Almagro alineó a la oposición y el Frente Amplio se dividió

La cancillería apostará a la vía diplomática para la crisis de Venezuela
La decisión sobre Venezuela que tomó el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, de activar la Carta Democrática, logró alinear tras de sí a la oposición política de Uruguay y por el contrario, dividió al Frente Amplio.

La situación derivó también en que la cancillería debió mover rápido para junto a otros tres países (Chile, Argentina y Colombia) salir a apoyar los esfuerzos negociadores.

La vía diplomática está prevista en la Carta Democrática de la OEA como paso previo a sancionar a un país.

El canciller Rodolfo Nin Novoa, dijo ayer a Radio Uruguay que "se está teniendo una mirada distorsionada de lo que hace el secretario general que pide juntarse y ver la situación".

Nin Novoa, dijo además en Metropolis FM que conversó telefónicamente con Almagro dos días antes de que activara la Carta Democrática.

Venezuela marcó el primer año de gestión de Almagro en la OEA, que lo tuvo enfrentado a la administración de Nicolas Maduro, mientras la revolución chavista era aplaudida por sectores mayoritarios del Frente, incluso por Almagro cuando fue canciller.

Desde el primer gobierno de Tabaré Vázquez (2005-2010) el Frente se alineó con el entonces presidente Hugo Chávez y hoy continúa con Maduro.

El primer acuerdo internacional de Vázquez, el 2 de marzo de 2005, lo firmó con Chávez para comprar petróleo y fue Venezuela quien le sacó las castañas del fuego cuando cerró la cooperativa bancaria Cofac y cientos de empleados iban al seguro de paro.

El vinculo político lo mantuvo el presidente José Mujica (2010-2015) –con más afinidades políticas– quien incluso luego de acordar con las presidentas de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner y la de Brasil, Dilma Rousseff, hicieron entrar a Venezuela al Mercosur.

Para eso, los presidentes debieron sancionar a Paraguay que utilizó un mecanismo constitucional para destituir al presidente Fernando Lugo.

Luis Almagro, entonces canciller de Mujica, no estaba de acuerdo con esa solución, pero luego del acuerdo de los presidentes, cambió de posición y apoyó a Mujica.
Ahora Almagro volvió a cambiar respecto a Venezuela, país al que, desde la OEA, le reclamó que respete los derechos humanos y convoque al referéndum revocatorio que impulsa la oposición y que puede terminar con el mandato de Maduro.

Ese cambio lo aplauden los partidos Colorado, Nacional e Independiente y también una parte del Frente Amplio.

El oficialismo, quedó dividido y sectores como el MPP, el Partido Comunista, la lista 711 de Raúl Sendic y legisladores socialistas, salieron a cuestionarlo.

Incluso en el MPP, quieren escuchar a Almagro, pero prácticamente ya está tomada la decisión de expulsarlo del sector, dijeron a El Observador fuentes políticas.

Voces

En la oposición, el senador Alvaro Delgado (Partido Nacional) opinó que el proceso que inició la OEA "se hace con mesura, cautela y sentido común". Dijo que sin descuidar el principio de autodeterminación de los pueblos, "Uruguay no puede tener dos interpretaciones y debe exigir las garantías democráticas a un país que además es miembros del Mercosur".

Desde el partido Colorado, el senador José Amorín, observó que la situación preocupa y "la OEA y los cancilleres americanos están actuando porque la democracia en Venezuela corre serios riesgos. Está afectada duramente", dijo.

El senador Pablo Mieres (Partido Independiente) entiende que la determinación de Almagro "es la correcta y era algo ineludible".

"Hace tiempo que en Venezuela se están violando los Derechos Humanos y hay una afectación esencial del funcionamiento democrático y a eso se agrega la emergencia humanitaria", afirmó Mieres.

En el Frente las posturas están enfrentadas.


El senador Rafael Michelini (Frente Liber Seregni) opinó que "Almagro es una persona de bien, honorable, íntegra" y "naturalmente somos solidarios con él", dijo.

Michelini también apoya el diálogo que impulsa la cancillería y recordó que el camino elegido por los venezolanos es el referéndum revocatorio.

En el MPP, sector por el cual Almagro fue electo senador, Ernesto Agazzi calificó de "exabrupto" la "intervención de la OEA" en Venezuela, por estar "jugando un papel que ayuda a la desestabilización". Afirmó que Venezuela "cumple con su Constitución".

El diputado socialista Roberto Chiazzaro, opinó que Almagro perdió "la objetividad" por lo que no está capacitado para buscar soluciones en Venezuela. "Su posición es absolutamente equivocada y corta todo puente de diálogo entre las partes", dijo a El Observador.

Presidencia del Mercosur

Rodolfo Nin Novoa dijo que convocará a una reunión de cancilleres y de presidentes del Mercosur que determinará si Venezuela está en condiciones de asumir la presidencia protempore del bloque regional a partir del 1° de julio.

"Lo que corresponde es que Venezuela asuma" comentó el ministro en el programa Pisando Fuerte de Metropolis FM.

"Uruguay se apega a las normas y no se quedará en la presidencia más allá del mandato.

El conjunto de países del Mercosur resolverá si Venezuela está en condiciones o no de asumir", explicó Nin Novoa.



Populares de la sección

Acerca del autor