Alertan por desafío de sostener los avances laborales a futuro

Estudio sostiene que en 2012 se dio un quiebre y ahora cambió la tendencia

Un informe de la consultora PwC advierte que ante una perspectiva de menor crecimiento económico para los próximos años, el mayor desafío en materia laboral será “sostener las mejoras” logradas hasta el momento. El estudio, al que tuvo acceso El Observador, sostiene que se está confirmando un mercado laboral “menos pujante”.

Los datos disponibles para el primer semestre de 2013 confirman la tendencia que viene observándose desde el año pasado, de una moderada caída en los niveles de empleo y también de una menor proporción de personas activas buscando un trabajo, permitiendo amortiguar el aumento en la desocupación, explica el trabajo que elaboró la economista Lucía Vázquez.

Agrega que si bien estas variaciones “no son alarmantes, sí dan señal de que las mejoras en los niveles de empleo y desempleo se habrían detenido y revertido en forma moderada”.
El crecimiento en la proporción de personas que buscan un empleo sin poner condiciones y el freno en la caída que venía presentando la duración del desempleo son otros indicadores que confirman una dinámica del mercado laboral menos pujante.

De acuerdo a las últimas cifras de mercado de trabajo publicadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la tasa de desempleo promedio para el total del país alcanzó a 7,1% en julio.Esta cifra muestra una relativa estabilidad en relación a un año atrás, cuando el desempleo afectaba al 6,9% de la población económicamente activa.

“Quiebre en 2012”
Según PwC, los 10 años de crecimiento ininterrumpido en la actividad económica en Uruguay han tenido sin dudas un claro reflejo en el mercado laboral. La tasa de desempleo se redujo de niveles en torno a 17% en 2002-2003 a tasas levemente por encima de 6% en los últimos dos años. La tasa de empleo, por su parte, aumentó en 10 puntos porcentuales entre 2003 y 2012, alcanzándose cifras record en materia de ocupación.

“Sin embargo, 2012 marcó un quiebre en la tendencia sostenida de los principales indicadores del mercado de trabajo. Pese al crecimiento de la actividad, el desempleo aumentó levemente en el año (de 6,3% en 2011 a 6,5% en 2012) y esto estuvo explicado por una caída en la tasa de empleo (se redujo de 60,7% a  59,9% en 2012)”, argumenta el documento.

En la primera mitad de 2013, se observa un leve aumento de la proporción de desempleados que no impone restricciones en su búsqueda de empleo –que alcanza al 55% de la población desempleada–, lo que implica un quiebre en la tendencia de caída de los últimos años (ver gráfica).

“Esta es otra señal del menor dinamismo del mercado de trabajo, indicando que la población desempleada es menos exigente a la hora de aceptar un empleo”, señala el análisis de la consultora.  En el mismo sentido, la duración del desempleo, esto es, en promedio cuántas semanas tarda una persona desempleada en encontrar trabajo, se mantuvo en 6,7 semanas en el primer semestre del año, el mismo nivel del promedio de 2012.


Comentarios