Uruguay explora acuerdo comercial con la brasileña Azul

Empresa sostiene que negociación no incluye la opción de venta

El vicepresidente de Alas Uruguay, Nicolás de los Santos, sostuvo ayer que la aerolínea trabaja en la búsqueda de acuerdos comerciales con otras empresas, como la brasileña Azul Líneas Aéreas. En entrevista con el programa De Diez a Doce de Radio Uruguay, De los Santos dijo que esa estrategia es parte de la operativa y del plan de negocios, al tiempo que descartó la venta de la aerolínea. "Hay una empresa ingresando a competir en puente aéreo, Azul está llegando... La posibilidad siempre está de todo, pero no se está hablando con Azul para (vender). Se habla de acuerdos comerciales. Una aerolínea tiene que ir a un acuerdo y unirse porque es la manera que tiene de convivir en la región", sostuvo

Por otro lado, indicó que los pasajes de puente aéreo a Buenos Aires "se venden cada vez más" y dijo que los vuelos a Paraguay también están funcionando "muy bien". "La venta sube semana a semana, sobre todo en puente aéreo. Y Paraguay arrancó bien y sigue bien". Sobre las dificultades que enfrenta la compañía, De los Santos indicó que están en el "marco normal de desarrollo" de la compañía aérea.

Consultado sobre las demoras que existieron para que se publicaran los vuelos previstos para este mes a Buenos Aires y Asunción, De los Santos indicó que la información no podía darse a conocer en la página web porque la Dirección Nacional de Aviación Civil e Infraestructura Aeronáutica (Dinacia), que es la autoridad reguladora, no los consideraba vuelos regulares.

Inyección

En más de una oportunidad la compañía trasmitió al gobierno las dificultades financieras que enfrenta, e incluso distintas autoridades lo han hecho público. De hecho en los últimos días, la presidenta de Alas Uruguay, Sabrina Acevedo, reconoció que la compañía recibió un inyección de dinero, aunque negó que se tratara de una capitalización y hasta ahora no se conoce el origen de los fondos ni las condiciones de la operación.

"No hubo capitalización de US$ 2 millones. No tengo por qué informar cuál fue la capitalización. No fue capitalizada la empresa, no es esa la forma. Somos conscientes que le debemos a todo el pueblo uruguayo porque sí manejamos la salida con capitales del Fondo para el Desarrollo que se formó para auxiliar a empresas recuperadas. Estamos trabajando arduamente para pagar cuando corresponda ese préstamo del Fondes", dijo Acevedo esta semana al programa La Tarde en Casa de Canal 10.

A mediados de julio, El Observador dio cuenta de la decisión de la aerolínea de desprenderse de uno de los tres Boeing 737 arrendados que componían su flota. Consultada acerca del porqué de esta decisión en un momento de bonanza comercial como la que había descrito, Acevedo indicó que no estaban "utilizando" esa aeronave. "Y porque tenía chequeos a futuro que no eran convenientes para la empresa económicamente; por lo tanto se decidió entregar ese avión", agregó. La presidenta del directorio de la aerolínea indicó que los otros dos aviones con los que cuenta sí están en al aire.

Desde hace un tiempo se maneja la posibilidad de que la firma alcance un acuerdo de algún tipo con otra empresa de la industria. Hasta ahora se barajaron varios nombres: primero fue la boliviana Amaszonas, luego Boliviana de Aviación (BOA), y ahora la brasileña Azul Líneas Aéreas.

Alas Uruguay surgió después del cierre de Pluna –en julio de 2012–, como un emprendimiento autogestionado de parte de los extrabajadores de la extinta compañía. Luego de varias idas y venidas, la aerolínea empezó a volar sobre fines de enero de este año.

Un factor clave para que esto sucediera fue el dinero que aportó el Fondes: una línea de crédito por US$ 15 millones, aprobada cuando José Mujica era presidente.

La aerolínea goza por ahora de dos años de gracia, que vencerán 24 meses después del comienzo de su operativa. A partir de esa fecha, deberá empezar a pagar cuotas mensuales por un período de 10 años para reintegrar el monto que le fue prestado


Populares de la sección