Ambulancias tendrán custodia policial en llamados de riesgo

Ministerio del Interior firma protocolo de seguridad

Si bien el protocolo de seguridad en la escena de atención médica extrahospitalaria está vigente desde marzo de 2014, el Ministerio del Interior no había participado en la firma del documento. Hoy, a casi tres años de esa primera versión, la cartera de seguridad se sumará al protocolo y oficializará su ayuda en aquellas ocasiones en las que los equipos médicos necesiten del accionar policial.

"El tema de la seguridad nos interesa a todos y es tan complejo que si no nos sumamos todos, es imposible tener soluciones", dijo a El Observador el dirigente del Sindicato Médico del Uruguay (SMU) Gustavo Grecco. Hasta el momento, la Policía formaba parte de aquellos operativos en los que el equipo médico estaba en riesgo, pero no estaban obligados a hacerlo siempre.

"Para nosotros era importantísimo que el Ministerio del Interior participe", señaló a El Observador el director técnico de UCM, Jorge Díaz. Según el especialista, las emergencias móviles "no entraban a determinadas zonas si no conseguían el apoyo del 911", por lo que la participación de la cartera de seguridad en el protocolo "ratifica lo que se viene trabajando desde 2014".

De hecho, el Ministerio del Interior anunció en su página web que participará en la firma y señaló: "el objetivo de este protocolo será brindar la mejor asistencia a la población, en las mejores condiciones de seguridad para el equipo asistencial, el usuario y su entorno familiar".

Además, Grecco destacó que trabajaron con la cartera de seguridad para crear el documento en 2014, pero no habían logrado oficializar el accionar policial. "Hemos tenido muchas reuniones incluso con el ministro y con el subsecretario (...) y ponernos todos de acuerdo ahora nos parece que es una señal política importante", afirmó.

El documento establece cómo clasificar los llamados, define cuáles son las situaciones de peligro, en qué circunstancias se enviarán móviles, las medidas de seguridad que se deben tener en cuenta y cuáles serán las respuestas en las zonas de riesgo. "Esta movida busca que todos nos pongamos de acuerdo en cuáles son las condiciones mínimas o cómo actuar ante la inseguridad", sostuvo Grecco.

"El protocolo no estigmatiza lugares a los que no vamos, sino que se limita a circunstancias", señaló Díaz. El especialista dijo que hay "llamados banales" que postergan, por ejemplo, si el usuario llamó de noche y se encuentra en una zona que puede poner en riesgo al equipo médico. "Banal es una fiebre, ahí les pedimos que se desplacen a una de nuestras policlínicas o los vamos a ver de mañana", agregó.

Por otra parte, Grecco hizo hincapié en que este documento les da "respaldo legal", porque "no es poca cosa que agredan una ambulancia, pero tampoco es poca cosa que la asistencia no llegue".

El documento fue firmado por representantes del SMU, de ASSE, de la Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP), de la Federación Uruguaya de la Salud (FUS), de la Cámara de Emergencias Móviles y de 1727 Emergencias.



Agresiones y peajes

El director técnico de UCM, Jorge Díaz, dijo a El Observador que "es frecuente" que el equipo médico deba pagar "peajes" para poder llegar al paciente. "El cobro más frecuente son los cigarros, si no los $10, los $50, los $100", señaló. Además, dijo que hay situaciones de riesgo que son difíciles de predecir, porque la inseguridad está en el entorno del paciente. "A veces llegaste y el hijo está armado", señaló. El protocolo de seguridad busca disminuir ese tipo de situaciones.




Populares de la sección