Analista dijo que mercado de soja "está en manos de especuladores"

Experto aseguró ya no habrá una suba persistente del precio de la oleaginosa

Por Pedro Silva, enviado a Mercedes

El analista de mercados brasileño Pedro Dejneka aseguró ayer que la suba persistente de la soja que se dio dos meses atrás "ya no se dará más" porque estaba basada en un pronóstico de sequía por la llegada de La Niña que se diluyó. Dejneka aseguró que el mercado de la soja "está en manos de los especuladores", agregó que la volatilidad de precios continuará y aseguró que "la demanda está, pero estable".

Al disertar en el cierre de la XX Jornada Anual de Actualización Técnica en soja de Barraca Erro, que se desarrolló en el teatro 28 de Febrero en Mercedes, Soriano, Dejneka preguntó al público si alguno sabía "cuál será el precio de la soja", pero nadie respondió. "Si algo (de lo que diga) no se cumple, no será culpa mía", acotó despertando risas de un auditorio que lo siguió con atención e interés.

Dejneka, un analista de AgResource LATAM Inc y Agr Brasil, recordó que los precios de la soja comenzaron a subir al influjo de "la amenaza de ingreso de una masa de aire caliente en el verano de EEUU, además de una fuerte demanda" de China. "Pero eso cambió" porque el pronóstico de la llegada de La Niña se diluyó y "y ahora es diferente. El mercado está en manos de los especuladores, que apenas la soja sube de precio, venden".


El mercado está en manos de los especuladores, que apenas la soja sube de precio, venden".

El analista brasileño, que reside y trabaja en Chicago, EEUU, recordó luego que los cultivos "están muy bien" en la actualidad, aunque enfrentan "cuatro semanas críticas. Y los precios pueden subir, pero es difícil que superen los US$ 12 por tonelada". Agregó que, salvo que haya 10 días secos y calientes, "será difícil que los precios suban" de la soja, como lo venían haciendo.

La expectativa actual de la zafra sojera de EEUU abarca 33,9 millones de hectáreas plantadas, ya existe una estimación de rendimiento de 3,2 toneladas por hectárea y se calcula una producción de 107 millones de toneladas, con un stock final de 6,4 millones de toneladas, repasó Dejneka. Agregó que "si hay un clima bueno en agosto próximo" y la producción sube a 112 millones de toneladas, con 13,4 millones de toneladas de stock final, "volveremos a los precios que hubo entre setiembre de 2015 y marzo pasado", antes del inicio de una tendencia alcista.

De cualquier manera, Dejneka adelantó que "una demanda fuertísima de soja (proveniente de China), aunque no tan fuerte como tiempo atrás, ayudará a mantener los precios" de la oleaginosa.

El analista brasileño pidió a los que eran productores que levantaran la mano y les preguntó si habían vendido soja "a 11", pero solo uno levantó la mano. "Es muy humano. La actividad productiva es de alto riesgo financiero. Es natural que no vendan", remarcó, y subrayó que "hay que tener la mejor información siempre".

"Hay demanda (por la soja) y hay que aprovechar las oportunidades", dijo Dejneka, y trazó un panorama del mercado de la exportación al decir que EEUU "necesita exportar mucha soja para cubrir los compromisos ya asumidos", en alusión a que si bien tendrá otra cosecha récord, la demanda sigue firme.