Alemania tuvo el peor accidente de tren de los últimos cinco años

Por el momento hay al menos nueve muertos y varios heridos
Al menos nueve personas murieron este martes y un centenar resultaron heridas, entre ellas varias de gravedad, en un choque frontal de dos trenes de cercanías en el sur de Alemania, en el peor accidente ferroviario del país en los últimos cinco años y el más grave en el estado federado de Baviera desde 1975.

Dos personas están aún desaparecidas, precisó la Policía en una rueda de prensa en la que el titular de Transporte, Alexander Dobrindt, habló de "momento difícil para la historia del transporte ferroviario en Alemania" al describir la "imagen aterradora" que presenció en el lugar del siniestro.

El ministro subrayó que los expertos de la Oficina Federal de Ferrocarriles, que ya están en el lugar, deberán determinar las causas del accidente y las razones -técnicas o humanas- por las cuales falló el sistema de frenado automático que entra en funcionamiento cuando un tren rebasa la velocidad máxima o circula sin permiso.

El accidente se produjo en una vía de sentido único cerca de la localidad bávara de Bad Aibling a las 05.45 GMT y al lugar, de difícil acceso, se desplazaron numerosos equipos de rescate con ambulancias y una decena de helicópteros para atender a los heridos y trasladar a los más graves a los hospitales.

Las dos locomotoras chocaron a la altura de una curva, se empotraron y varios vagones volcaron al descarrilar uno de los trenes "Meridian", operados por la compañía privada de ferrocarriles Bayerische Oberlandbahn.

El ministro se mostró convencido de que los dos trenes implicados en el accidente colisionaron "a una velocidad muy elevada", en un tramo de sentido único en el que se puede circular a hasta 100 kilómetros por hora.

Dado que el choque se produjo en una curva, los dos conductores aparentemente no llegaron a percatarse de la presencia del otro, por lo que los trenes chocaron a toda velocidad, agregó.

"Es espeluznante cómo los trenes han quedado empotrados el uno en el otro", afirmó.

Dobrindt explicó que de las tres cajas negras en los dos trenes, dos ya han sido recuperadas y agregó que su análisis permitirá determinar las circunstancias técnicas previas y en el momento del accidente.

Luego de reiterar que lo importante es esclarecer ahora si se trató de "un problema técnico o un error humano", rechazó especular sobre las causas del siniestro.

Según apuntó, el sistema de frenado automático puntual fue introducido en todo el sistema ferroviario luego del accidente del 29 de enero de 2011, en el que murieron diez personas en el choque de un tren de cercanías y uno de carga en el estado federado de Sajonia-Anhalt, después de que uno de los conductores ignorara dos señales de advertencia y continuara circulando.

El ministro agradeció la labor de los alrededor de 500 efectivos de los equipos de rescate que "en las condiciones más difíciles han salvado vidas".

"Confío en que las autoridades competentes harán cuanto esté en su mano para aclarar cómo se produjo ese accidente", dijo por su parte la canciller alemana, Angela Merkel, en un mensaje difundido por su departamento de prensa, en el que expresó su "conmoción" por lo ocurrido.

El titular del Interior bávaro, Joachim Herrmann, aseguró que se hace todo lo posible por esclarecer las causas del accidente e indicó que "hubo cambios en el horario de los trenes".

"Aunque no pueda existir nunca un cien por cien de seguridad, debemos hacer todo lo posible por descartar en la medida de lo posible errores humanos y técnicos", dijo.

Se trata del accidente ferroviario más grave en Baviera desde el registrado en 1975 en la localidad de Warngau, en el que perdieron la vida 41 personas y otras 126 resultaron heridas en un choque frontal de dos trenes.

Un portavoz de la policía señaló que en los trenes implicados en la tragedia viajaban unas 150 personas, menos de lo habitual para este trayecto -lo que calificó de "golpe de suerte"-, debido a las vacaciones de carnaval.

La empresa ferroviaria y la policía bávara han puesto en marcha sendos teléfonos de emergencia para atender a los familiares de las víctimas.

La vía permanece completamente cortada y se han puesto autobuses a disposición de los viajeros que necesitan recorrer ese trayecto.

En tanto, los servicios sanitarios han hecho un llamamiento a la población a donar sangre para cubrir las necesidades urgentes como consecuencia del accidente.

Fuente: EFE

Populares de la sección