Almagro denunció "autogolpe de Estado" en Venezuela

Además, la cancillería argentina, colombiana y mexicana mostraron "preocupación" por la situación y Perú retiró a su embajador del país

Luis Almagro denunció que hubo "un autogolpe de Estado perpetrado por el régimen venezolano", luego del anuncio del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela de que asumirá la tarea legislativa.

"Aquello que hemos advertido lamentablemente se ha concretado", dijo el secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, en un comunicado en el que afirmó, además, que hubo dos hechos que llevaron a que se "terminara la democracia".

Lea también: ¿Qué se sabe del golpe de Estado en Venezuela?

Según Almagro, el primero ocurrió el 27 de marzo cuando el Tribunal Supremo de Justicia declaró la inconstitucionalidad de acuerdos legislativos y calificó como un acto de traición a la patria el respaldo a la Carta Democrática Interamericana.

El segundo, por su parte, sucedió en las últimas horas cuando Maduro declaró "situación de desacato y de invalidez las actuaciones de la Asamblea Nacional", un hecho que llevó a que se otorgaran las competencias del Parlamento al Tribunal.

Estas dos sentencias "son los últimos golpes con que el régimen subvierte el orden constitucional del país y termina con la democracia", explicó Almagro.

El representante de la OEA explicó que se debía convocar un Consejo Permanente de forma "urgente". "La libertad de los pueblos es la esencia misma de nuestra libertad, sólo por serlo forman el objeto de nuestra lucha", expresó.

La reacción de otros países

La cancillería argentina dijo en un comunicado que la decisión restringe el accionar de los legisladores "elegidos por el voto popular" y reivindicó la "plena vigencia en Venezuela del Estado de Derecho y de los principios democráticos".

En esta linea, el secretario de Relaciones Exteriores de México, Luis Videgaray, explicó que a su país "le preocupa de manera grave el deterioro del orden democrático en un país hermano como Venezuela".

Por el golpe de Estado, Perú resolvió retirar "de manera definitiva" a su embajador en ese país.

"Frente a la gravedad de estos hechos, el Gobierno del Perú ha decidido retirar de manera definitiva a su embajador en la República Bolivariana de Venezuela", informó el Ministerio de Relaciones Exteriores peruano en un comunicado.

La embajada sigue abierta en Caracas y queda bajo el mando del encargado de negocios, que dirige la sede desde el 6 de marzo cuando Lima llamó en consulta al embajador, Mario López, en rechazo a las "expresiones insolentes del presidente de Venezuela y de su canciller" sobre el presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski.

La cancillería condenó la decisión del Tribunal Supremo venezolano "de atribuirse las competencias parlamentarias que le corresponden a la Asamblea Nacional, arbitraria medida que violenta el Estado de Derecho y constituye una ruptura del orden constitucional y democrático en la República Bolivariana de Venezuela".

El gobierno peruano consideró que la decisión adoptada por el mismo Tribunal, que otorga al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, facultades que corresponden constitucionalmente a otros poderes del Estado, "es un flagrante quebrantamiento del orden democrático en ese país".

Populares de la sección