Analistas esperan menor inflación y mayor salario real por dólar más bajo

Poder de compra está en centro del debate sindical y proyección más optimista alivia tensiones

La baja del dólar en los últimos meses no solo llevó a los analistas a revisar a la baja sus expectativas sobre la evolución del tipo de cambio para lo que resta del año sino, además, alivió las previsiones de inflación. Con una perspectiva más optimista sobre el devenir de los precios, los expertos también perciben que el salario real podría tener este año un incremento mayor al esperado meses atrás.

La Encuesta de Expectativas Económicas de El Observador –realizada entre el 22 y el 28 de julio– prevé que el dólar cierre el año en $ 33,3, más de un peso por debajo de lo que esperaban los analistas el cierre de junio. Estas proyecciones vienen en caída desde marzo de este año, cuando la mediana de los expertos preveían una cotización de $ 36,2 para el fin de 2016.

En los últimos meses, los analistas pasaron de prever un incremento del tipo de cambio para este año similar al de 2015 –cuando el dólar subió 22,9%– a una tasa más parecida a la inflación –la nueva proyección implica un aumento de 11,2% en la cotización–.

El dólar es un factor significativo que incide sobre la evolución de los precios. Una suba más moderada del tipo de cambio se traslada directamente a una menor presión inflacionaria a través de los bienes y servicios que compiten con el exterior.

Durante el último mes, las expectativas de inflación para el cierre de este año de la mediana de los analistas particulares, empresas consultoras, centros de investigación académica e instituciones financieras relevadas por El Observador pasaron de 10,4% a 10%. Se trata de la primera vez que los expertos reducen sus perspectivas de inflación para 2016 desde la primera edición de la encuesta, en setiembre del año pasado.

Si bien las perspectivas respecto a los salarios no cambiaron, el menor aumento previsto de los precios lleva a un incremento más acelerado de la capacidad de consumo de los uruguayos. De este modo, mientras que en junio los expertos preveían para este año un aumento del salario real de 0,5% para este año, el último sondeo arrojó una mediana de 1%.

De concretarse el escenario previsto por los economistas, el aumento del poder de compra de los trabajadores se aceleraría respecto al crecimiento de 0,4% registrado en el último año y aliviaría la presión del movimiento sindical sobre las pautas salariales que en las últimas semanas fueron motivo de disputa con el Poder Ejecutivo.

Respecto al crecimiento de la economía, la mediana de los expertos prevé una contracción de la actividad de 0,2% este año y un repunte de 0,6% en 2017.

Embed



Populares de la sección