Almuerzo soleado en Dulce Amor

Dulce Amor es una novel propuesta que desde el pasado diciembre se sumó a la oferta gastronómica de la zona de Pocitos Nuevo, otrora barrio de La Mondiola

Sentados en una de las mesas de la terraza de Dulce Amor, se hace tan imposible como regocijante el viaje mental hacia el pasado del barrio La Mondiola -hoy rebautizado como Pocitos Nuevo-, en pos de intentar ver a la calle Lorenzo Pérez como un arroyo de agua calma, en el que las lavanderas friegan y luego secan sobre las piedras al sol, la ropa de las familias más acomodadas de Pocitos.

La barriada ha cambiado, como tantas otras partes de la ciudad, y Dulce Amor es uno de sus nuevos vecinos.
Ubicado en la esquina de Francisco Muñoz y Lorenzo Pérez,- frente al restaurant Carbonada, un clásico del barrio-, esta cafetería ocupa un pequeño local de hermosa ambientación, en el que destaca la pericia de sus decoradores para aprovechar de forma más que inteligente, un recinto tan acotado.
El salón cuenta con una decoración muy cálida, sencilla, no más que cuatro mesas, una barra y mucha luz.
Fuera, en un refulgente deck de madera, encontramos varias mesas de madera, regadas por el sol, al resguardo de grandes sombrillas.

A LA CARTA
Dulce Amor presenta una carta corta y concreta, que acumula sándwiches y bocattas, ensaladas, tartas y pizzetas.
Pensando en la tarde, ofrece cafetería completa, postres fríos y helados, galletones y dulces variados.
Al margen de la carta, los mediodías ofrece un menú ejecutivo a 270 pesos, y a la tarde, té completo para dos a 520 pesos.

Nosotros visitamos el local en un soleado mediodía, donde disfrutamos de las mesas al aire libre bajo un generoso parasol.
Optamos por pedir el Bocatta de Jamón Crudo, queso crema y rúcula, sabroso y de porción acorde, y la Tarta de Verdura con ensalada, en el día de nuestra visita, de vegetales asados al curry, fresca y bien especiada.

Para beber pedimos aguas saborizadas, de romero y naranja, y de jengibre y menta, en las que encontramos los sabores demasiado diluidos, con gusto a poco.

Al momento de los postres, acompañamos un ristretto con Brownie casero, tierno como debe ser, y una rica Tartaleta de Fruta, en esta oportunidad de frutillas.

SOBREMESA
En Dulce Amor destacan el ambiente relajado e informal, un local de bonita y esmerada decoración, y una carta de platos livianos bien ejecutados.
Al mediodía presenta menú ejecutivo, y para las meriendas de la tarde, servicio de té para dos, al margen del generoso listado de opciones de cafetería que describe la carta.

MOZO, LA CUENTA
Tarta: $ 170; Bocatta de Jamón Crudo: $ 160; Agua saborizada: $ 80 (x2); Tartaleta de Frutas: $ 130; Brownie: $ 100; Café $ 45; no se cobra cubierto. Total de la mesa para dos: $ 765.
Precio por comensal: 383 pesos.

Dulce Amor está ubicado en Francisco Muñoz 3150 y Lorenzo Pérez.
Horario de atención de Lunes a Viernes de 10 a 22:30, Sábado y Domingo de 17 a 24 horas.
Reservas y consultas al 2 628 08 54.
Para más información de Dulce Amor, visitar este enlace.


Comentarios

Acerca del autor