Alertan por baja remisión de leche a plantas industriales

Incide en costos fijos que afectan luego a los tamberos

La lechería está afectada por una menor remisión de los tambos, que en el caso de Conaprole se cuantificó en 14%, pero que a nivel nacional representó 20% durante junio pasado, en relación a igual mes de 2015. Esto incide en la ecuación industrial, que necesita trabajar a pleno para cubrir sus costos fijos y, en última instancia, afecta también a los productores, dijo a El Observador el vicepresidente de la Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL), Néstor Cabrera.

El dirigente consideró que las plantas industriales no disponen de los volúmenes necesarios para "licuar" los costos, que en el caso de Conaprole "nos termina repercutiendo a nosotros que somos los integrantes de la cooperativa", por la incidencia de mayores costos que esa situación significa.

A su vez, en los primeros seis meses de 2016 la caída de la remisión de leche a industrias se cuantificó en 13,9%, según los datos del Instituto Nacional de la Leche (Inale)

Esta situación se agrega a los bajos precios del mercado internacional de lácteos que operan desde hace casi tres años, lo que generó una situación económica complicada para los productores, por sus consecuencias que ahora son difíciles de revertir, según el dirigente.

Este panorama es el que justifica las medidas que desde hace más de un año se han venido planteando al gobierno, considerando una situación que se vislumbraba y que lamentablemente ahora se ha confirmado, expresó Cabrera.


Es necesario acelerar las gestiones para encontrar una solución de fondo a la crisis lechera

Opinó que es lamentable haber llegado a este extremo porque después no es fácil de revertir, por lo que es necesario acelerar ahora las acciones acordadas con el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Tabaré Aguerre, en oportunidad de su última visita al Instituto Nacional de la Leche (Inale) el 15 de julio pasado.

En la oportunidad se habló de la posibilidad de instrumentar algún mecanismo que permita encarar una solución de fondo a la falta de liquidez que tiene el sector, a la falta de rentabilidad que tiene el negocio lechero y a tratar de trabajar con costos que hagan viable a este tipo de explotaciones.

Lo que se procura es alguna herramienta financiera, que puede ser un fondo para apoyar al sector y que tenga un repago a largo plazo, que permita en primer lugar detener la caída de la producción, el envío de vacas productivas a faena y el abandono de productores de este sector, afirmó Cabrera.

Todo esto es clave para retomar nuevamente la senda de crecimiento en el sector lechero, lo que es fundamental principalmente las industrias lácteas de este país de forma que no baje su nivel de procesamiento de leche, porque de lo contrario tiene que enfrentar la incidencia creciente de sus costos fijos.
Gestión de créditos
Por otra parte, las autoridades del Banco de la República (BROU). dispusieron que las sucursales de la institución comiencen a recibir la documentación de los productores interesados en recibir financiamiento del banco, según informaron fuentes del BROU a El Observador. El crédito de hasta US$ 30 mil por productor se habilitará con la garantía de las terneras y vaquillonas. Se manejará un valor ficto de US$ 350 por ternera y US$ 700 por vaquillona, de los cuales se tomará 60% de las terneras y 50% de las vaquillonas para el financiamiento.


Populares de la sección

Acerca del autor