Almagro habla de "golpe a la voluntad del pueblo" tras fallo de la Justicia venezolana

El secretario general de la OEA cuestionó la declaración del Tribunal Supremo

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, calificó este martes la sentencia del máximo tribunal de Venezuela contra tres diputados opositores como un "golpe directo" a los electores, alertando de una "erosión a la democracia" en el país suramericano.

"Todo aquello que signifique impedir a un solo diputado asumir su banca es un golpe directo a la voluntad del pueblo", escribió Almagro en una extensa carta abierta dirigida al presidente venezolano, Nicolás Maduro.

"Es un concepto esencial de la democracia que el único soberano legítimo es el pueblo y, por lo tanto, interpretar y-o distorsionar lo que éste ha expresado en las urnas, afecta directamente la voluntad popular", añadió.

La Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia declaró el lunes nulos todos los actos del Parlamento instalado la semana pasada mientras sigan incorporados tres diputados opositores del estado Amazonas (sur), cuya elección fue suspendida temporalmente por ese órgano en diciembre al admitir una impugnación presentada por el partido de gobierno.

Al obtener 112 de las 167 curules en los comicios del 6 de diciembre, la alianza opositora MUD enterró 17 años de hegemonía chavista en el Congreso.

En su carta de cinco páginas, Almagro arremetió contra magistrados que "arrastran en sus espaldas militancia política" y denunció que el tribunal se extralimitó en sus funciones.

Emplazando directamente a Maduro, el titular del organismo lamentó que "su gobierno decidió integrar las instituciones en función de la política partidaria", lo que "hace presuponer" que las decisiones que de ellas emanen tienen un contenido político.

"La Sala Electoral en su aplicación jurídica hace retroceder dramáticamente el derecho al siglo XIX", enfatizó.

Para Almagro, la sentencia judicial se inscribe en una serie de irregularidades ocurridas durante y después de las elecciones legislativas, como intentos para acosar a la oposición, la violación de la independencia de poderes y la injerencia en poderes del Estado.

"Todo eso constituye lo que la doctrina conoce como erosión de la democracia, que contraviene los pilares fundamentales de la Organización", dijo Almagro.


Populares de la sección