ALUR compró avión para que trasladara al presidente pero Mujica nunca lo usó

El Cessna realizó 202 vuelos; Sendic lo usó más de 50 veces
A fines del año 2012, la empresa Alcoholes del Uruguay (ALUR), una subsidiaria de ANCAP, compró una avioneta para trasladar a los ejecutivos del grupo y también para que lo utilizara el entonces presidente José Mujica, según se argumentó en su momento para justificar la adquisición.

El actual vicepresidente Raúl Sendic -quien en aquel año presidía ANCAP y ALUR-, explicaba a los medios que la aeronave sería utilizada, entre otros, por el presidente de la República para trasladarse dentro del país o a lugares cercanos de la región. Para ir a departamentos del interior, Mujica utilizaba un helicóptero de la Fuerza Aérea.

"Estamos teniendo mucho gasto de alquiler de aviones privados, tenemos muchos viajes al interior en forma a veces insegura al ser por carretera y de noche, y viajes a lugares de la región que, con el cierre de PLUNA,se nos complican, sobre todo a Buenos Aires", dijo Sendic, según lo consignó Uypress

Sin embargo, según surgió de un pedido de acceso a la información que realizó El Observador a ALUR, el hoy senador Mujica nunca puso un pie en esa aeronave mientras que Sendic la utilizó 51 veces mientras fue presidente de ANCAP.

La aeronave bimotor Cessna 414 A llegó a Uruguay a fines del 2012 comprada por ALUR, una empresa de ANCAP que funciona bajo el derecho privado y a la que el gobierno del presidente Mujica apalancó fuertemente con inversiones que hoy son investigadas en la Justicia por sospecha de sobreprecio.

Sobre la compra del avión, la oposición, que presentó una denuncia contra ANCAP, la criticó al considerar que era un despilfarro de dinero.

La aeronave que fue adquirida por US$ 385 mil – el actual directorio de ANCAP quiere venderla y no encuentra comprador– realizó 202 vuelos entre enero de 2013 y febrero de 2017. En el detalle de la información solicitada se especificó que 58 de los vuelos fueron al exterior (Argentina y Brasil) y el resto a distintos puntos de Uruguay. Además de Sendic, que fue quien más utilizó el avión para trasladarse, otros jerarcas de distintos organismos utilizaron el Cessna.


En la lista de pasajeros remitida a El Observador aparece Mario Bergara, hoy presidente del Banco Central; Roberto kreimerman, exministro de Industria; Gonzalo Casaravila, presidente de UTE y Nelson Loustaunau, subsecretario de Trabajo. También viajaron en ese avión exjerarcas de ANCAP como Germán Riet, José Coya, Juan Gómez, Juan Máspoli y Ruben Barboza.

Cuando se compró el avión, el directorio de ALUR lo integraba, además de Sendic y Riet, el hoy senador Leonardo De León (Lista 711), pero él nunca utilizó el Cessna. El directorio de ALUR lo completaba Carlos Vázquez en representación de la petrolera venezolana Pdvsa, que tiene 10% de la compañía.

Las actuales autoridades de ANCAP intentan desde el año pasado desprenderse del Cesnna y lo ofrecieron a varios organismos del Estado que no le vieron utilidad y por tanto no se interesaron en el negocio.

En febrero pasado, el avión de ALUR, que se guarda en el aeropuerto Angel Adami de Melilla, sufrió roturas cuando un fuerte temporal afectó dos hangares, que al derrumbarse parcialmente golpearon la aeronave que empezó a ser reparada y desde entonces está fuera de servicio.

Según la información a la que accedió El Observador, el avión tenía el seguro vigente al momento del accidente con una cobertura de US$ 390.850.

De la evaluación primaria de los daños se reportaron abolladuras en la nariz del avión y en la aleta dorsal, roturas de winglets, afectación en la bota desheladora y en la pala de una de las hélices. Otros daños podrían ser detectados luego de una revisión más profunda tras desarmar el avión, según surgió del reporte del siniestro enviado al directorio de ALUR.

Sin respuesta por cláusula confidencial


El Observador consultó sobre el costo mensual que implica pagarle a los pilotos, junto al mantenimiento del avión Cessna y lo que hubo que desembolsar por el uso de aeropuertos y hangares.

Esos puntos no fueron respondidos por las autoridades por tratarse, según dijeron, de información amparada "en una cláusula de confidencialidad" del contrato firmado entre ALUR y ALABE Servicios Aéreos SRL, que es la empresa que tiene "la custodia" del avión.

Voló a Uruguay, Brasil y Argentina


El avión de ALUR que realizó 202 vuelos, utilizó los aeropuertos de Melilla y Carrasco en Montevideo; Salto, Rivera, Bella Unión, Paysandú, Artigas, Fray Bentos, Mercedes, Río Branco, Tacuarembó, Carmelo, Treinta y Tres, Paso de los Toros y Durazno para trasladar a jerarcas.

Fuera del territorio nacional, el Cessna aterrizó en los aeropuertos argentinos de: San Fernando, Rosario, Santa Fe, Resistencia, San Juan y Mendoza. A Brasil voló hasta Porto Alegre y Lontras.


Populares de la sección