¿Alonso candidata?: "Falta mucho"

Criticó a los "compañeros de Alianza" que "solo piensan en la estrategia electoral"
Alianza Nacional vive momentos agitados. Aunque nadie ha cuestionado explícitamente el liderazgo de Jorge Larrañaga, en las últimas semanas el sector ha estado en movimiento: mientras intendentes del interior planifican un futuro político común, otros dirigentes, como la senadora Verónica Alonso, muestran cierta independencia en su accionar. Al ser entrevistada por El Observador, Alonso no niega que está trabajando para "crear una estructura nacional", aunque dice que aún es muy temprano para responder si quiere ser candidata. "Lo que quizá tenemos que pensar es si los líderes necesariamente deben ser los candidatos pensando en el 2019", sostiene. Aquí, parte de la entrevista.

¿Los blancos ya están en campaña como dice el Frente Amplio?
Capaz que algunos blancos sí. Todos no. En mi caso, yo no siento que tengamos que estar en campaña. Una cosa es hacer política, que es lo que hacemos los políticos, pero los tiempos electorales no son estos.

¿Y este movimiento de intendentes y legisladores de Alianza Nacional es un cuestionamiento al liderazgo de Larrañaga?
No sé si es un cuestionamiento. Es una forma de complementar, de sumar. Capaz que buscando alternativas, pero no necesariamente cuestionando el liderazgo. En el partido tenemos dos líderes bien claros que no están en discusión. Uno es Jorge Larrañaga y el otro Luis Lacalle Pou. Lo que quizá tenemos que pensar es si los líderes necesariamente deben ser los candidatos pensando en el 2019.

¿Es mejor que haya elecciones internas?
Hay gente de Lacalle Pou que prefiere un acuerdo y evitarlas. Es verdad que las internas nos han desgastado mucho. Los blancos somos muy fermentales y dedicamos toda nuestra dedicación y hasta el 80% de nuestros recursos económicos en eso y luego queda muy poco pensando en octubre. Por eso, votamos muy bien en instancias internas y no se traduce de la misma manera en lo nacional. Las internas son un mecanismo democrático y el más legítimo porque en función de los votos uno se posiciona para adelante. Habrá que analizarlo.

¿Se ve como precandidata?
Es demasiado temprano para saber eso. Falta mucho para las elecciones. Eso no quiere decir que no esté trabajando para fortalecer mi trabajo en el Senado, y para generar una estructura nacional. Se verá según el respaldo de la ciudadanía.

¿Para usted Jorge Larrañaga es el líder de su sector?
Larrañaga es el líder.

¿Se siente cómoda en Alianza porque fue cuestionada, por ejemplo por su cercanía con Tabaré Vázquez?
Algunos compañeros en Alianza solamente están pensando en estrategia electoral. A mí me molesta eso y quizá por eso también tenemos diferencias.

¿Quién la cuestiona?
No los voy a mencionar. Solamente están pensando en estrategia electoral. La mejor estrategia es trabajar. Cuando fui cuestionada por lo de Vázquez, por algunos compañeros, no todos, no por Larrañaga, fue porque con algunos tenemos maneras diferentes de entender lo que significa hacer política. Algunos entienden que ser oposición es oponerse a todo y para mí pasa por otro lado. Hoy estoy en la oposición y la ciudadanía me otorgó ese lugar, pero oposición no significa estar cinco años pegando y poniendo palos en la rueda. Tenemos que insistir para que las cosas en las que creemos se pongan arriba de la mesa como parte de la agenda política. La gente está cansada de los políticos peleándose.

Me habla de construir pero los líderes blancos no fueron a la convocatoria de seguridad del presidente Vázquez.
No fueron y yo creía que tenían que ir, Larrañaga y Lacalle Pou. Es el tema más importante que tenemos en el país junto con la educación, sentarse en una mesa, no para la foto: ¿qué más importante que avanzar en ese tema?

¿Está preparada la oposición para ser gobierno? Larrañaga dijo que no.
Entiendo el concepto de Larrañaga. Una cosa es el Partido Nacional. Y el Partido Nacional está preparado. Tiene equipos. Se preparó toda la vida. Otra cosa es la oposición. Creo interpretar a Larrañaga cuando dice que hay que buscar determinados consensos de toda la oposición, que no significa perder identidad. Yo siempre voy a ser blanca, el Partido Colorado lo mismo e igual el Partido Independiente o quienes quieran estar.

Firmar acuerdos ahora, no un mes antes de las elecciones.
Ahí es donde tenemos que trabajar. El Frente viene haciendo todos los deberes para perder. Ahora, en la oposición, ¿estamos haciendo todo para que la gente vea que somos una alternativa?

¿No se convertirán en una colcha de retazos como le decían ustedes al Frente Amplio?
Pero han funcionado. El Frente, en esa colcha de retazos que construyó poder, tiene diferencias bastante más grande que las que podemos tener nosotros. Yo no pienso muy diferente de lo que piensa Pablo Mieres del Partido Independiente, y en muchos casos no pienso diferente a los colorados Pedro Bordaberry o José Amorín. De hecho, coincidimos en muchos temas. Y tampoco pienso muy diferente a algunos sectores del Frente. No pienso diferente a Rodolfo Nin Novoa. Lo que pasa es que Nin Novoa no puede hacer lo que piensa porque el Plenario del Frente no lo deja. Yo estoy en la vereda de enfrente de los radicales que tienen posturas filosóficas e ideológicas diferentes al país que yo pretendo. Hasta con Astori tengo visiones que pueden ser compartidas.

¿Ve al gobierno gestionando mal?
No lo veo en blanco o negro. Hay matices. Este gobierno, y Vázquez en particular, tiene el desgaste del ejercicio del poder y hubo hechos que ensuciaron a la fuerza de gobierno. Hubo incapacidad en la gestión y ANCAP es un ejemplo. El gobierno de Mujica desaprovechó el crecimiento económico que no vino acompañado de desarrollo social y por eso hoy tenemos más gente viviendo en la calle y eso lo recoció la ministra Marina Arismendi. Creo que el primer gobierno de Vázquez fue un buen gobierno.
¿Y este no?
Falta todavía, pero Vázquez no es el mismo, no tiene el mismo respaldo en la fuerza de gobierno.

¿Lo ve debilitado al presidente?
Veo a Vázquez bastante solo. Por eso hoy está buscando acercarse a su propia fuerza política. También Vázquez agarró un gobierno al que no le dijeron cómo iba a estar la situación, y eso es producto de la herencia de Mujica. Mujica nos hizo mucho daño.

¿A quién ve como rival político en el Frente Amplio?
No veo mucho.

¿Daniel Martínez?
Veremos qué hace en la administración municipal.

¿Raúl Sendic?
Lo resolverá la ciudadanía. Si yo fuera Raúl Sendic definitivamente desistiría de postularme. Lo digo con mucho respeto hacia Sendic.


Populares de la sección

Acerca del autor