Alertan por 22 mil jubilados aún sin tarjeta para cobrar en mayo

El plazo vence el 30 de abril; MEF dice que no hay margen para flexibilizaciones
Hay unos 22 mil jubilados y pensionistas que tienen plazo hasta el 30 de abril para elegir obligatoriamente una institución bancaria o emisor de dinero electrónico de su preferencia donde poder efectivizar el cobro de sus prestaciones, según datos del Banco de Previsión Social (BPS).

Se trata de beneficiarios de jubilaciones y pensiones con alta posterior al 1° de noviembre de 2015 y que actualmente cobran en efectivo. La ley de Inclusión Financiera establece que a partir del 1° de mayo deberán pasar a cobrar por medios electrónicos (tarjeta de débito o prepaga que otorgan los emisores de dinero electrónico). Para cumplir con el trámite, el jubilado o pensionista debe concurrir directamente al banco o emisor que elija para abrir la cuenta. Luego, cada institución informará al BPS la elección efectuada para que se depositen los fondos mes a mes en la cuenta personal. El trámite en todos los casos es gratuito.

El pasivo o pensionista tiene dos opciones. La primera es realizar el trámite en las oficinas de cualquier banco privado o del Banco República (BROU). En ese caso cada jubilado o pensionista recibirá una tarjeta de débito asociada a su cuenta bancaria. Con ella podrá luego retirar dinero en efectivo en la red de cajeros automáticos (Bandred y RedBrou) o realizar compras y pagos de servicios directamente con el plástico. De esa manera también podrá beneficiarse de la rebaja de cuatro puntos de IVA en cada operación que realice (de 22% a 18%).

El plan b por fuera de los bancos es apelar a emisores de dinero electrónico. Actualmente hay dos opciones habilitadas: Redpagos y Anda. Cuando se haga el trámite recibirán una tarjeta prepaga. Ese plástico es un medio de pago electrónico que reemplaza al manejo de efectivo y permite hacer compras y pagar servicios con rebaja de IVA, y hacer retiros (en la red de cobranzas para el caso de Redpagos o en Banred y sucursales en el caso de Anda).

El límite del gasto de la tarjeta está determinado por la cantidad de dinero que se le haya precargado y es equivalente a lo que acredite automáticamente el BPS cada mes. Al igual que una tarjeta de débito, tiene una clave de seguridad (PIN) que el usuario debe digitar para confirmar cada operación.

En el caso de Abitab, si bien la empresa está habilitada por el Banco Central (BCU) para emitir dinero electrónico todavía no está operativo el pago de jubilaciones por ese medio, según se informó desde la empresa a El Observador.

Preocupación en pasivos

En diálogo con El Observador, el integrante de la Organización Nacional de Asociaciones de Jubilados y Pensionistas del Uruguay (Onajpu), Waldemar González indicó que existe preocupación respecto a qué pasará con las personas que no hagan la elección antes de mayo.

"No podemos dejar ningún viejo sin cobrar un mes porque no haya hecho el cambio", apuntó. También existe inquietud, según dijo, porque en muchos casos se trata de personas con poco o nulo conocimiento tecnológico que tendrán que empezar a utilizar cajeros y plásticos de un día para otro. El tema será planteado al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) por el presidente del BPS Heber Galli, para que se estudie algún tipo de flexibilidad.

Consultado por el tema, el coordinador del programa de Inclusión Financiera del MEF, Martín Vallcorba, indicó que no hay marco legal para nuevas prórrogas. La reglamentación establece que si el interesado no elige dónde quiere cobrar en el plazo fijado, será el instituto de seguridad social (BPS en ese caso) el que deberá elegir por él, previa notificación a cualquier banco o emisor.

Por otro lado, los jubilados y pensionistas que hasta el 30 de octubre de 2015 cobraban en efectivo en BPS, instituciones bancarias o en locales de redes de cobranza descentralizadas (Abitab, Redpagos, Anda y Supermercados El Dorado) podrán continuar haciéndolo en esta modalidad.

De todas formas, siempre tendrán el derecho de elegir cobrar a través de una cuenta bancaria o en un instrumento de dinero electrónico si desean hacerlo.

Para los trabajadores

La obligatoriedad de pagar los salarios a través de medios electrónicos está vigente para todo el país desde el pasado 1° de octubre. La reglamentación del Poder Ejecutivo había contemplado que en caso que patrón y trabajador estuvieran de acuerdo se podía mantener el régimen de pago en efectivo por algunos meses más.

Pero esa flexibilización caducará el próximo 30 de abril: a partir de mayo todos los trabajadores deberán cobrar sus haberes a través de un plástico, con excepción de las domésticas y empleados rurales y pasivos de localidades de menos de 2.000 habitantes.

Por medio de una ley, el Poder Ejecutivo extendió el año pasado hasta el próximo 31 de diciembre el plazo para que este conjunto de trabajadores y pasivos tenga la obligatoriedad de tramitar un plástico para cobrar sus haberes. Ese plazo puede extenderse en caso que esas pequeñas localidades no logren acceder a puntos de extracción de dinero. Esto atiende especialmente a los trabajadores rurales. Hace dos semanas el ministro de Economía, Danilo Astori, informó en su disertación en ADM que desde la implementación de la ley de Inclusión Financiera se crearon 250 mil nuevas cuentas, con lo que son alrededor de 800 mil los trabajadores que ya cobran por medios electrónicos de pago.

Las claves


*Trámite.
El jubilado o pensionista que comenzó a recibir prestaciones luego del 1° de noviembre de 2015 debe concurrir al banco o emisor de dinero electrónico que seleccione y comunicar que desea cobrar por intermedio de esa institución.

*Comunicación.
La institución seleccionada se encarga de avisarle al BPS para que cada mes deposite automáticamente los pagos en la cuenta de la persona.

*Tarjetas. La institución seleccionada le entrega al jubilado una tarjeta de débito o prepaga.

*Beneficios. Puede retirar efectivo y tener descuento de IVA si compra con el plástico.

Populares de la sección