Alfonsina Rivedieu: apostar a los sueños

Alfonsina Rivedieu es una de las principales triatletas juveniles de Uruguay. Con tan solo 19 años, su próximo objetivo es el Panamericano de Canadá, donde se jugará la clasificación al Mundial

Por Marsha Quevedo

El gusto por practicar deportes de Alfonsina viene desde muy pequeña, aunque confiesa que en sus comienzos los practicaba por obligación. Desde temprana edad empezó a aprender natación como una solución a sus problemas respiratorios y con el paso del tiempo se volvió una parte muy importante de su vida diaria. "Después de empezar las clases de natación, mi madre nunca me permitió dejar de hacerlo, en los primeros años lo hacía como una obligación pero después le fui encontrando el gusto y ahora no podría dejar de nadar, me encanta", comenta Alfonsina.

En su infancia integró el plantel de natación de Maldonado, ciudad que la vio crecer como persona y como deportista, y donde sigue viviendo actualmente. Después de algunos años decidió alejarse del plantel y de la natación porque sentía que era mucha exigencia para una niña de 10 años: "Estar en el plantel requería una exigencia que para esa edad era demasiada, en ese momento existían otras prioridades, sentía que me estaba perdiendo cosas de mi infancia que no estaba bueno perderse. Hoy por hoy, sí elijo perderme partes de la adolescencia y priorizar más mi carrera deportiva".

Descubrimientos

alfonsina 06

Durante el tiempo que estuvo alejada de las piscinas no dejó de practicar deportes y de mantenerse en movimiento. Empezó a correr pero de manera tranquila y con el simple objetivo de llevar adelante alguna actividad física. "Me uní a un grupo de corredores de Maldonado del cual mi actual entrenador es el profesor. Él fue quien me propuso volver a la natación sin dejar de correr e incorporar la bicicleta a mis prácticas deportivas", cuenta Alfonsina. "Empezó como algo para probar, pero después me lo fui tomando en serio y mi entrenador vio que me lo estaba tomando de esa manera". Ese fue el momento en que se encontró con el triatlón, disciplina que combina atletismo, ciclismo y natación

Aunque Alfonsina proviene de esta última, la que más le gusta es el atletismo, que dice ser su fuerte. "Correr es lo que mejor me hace y en lo que me siento más cómoda por diversas razones, sobre todo porque se puede variar el lugar de entrenamiento y también los horarios. Puedo correr al aire libre e ir cambiando los escenarios".

alfonsina 03

Gracias al deporte recorrió varias partes del mundo, tanto participando en diversas competencias, como entrenando. Ha estado en Argentina, Barbados, Brasil, España, Estados Unidos y Perú. De este último destino no tiene tan buenos recuerdos, ya que allí tuvo su primera decepción deportiva, fue la primera vez en su carrera que luego de una caída tuvo que dejar la competencia. Lo atribuye a su corta experiencia pero afirma con determinación, "si hoy me pasa eso, me levanto y sigo compitiendo con más fuerza".

En competencias internacionales obtuvo muy buenos resultados en las categorías junior y juvenil, entre ellos, el sexto puesto en el Sudamericano de Entre Ríos en 2016, cuando logró un lugar para el Panamericano que se disputó en julio en West Des Moines (Estados Unidos); y el galardón de quedar entre las 10 mejores triatletas del campeonato de Murcia de 2016.

El pasado domingo 18 de marzo, Alfonsina compitió por última vez en el Sudamericano Junior que se realizó en Montevideo, donde jugó de local, obtuvo el décimo puesto y alcanzó la clasificación para el Panamericano que se realizará en julio en Magog (Canadá), un logro que la llena de orgullo. El Panamericano es una instancia muy importante para la triatleta, ya que allí competirá por un lugar para el Mundial, que se realizará en setiembre en Róterdam (Holanda). "Este año la meta principal es lograr la clasificación al Mundial y cerrar mi carrera como junior".

Entrenamiento

Sin dudas, lo que más requiere la práctica de este deporte es tener disciplina, mucha perseverancia y ser constante. Al escuchar hablar a Alfonsina de su entrenamiento es fácil darse cuenta de la gran motivación y la pasión que siente por el triatlón. Su día comienza a las seis de la mañana con un chapuzón, lo primero que hace luego de desayunar. "El entrenamiento de natación lo hago de dos maneras según la época del año. Si es verano, practico en el mar, aprovecho la cercanía que tengo con la playa y que compito en aguas abiertas. En los meses de frío lo hago en una piscina cerrada, en la misma piscina donde empecé a nadar cuando era niña".

