Ambientalistas de Gualeguaychú en alerta ante nueva planta de UPM

Dicen que implicará "otra agresión" al río Uruguay

El anuncio del presidente Tabaré Vázquez respecto a que la nueva planta de celulosa de la empresa UPM se instalará cerca de Paso de los Toros, entre el río Negro y la Ruta 5 en un área delimitada de 25 kilómetros de radio, causó preocupación en la Asamblea Ambiental Ciudadana de Gualeguaychú.

El miércoles, apenas 24 horas después de la novedad dada por Vázquez, integrantes de esa organización se manifestaron con pancartas contra la pastera en el acto por la Independencia que se celebró en el consulado uruguayo en Gualeguaychú.

La instalación de la primera planta de UPM (originalmente Botnia) en la ciudad Fray Bentos generó un duro conflicto binacional entre Uruguay y Argentina (que en ese momento era gobernada por el kirchnerismo) que llevó a que la Asamblea Ambiental Ciudadana de Gualeguaychú mantuviera bloqueado entre noviembre de 2006 y junio de 2010 el puente General San Martín, que une la capital de Río Negro con la zona de Puerto Unzué en Gualeguaychú. La planta comenzó a operar a fines de 2007, durante el primer gobierno de Vázquez.

Ante el anuncio oficial sobre la instalación de una nueva planta de UPM, los ambientalistas de Gualeguaychú miran con desconfianza el proceder del gobierno uruguayo pero no han evaluado "ningún tipo de medida ni parecida al corte del puente", dijo ayer a El Observador el integrante de esa organización, Martín Alazard.

"Los efluentes de la tercera planta van a ir al río Negro, que es afluente del río Uruguay, y van a desembocar a 35 kilómetros del emisor de la planta de Fray Bentos por lo que indudablemente se va afectar la calidad del agua del río Uruguay", afirmó Alazard.

El activista expresó que a la Asamblea Ambiental Ciudadana de Gualeguaychú le "preocupa esta nueva agresión", razón por la que pedirán información al respecto al gobierno argentino.

"Con pinzas"

El martes, Vázquez dio a conocer la zona donde se instalará la próxima planta de UPM. El presidente informó que el día anterior había transmitido la información a su par argentino, Mauricio Macri, en una conversación telefónica. "La recepción fue excelente, muy buena, y hemos acordado que no van a existir inconvenientes por parte de Argentina ante la instalación de este nuevo emprendimiento", destacó el mandatario.

Pero los ambientalistas de Gualeguaychú tienen reparos. "Lo que dijo Vázquez respecto a lo que le dijo Macri por teléfono nosotros lo tomamos con pinazas. Vázquez ha sido muy astuto en sus manejos y hay que recordar que en 2007 habilitó la planta de Botnia y rato antes había estado negociando con (Néstor) Kirchner", criticó Alazard.

Inversión total de US$ 5 mil millones

El gobierno anunció el mes pasado que la instalación de una nueva planta de UPM (la segunda de esa firma y la tercera en Uruguay) implicará una inversión total de unos US$ 5 mil millones, de los cuales UIS$ 4 mil millones serán aportados por la empresa y los US$ 1 mil millones restantes por el Estado. Con ese dinero se realizarán las obras de infraestructura necesarias para la operativa de la planta.


Populares de la sección