América del Sur saldrá de la recesión en 2017, según BBVA

El banco prevé un crecimiento de 1,3% para Uruguay este año, en un escenario global de incertidumbre
La economía de América Latina volverá a crecer moderadamente en 2017 luego de cuatro años de contracción, según un pronóstico del BBVA presentado este jueves por los economistas Juan Ruiz (jefe de BBVA Research para Latinoamérica) y Gloria Sorensen (economista de BBVA Research para Argentina y Uruguay).

Según proyecta el banco español, América del Sur crecerá 1% este año, cortando una racha negativa de cuatro años pero aún bastante por debajo de una economía mundial que se prevé acelerará su expansión, creciendo 3,2% en 2017. Para el caso de Uruguay, el BBVA estima que saldrá del estancamiento y crecerá 1,3% este año, una décima por encima de lo previsto para este año (1,2%). Para el 2018 el crecimiento proyectado es 2,6%, bajo la hipótesis de que se concrete la instalación de una nueva planta de UPM.

Este quiebre en la tendencia general del continente se da dentro de un escenario global pautado por dos pilares: por un lado, una mejora en los indicadores de confianza de la mano del crecimiento de la economía global; por otra parte, la incertidumbre respecto a las medidas que implementará el nuevo gobierno de Estados Unidos, la principal economía del mundo.

En ese sentido, Ruiz afirmó que es difícil pronosticar cuál será el impacto del estímulo fiscal prometido por la nueva administración. En una economía que viene creciendo, con un aumento de la confianza y una disminución del desempleo, los estímulos fiscales podrían acelerar la inflación, advirtió el economista. Eso obligaría a la Reserva Federal (Fed) a subir aún más sus tasas de interés, con efectos perjudiciales en las economías latinoamericanas.

El BBVA prevé que la Fed aumente la tasa de interés tres veces en el correr de 2017. Para el año que viene, en cambio, se esperan dos aumentos. Además de las dudas respecto a lo que hará la FED, Ruiz dijo que es imposible saber el alcance de las medidas proteccionistas anunciadas por el gabinete de Donald Trump. "Hay mucho dato, pero también mucha incertidumbre", concluyó el economista.

Predicciones para Uruguay

Gloria Sorensen destacó que si bien Uruguay sigue el ciclo de América Latina, el país "se ha desacoplado relativamente" y, en los años de recesión generalizada, logró un crecimiento sostenidamente positivo.

Para apuntalar su crecimiento, la economista planteó que el país debe apostar a la inversión y a una mayor productividad.

Dejando atrás "los años dorados", impulsados por los precios de las materias primas, ahora el crecimiento deberá venir "desde adentro", indicó Sorensen.

La economista se refirió también al protagonismo que tomó el tipo de cambio en el escenario económico local y regional, e indicó que en Uruguay se va a depreciar a un mayor ritmo que la inflación, abaratando los costos en dólares y mejorando la competitividad del país.

La inflación, según pronosticó la economista, cerrará el año a 8,4% y es poco probable que llegue a los niveles pretendidos por el gobierno. "No vemos una baja que converja en el rango meta en 2018", concluyó Sorensen. El gobierno se había propuesto llevar la inflación a un rango de entre 3% y 7%. En 2016 los precios aumentaron 8,1%.