Alas Uruguay firmó un acuerdo con aerolínea estatal boliviana

Sellaron un pacto ayer en La Paz para evaluar su viabilidad a futuro
El secretario general del Partido Comunista (PCU), Eduardo Lorier, informó ayer que se firmó un acuerdo entre Alas Uruguay y la aerolínea estatal Boliviana de Aviación (BoA) con el objetivo de lograr una alianza y "evaluar la viabilidad de la aerolínea uruguaya", informó Telenoche citando al legislador, que se encuentra en Bolivia.

Lorier confirmó que viajó a Bolivia junto al diputado del MPP, Daniel Placeres, para facilitar un acercamiento político entre las autoridades de la estatal boliviana y dos directivos de Alas Uruguay para buscar algún tipo de asociación.

El semanario Búsqueda publicó en su edición de ayer de esas tratativas que estaba llevando a cabo la aerolínea de bandera uruguaya.

El dirigente comunista recordó que los contactos con esa aerolínea habían comenzado hace dos años, pero luego se descontinuaron. Reveló que accedieron a reestablecer los vínculos a pedido de los cincos ministerios que trabajan en el tema (Transporte, Economía, Trabajo, Turismo e Industria) para buscar una solución. El Observador se contactó ayer con directivos de Alas Uruguay pero prefirieron no hacer comentarios sobre las negociaciones que están encarando para la búsqueda de un socio. No obstante, Lorier comentó a Telenoche que hace 15 días hubo un encuentro entre las gerencias técnicas de ambas aerolíneas en Buenos Aires, mientras que ayer se firmó un acuerdo que buscará "evaluar la viabilidad de la aerolínea uruguaya".

Ese acuerdo, según la versión, incluye colaboración técnica de BoA con Alas Uruguay, acceso de la cooperativa uruguaya a un sistema electrónico de expedición de boletos y facilidades para la compra de repuestos. Lorier precisó que no participaron de la firma del acuerdo y que solo se limitaron a facilitar la comunicación con las máximas autoridades de BoA.

La empresa autogestionada enfrenta desde hace algunos meses problemas financieros luego de agotar el crédito otorgado por el Fondo de Desarrollo (Fondes) de US$ 15 millones, que fue clave para su puesta en funcionamiento en enero. Esa situación la empujó a buscar nuevo financiamiento e incluso a interesarse por potenciales asociaciones que hagan viable su actividad. BoA es una aerolínea que inició sus operaciones en 2009 y pertenece al Estado boliviano. Ya el año pasado se había manejado que Alas Uruguay estaba en conversaciones con BoA para la incorporación de nuevos destinos para vuelos en una segunda etapa.

Intento con Amaszonas
La posibilidad que la boliviana Amaszonas se quedara con la compañía uruguaya fue otra de las alternativas manejadas en los últimos meses, pero eso fue descartado por los directivos de Alas Uruguay.

Según supo El Observador, en una reunión que tuvo lugar a fines de abril en el Ministerio de Transporte, Amaszonas había puesto sobre la mesa la posibilidad de absorber la aerolínea de bandera uruguaya, bajo la condición de mantener solo el 30% de la plantilla de trabajadores integrada por unas 200 personas y que Alas Uruguay devolviera los aviones que hoy tiene arrendados.

Eso fue descartado por la empresa autogestionada. Según fuentes al tanto de las negociaciones, además de representantes de ambas compañías participaron en la reunión el ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi y la ministra de Turismo, Liliam Kechichian. El Observador consultó a Amaszonas sobre la propuesta pero voceros de la empresa prefirieron no hacer declaraciones.

Antes, el directorio de Alas Uruguay había señalado en un comunicado dirigido a sus trabajadores que la empresa no estaba a la venta, pero no descartó la posibilidad de asociación con otra compañía. En ese sentido, Sabrina Acevedo y Nicolás De los Santos –de Alas Uruguay– habían dicho a integrantes de la Comisión de Cooperativismo de Diputados que recibieron varias ofertas para asociarse con otras aerolíneas, pero que las descartaron por no ser "firmes", informó El País.