Alemania y Turquía en medio de polémica por genocidio armenio

resolución. Parlamento alemán lo calificó como crimen contra la humanidad
El gobierno de Turquía reaccionó de inmediato a la votación ayer en el Parlamento alemán de una resolución que reconoce el genocidio armenio, cuando los turcos se niegan a calificarlo con ese término. El Poder Ejecutivo turco llamó a consultas a su embajador en Alemania, un tradicional gesto diplomático de enfriamiento bilateral, y además advirtió que la resolución "va a afectar seriamente las relaciones turco-alemanas", según dijo el presidente turco Recep Tayyip Erdogan ante la prensa en Kenya, donde está de visita.

La tensión llega en momentos en que Turquía es un socio clave para resolver la crisis migratoria en Europa. Además, la comunidad turca es una de las más numerosas en el país germano.

Las matanzas y deportaciones de armenios entre 1915 y 1917 en el Imperio otomano causaron 1,5 millones de muertos, según los armenios, y entre 300 mil y 500 mil, según Turquía, que se niega a calificarlo de genocidio.

Las autoridades turcas consideraron un "error histórico" la adopción de la resolución que reconoce el genocidio armenio por el Imperio Otomano durante la Primera Guerra Mundial.

Erdogan dijo que a su vuelta a Turquía se adoptará una decisión sobre el "procedimiento" a llevar a cabo en respuesta al voto de los diputados alemanes en la cámara baja de ese país (Bundestag).

Mientras que armenios estiman que las tropas del Imperio otomano mataron a 1,5 millones de miembros de su comunidad, Ankara asegura que una guerra civil en Anatolia acompañada de una hambruna fue la responsable de la muerte de entre 300 mil y 500 mil armenios y de otros tantos turcos.

La mayoría de los oradores en la sesión de la Bundestag destacaron que esta resolución no era contra las autoridades turcas actuales sino contra el gobierno de la época, responsable de las matanzas de 1915.

Crisis migratoria

La adopción de esta resolución complicará las relaciones, ya tensas, entre Ankara y Berlín, a raíz de la aplicación de un polémico acuerdo con la Unión Europea, impulsado por Berlín, que ha contribuido a reducir drásticamente el flujo de migrantes hacia Europa.

El presidente turco amenaza con no aplicar el acuerdo si no consigue la exención de visados para los ciudadanos turcos que quieran viajar al espacio europeo de Schengen.

Erdogan llamó el martes la canciller alemana, Angela Merkel, para expresarle sus "preocupaciones" si la resolución era aprobada y advertirle que "esta trampa" podría deteriorar "todas" las relaciones con Alemania. Pocas horas antes de la votación, el primer ministro turco, Binali Yildirim, dijo que la iniciativa del Bundestag ponía a prueba la "amistad" entre Alemania y Turquía.

Merkel, por su parte, no participó en el voto por razones de agenda pero apoyó la resolución el martes durante un ensayo de la votación, según informó la agencia AFP.

El texto generó preocupación incluso dentro del gobierno alemán. El ministro de Relaciones Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, se mostró cauto ante la iniciativa y su portavoz dijo "esperar" que no supondrá "inconvenientes duraderos en las relaciones con Turquía".

El jefe del grupo parlamentario oficialista de la CDU, Volker Kauder, aseguró por el contrario que no se trataba de "sentar (a Turquía) en el banco de los acusados" sino de favorecer la reconciliación "diciendo las cosas por su nombre", en declaraciones el jueves en la televisión pública ARD.

Inmediatamente después de la votación, el ministro de Relaciones Exteriores de Armenia, Edward Nalbandian, elogió en un comunicado el "aporte notable de Alemania en el reconocimiento y en la condena internacional del genocidio armenio, así como la lucha universal para evitar genocidios y crímenes contra la Humanidad".

En el texto, propuesto por los grupos parlamentarios de la mayoría –los conservadores de la CDU/CSU y el SPD–, así como por los Verdes (oposición), el Bundestag "deplora los actos cometidos por el gobierno de los Jóvenes Turcos de la época, que conllevaron al exterminio casi total de los armenios".

El Bundestag también lamentó en su resolución "el papel deplorable del Reich alemán que, como principal aliado militar del Imperio Otomano (...) no actuó para poner fin a este crimen contra la humanidad".

Fuente: AFP

Populares de la sección