Alzas y bajas de vértigo en la soja

En el escenario local la referencia por la oleaginosa disponible quedó en US$ 400/ton
Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

El mercado de soja es lo más parecido en estos días a una montaña rusa, con subidas y bajadas de vértigo, en función de ajustes en los pronósticos climáticos en EEUU.

El lunes los contratos intentaron rebotar y no pudieron, para sí hacerlo con fuerza entre martes y miércoles, cuando tuvieron la mayor suba para dos días desde principios de junio. Ayer jueves comenzaron despegando y sobre el transcurso de la jornada terminaron aterrizando.

Los modelos climáticos agregaron precipitaciones y eso hizo retroceder el mercado. En los días anteriores los mapas proyectaban prácticamente dos semanas con muy altas temperaturas y con precipitaciones por encima del promedio, lo que impulsó hacia arriba el mercado. Ya sobre la media mañana y el mediodía de ayer se ajustaron los pronósticos con algo más de agua y los fondos salieron a vender. Así, el contrato de julio 2017 –de referencia para la próxima campaña– llegó a subir hasta US$ 396 por tonelada para luego testear los US$ 380 por tonelada.

La referencia local por la soja nueva es de US$ 360 por tonelada.

La volatilidad en la soja confirma lo ajustado que se ve el balance de oferta y demanda en ese país. Cualquier restricción a nivel de rendimiento de la oleaginosa puede dejar la relación stocks-consumo en zona de riesgo y por eso el mercado oscila tan fuerte en función de los pronósticos.

El martes el Departamento de Agricultura de EEUU aumentó su proyección de producción de soja 2016/2017 para ese país en función del ajuste al alza en la estimación de área sembrada. Las correcciones en los pronósticos de stocks estuvieron dentro de lo esperado por lo que el mercado continuó enfocado en el clima.

En el mercado local hubo referencias que se acercaron hasta US$ 410 por tonelada para la soja disponible para luego retroceder por debajo de los US$ 400. En el caso de la soja nueva este jueves pudo haber valores –en los máximos en Chicago- que pudieron aproximarse a los US$ 380 por tonelada para luego bajar hasta US$ 360 por tonelada.

Populares de la sección