Algunas estaciones sin combustible y otras al borde como coletazo del paro de ANCAP

La medida de Fancap del miércoles repercutió por horas o días, en algunas estaciones pero ya se empieza a normalizar

Por el fin de semana, las playas de la costa este uruguaya ya se empiezan a llenar con el buen tiempo y el calor. Un poco por eso, pero sobre todo por el paro que los trabajadores de ANCAP realizaron el pasado miércoles 7, algunas estaciones de servicio se quedaron sin combustible y otras estuvieron muy cerca de eso.

La única estación de servicio de La Paloma está sin combustible, informó este sábado el periodista Miguel Nogueira en su cuenta de la red social Twitter.

Embed

Consultado por El Observador al respecto, el gerente de la Unión de Vendedores de Nafta del Uruguay (Unvenu), Federico De Castro, dijo que esta situación no es exclusiva de La Paloma sino que ha sucedido en las últimas horas en varios departamentos.

Dijo que hubo estaciones no solo en Rocha que se quedaron sin nafta, sino que eso también sucedió en centros de venta de Colonia, Rocha, Lavalleja y hasta hubo algún caso en Montevideo.

Según explicó, la razón exclusiva del faltante fue el paro que realizó el miércoles 7 la Federación de Trabajadores de ANCAP (Fancap), motivo por el cual no se despachó combustible en la refinería de La Tablada.

De Castro dijo que el faltante se dio en distintos momentos y en diferentes lugares. También aclaró que medida que se iba restableciendo la distribución el problema se va solucionando en esos lugares.

"Lo que sucede habitualmente es que las estaciones toman previsión de los paros de ANCAP y se 'sobreestockean'. Pero no todas pueden hacerlo", dijo. Para poder almacenar más de habitual, deben tener una capacidad de almacenamiento subterráneo, cosa que no todas tienen.

VEA TAMBIÉN: Seis claves para entender el conflicto en el negocio de los combustibles

El dueño de algunas estaciones de servicio en Punta del Este relató a El Observador que si bien a él no le pasó de quedarse sin combustible, estuvo cerca de ello. En un momento, según relató, se quedó con menos de mil litros, hasta que llegaron a reponerle.

Esta falta de combustible, se apuran en aclarar los estacioneros, nada tiene que ver con el conflicto que ellos, o los sellos (Petrobras y Axión), llevan adelante con ANCAP y el gobierno por la renovación del contrato.


"En dicho lugar encontramos todos los portones cerrados, uno de ellos con cartel de Pare, y no había en su interior ningún camión cisterna cargando combustible", dice un pasaje de la comprobación del acta a la que accedió ayer El Observador.