Para poder practicar las tres disciplinas, debe intercalar sus entrenamientos, pero la natación es la base de todos los días. A eso le suma días de correr varios kilómetros y otros de hacer ciclismo, además de las idas al gimnasio dos veces al día. "El entrenamiento es muy variado, hay días que tengo las tres disciplinas juntas —a eso le llamamos transiciones— , cambia también según la etapa del año. Si estoy en la etapa competitiva, el entrenamiento es más fuerte que cuando estoy en pretemporada, pero por lo general tengo tres instancias por día", comenta Alfonsina con determinación.

alfonsina 02

Desde que empezó a competir a nivel profesional, siempre tuvo el mismo entrenador, Paul Medina, que la acompaña hace ya cinco años y conoce muy bien a su atleta. "Solo con mirarme ya sabe cómo me siento o cómo empezó mi día; eso es impagable. La confianza que tenemos es fundamental para ir hacia adelante y alcanzar las metas. Soy muy agradecida por tenerlo, cumple varios roles a la vez y es un excelente profesional". Esta relación tan estrecha con su entrenador la ayuda a concentrarse en el momento de competir. "Siempre pienso en sus frases mientras compito, la más importante para mí es 'que tu cuerpo haga el trabajo'. Sus palabras me ayudan a dejarme llevar. Trato de manejar energía positiva, trabajamos mucho en ese tema, en la conexión de mente y cuerpo, me ha enseñado mucho cómo respirar y cómo concentrarme en mi cuerpo".

Cuando llegan los tiempos fríos a Uruguay, Alfonsina debe buscar otros destinos para continuar con su entrenamiento que no tiene pausas. Brasil es el lugar donde se ha sentido más cómoda entrenando y compitiendo, y resalta que el clima es ideal para practicar triatlón. El año pasado estuvo entrenando en Murcia (España) y ahora está evaluando cuál será su próximo destino para prepararse para el Panamericano.

Vida y triatlón

Conjugar la vida de adolescente, la familia, sus estudios y su carrera deportiva no le ha sido fácil pero tampoco imposible. "Mi familia y mis amigos entienden lo que estoy haciendo, lo aceptan y siempre me están apoyando y ayudando en todo lo que pueden, por eso les estoy muy agradecida". Sus padres han sido el pilar fundamental para que Alfonsina pudiera desarrollar su carrera deportiva, incluso trataron de que tuviera en su propia casa un centro de alto rendimiento de acuerdo a las posibilidades de adaptación a la rutina que se requiere y a las condiciones en general. Comenta también que, muchas veces, familia y amigos funcionan como un cable a tierra, haciéndole ver que también existen otras cosas además del deporte y que puede dividir su tiempo para disfrutar de las pequeñas cosas que una adolescente debe disfrutar.

Actualmente, la joven atleta también estudia la carrera de Educación Física, pero sin ningún apuro por terminarla. Ella y su familia han tomado la decisión de que se dedique con mayor énfasis a su carrera deportiva y que paralelamente vaya cursando la carrera, lo que Alfonsina ha sabido conjugar muy bien. "Con mi familia entendemos que este es el mejor momento para desarrollarme en mi carrera deportiva, que siempre se puede estudiar y siempre hay tiempo para hacerlo. Sé que voy a terminar mi carrera porque también quiero ser profesora de educación física, pero no pierdo el foco en mi carrera deportiva en este momento", explica.

alfonsina 01

Alfonsina se considera una persona y una atleta muy competitiva, pero no lo ve como algo negativo; su competencia es consigo misma y no con terceros. "Siempre busco superar mis propios ritmos y superarme a mí misma en todo, creo que si no hubiese sido tan competitiva no hubiese llegado tan lejos en mi carrera ni logrado lo que he logrado", afirma. Ser tan competitiva y exigente también ha afectado su vida diaria, ya que no puede tomarse un simple juego como tal, como un disfrute, lo que explica su preferencia por los deportes individuales.

Esa exigencia también se traslada a su dieta. Tiene una nutricionista que la acompaña en su carrera y la ayuda a seguir un plan de alimentación acorde a sus necesidades físicas. Sus comidas varían según cuál sea el entrenamiento y los días de competencia. Muchas veces consiste básicamente en pastas y barritas nutritivas, en caso de que sea necesario complementar. A pesar de seguir una dieta balanceada y especial, también se da algunos gustos pero evitando siempre la comida chatarra. "Soy exigente en mi alimentación, me gusta cuidarme porque si no estoy bien o en mi peso lo noto en mis entrenamientos y en las competencias".

Como todo deportista, Alfonsina también tiene sus cábalas. "Si pienso en ellas no me acuerdo de todas porque las hago sin darme cuenta antes de una competencia o incluso en mis entrenamientos. Algo que sí hago siempre es competir con el mismo broche de pelo o dejar la bicicleta de una determinada manera en el parque cerrado". Como partícipe activa del triatlón, percibe que el deporte ha crecido muy rápido en los últimos años y de manera pareja para ambos sexos a nivel profesional. Sin embargo, señala que a nivel amateur el número de competidoras mujeres sigue siendo muy inferior al de hombres. Quizá su ejemplo inspire a las futuras niñas a dedicarse a esta disciplina, que requiere de esfuerzo, trabajo, constancia y mucha pasión.


Populares de la sección